JULIÁN ZACARÍAS, SUPERADO POR LA INSEGURIDAD EN PROGRESO

*El puerto está hecho una tragedia, en el abandono. Lo más grave es el tema de seguridad que ya rebasó al alcalde

*A Julián Zacarías todo se le resbala. Está respaldado y tiene la protección de Mauricio Vila para hacer lo que quiere, ya que la relación entre ambos data de años atrás

*Después de la pandemia vino la extorsión: El Ayuntamiento cobró un derecho de piso de 20 mil pesos para poder reabrir restaurantes y bares. Por supuesto, para estos cobros no entregaron recibos

Redacción/Sol Quintana Roo

Yucatán.- Si alguien puede dar lecciones de inmoralidad es el actual Ayuntamiento de Progreso, que encabeza Julián Zacarías. Progreso está hecho una tragedia, en el abandono, con un bacheo pésimo por doquier y grave inseguridad.

Las dos últimas administraciones, la de José Cortés Góngora y la de Julián Zacarías, son espantosas. Es absurdo lo que hacen para justificar el desvío de fondos. Un claro ejemplo son las constantes “remodelaciones” al malecón, que solo son pretexto para romperlo y rehacerlo a cambio de millonarios contratos con empresarios amigos.

Lo más grave es la crisis de seguridad que atraviesa Progreso. La delincuencia aumenta cada día y como ejemplo está el fraccionamiento Flamboyanes, donde viven muchos foráneos que siembran la zozobra. La gente tiene miedo de salir sola.

En Progreso es muy fácil que a cualquier persona le allanen su casa, le siembren droga y la detengan. Ni los de la tercera edad se salvan y son los mismos agentes policíacos quienes atemorizan a los progreseños.

Como muestra está el caso ocurrido meses atrás, cuando un vecino de la zona fue sospechoso de ser narcomenudista y mientras se encontraba en su casa, con su esposa e hija, fue “levantado” por la policía y se lo llevaron. Todo ocurrió delante de ellas. En la noche, los policías regresaron a la vivienda para informar a la esposa que su marido había muerto de un paro cardíaco.

Otro caso fue el del excomandante titular de la policía municipal de Progreso, Emilio Raúl Caamal Gutiérrez, quien fue destituido luego de haber sido protegido por Julián Zacarías.

Cometía acciones arbitrarias a través de elementos a su cargo, como extorsiones, levantones, operación de clandestinos, venta de drogas, tortura, atropellos, amenazas, detenciones ilegales. Operaba con impunidad porque contaba con la protección total del Presidente Municipal.

Estas acciones han rebasado a las propias autoridades, dado el actuar temerario del comandante policíaco, quien fue señalado de agredir a una familia, por lo que varias personas salieron en su defensa y detuvieron a Caamal Gutiérrez con la intención de lincharlo, a ese grado ya llegaron las cosas en el puerto, que los mismos elementos policíacos tuvieron que rescatarlo de la gente enfurecida.

Tras este hecho, los policías llevaron a Caamal Gutiérrez a la comandancia de Mérida, fue cuando Julián Zacarías Curi no tuvo opción y se vio obligado a destituirlo del cargo, argumentando “cambio en la estrategia en materia de seguridad”, pero sin precisar los motivos.

La policía, en lugar de proteger a los ciudadanos, los extorsiona. Incluso hay quienes dicen: “La policía de aquí, lejos de hacernos sentir seguros, nos asusta más que los supuestos delincuentes que agarran”.

Sin embargo, a Zacarías todo esto se le resbala. Está respaldado y tiene la protección de Mauricio Vila para hacer lo que hace, ya que la relación entre ambos data de años atrás.

Los progreseños repudian el derroche de dinero que hace por su imagen, mientras la inseguridad en el puerto crece como nunca antes.

Otra acción criminal de Julián Zacarías fue sacar a los vendedores ambulantes del Malecón de Progreso para poner a su propia gente.

Después de la pandemia vino la extorsión: El Ayuntamiento se aprovechó de la vulnerabilidad de los comerciantes y cobró un derecho de piso de 20 mil pesos para poder reabrir restaurantes y bares. Por supuesto, para estos donativos no entregaron recibos.

No cabe duda que Progreso no confía en Julián Zacarías, pero no tienen elección, pues mientras él sea protegido de Mauricio Vila, todo seguiría siendo una mafia y un régimen de corrupción.

Deja una respuesta

Botón volver arriba