Lo Decimos En Cinco Párrafos

PRESTANOMBRES DE FÉLIX CORROMPE A JUECES

Redacción/Sol Quintana Roo

Rodolfo Rosas Moya, conocido prestanombres del exgobernador Félix González Canto, corrompe a jueces para que fallen en su favor y hasta ordenen la detención de sus enemigos, como fue el caso de Fernando Eugenio Barbachano, con quien mantiene una disputa por los hoteles Mayaland, ubicado en Chichén Itzá, y The Lodge, también en Yucatán.

A través de un cobro de favores, González Canto y su alfil lograron que la jueza de Control de Primera Instancia del Distrito Judicial de Cancún, Gina Dianela Canul Solís, girara una orden de aprehensión contra Fernando Eugenio Barbachano Herrero y sus hijos, John Patrick y Carolina Marie Barbachano Perschbacher, por el delito de fraude.

Esto, luego de meses de disputa por los inmuebles de alta plusvalía, los cuales pertenecen a Barbachano Herrero y de los que Rosas Moya ha tratado de apropiarse valiéndose de toda clase de estrategias, desde argucias legaloides hasta grupos de choque llevados desde Quintana Roo.

Sin embargo, dicha orden de aprehensión fue suspendida por otro juez federal, el pasado 4 de octubre, por lo que Rosas Moya recurrió a filtrar el oficio (dirigido al al director de la Policía Ministerial de Quintana Roo y firmado por el fiscal adscrito a la Fiscalía Especializada en Delitos Patrimoniales) por WhatsApp, en un acto más de desesperación y cobardía, para tratar de arrebatar a la familia Barbachano de sus propiedades.

Y aunque el empresario ha solicitado el apoyo de las autoridades y hasta la intervención del gobernador Mauricio Vila, estos simplemente han optado por ignorarlo, convirtiéndose en cómplices del intento de despojo.

Deja un comentario