LA MAFIA PETROLERA 

*Para cubrirse voló ductos para desviar la atención de los investigadores curiosos: Tras varios atentados con explosivos culpó a “la guerrilla” y en otros incendios se quejó de supuestos aprendices de huachicoleros, quienes, por carecer de conocimientos, habrían provocado estallidos

Redacción | La Opinión de México | Sol Quintana Roo | Sol Yucatán | Sol Campeche

(Segunda de siete partes)

Ciudad de México.- Se dice que la mafia petrolera -federal y sindical- aparentemente para cubrirse, voló algunos ductos para desviar la atención de los investigadores curiosos: tras varios atentados con explosivos culpó a “la guerrilla” y en otros incendios se quejó de supuestos aprendices de huachicoleros, quienes, por carecer de conocimientos, habrían provocado estallidos.

Obviamente, los vecinos temían por los rumores de “guerrilla”, pero protegían a los ladrones de combustible y más cuando comenzó a beneficiarse la gente cercana a los puntos de “ordeña”, se le obsequiaba gasolina hasta para venderla a mitad de precio.

Muchas veces se intentó profundizar en las investigaciones sobre el huachicoleo, pero los agentes federales siempre se presentaban ante las autoridades de Pemex y eran desorientados una y otra vez, pues preguntaban por el saqueo…a los organizadores del mismo.

De hecho, los ladrones de cuello blanco les prestaban hasta transportes a los comisionados, para que hicieran sus pesquisas y les proporcionaban alimento y hospedajes, pero el resultado era nulo…

Pero en ocasiones los detectives se daban cuenta de la realidad y eran sobornados para que sus reportes no fueran alarmantes para el gobierno.

En otros casos eran los mismos trabajadores petroleros los que amenazaban con “hablar” y algunos pagaron con su vida el atrevimiento. El famoso periodista Manuel Buendía Téllezgirón, (asesinado a tiros por la espalda, en la Zona Rosa de la ciudad de México, el 30 de mayo de 1984), informó en su columna “Red Privada”, que se publicaba en 40 periódicos, que “En realidad,   los líderes petroleros manejarán este año más de 90,000 millones de pesos, unos 615 millones de dólares en 1983.

“Una élite de 50 individuos tal vez, pero inmensamente ricos, incontrolablemente poderosos e inefablemente corrompidos, que impone o quita alcaldes, escoge diputados locales, condiciona la suerte de congresistas federales, veta a gobernadores y cree tener ya la fuerza suficiente para decidir una elección presidencial.

Deja una respuesta

Botón volver arriba