INTENTÓ ENGAÑAR A LA JUSTICIA

*Jorge Portilla Mánica, con firmas falsas, buscó burlar y protegerse con un amparo ante cualquier privación de la libertad

*Temeroso, el pasado 29 de enero ingresó la demanda de amparo indirecto en los juzgados federales de Cancún. El Juzgado Cuarto fue el encargado de resolver su juicio de garantías

*No obstante, el pasado 19 de febrero, el juzgado federal le advirtió sobre probables firmas falsificadas en su escrito de demanda, porque: “existen notorias diferencias, lo que hace dubitativa la autenticidad de las mismas…”

Redacción/Sol Quintana Roo

Tulum. – Jorge Portilla Mánica, el llamativo terrateniente de Tulum, quedó desprotegido por la Justicia de la Unión, la cual le advirtió falsedad de firmas en una demanda de amparo que tramitó, con el que buscó evitar alguna orden de detención, presentación y arraigo por probables delitos cometidos durante su trayectoria como político.

El controvertido personaje público de origen tabasqueño que se ha obsesionado con la presidencia del municipio de Tulum, le fue negado un amparo indirecto en sentencia definitiva, porque el Juzgado Cuarto de Distrito le sobreseyó el juicio de garantías dentro del expediente 129/2024, relacionada con falsedad de firmas en el escrito de demanda inicial.

El ahora servidor público de Movimiento Ciudadano tramitó el denominado “amparo buscador” y señaló a diversas autoridades relacionados con la seguridad pública e investigación criminal, para protegerse ante cualquier privación de la libertad.

Portilla Mánica, temeroso, el 29 de enero pasado ingresó la demanda de amparo indirecto en los juzgados federales de Cancún. El Juzgado Cuarto fue el encargado de resolver su juicio de garantías.

Pero el citado órgano jurisdiccional le previno, es decir, le solicitó enmendar su demanda de amparo indirecto por lo irregular que le pareció al juez de distrito: “A) Manifieste bajo protesta de decir verdad, la fecha en que tuvo conocimiento del acto reclamado. B) Si ha promovido algún juicio o medio de defensa diverso contra el acto reclamado o alguno relacionado; en su caso, deberá precisar cuál fue este, ante qué autoridad se promovió, en qué estado se encuentra, el número de expediente y todos los datos que permitan identificar ese juicio o medio de defensa”.

De ese tamaño eran las inconsistencias de Portilla Mánica al buscar la protección de la justicia federal.

No obstante, lo más grave salió a relucir en un acuerdo dictado el 19 de febrero pasado cuando el juzgado federal le advirtió sobre probables falsas firmas en su escrito de demanda, porque: “existen notorias diferencias, lo que hace dubitativa la autenticidad de las mismas, a efecto de corroborar la autenticidad de las firmas plasmadas en dicha demanda y ocurso (…) tramítese de oficio el incidente de falsedad de firmas respectivo. En tal virtud, se ordena de manera oficiosa el desahogo de la prueba pericial en materia de caligrafía y grafoscopía”.

Pese a esto, el juez federal, haciendo uso del denominado buen derecho en la suspensión del acto reclamado, es decir, de buena fe, le otorgó una suspensión provisional contra cualquier detención. Para esto, Portilla Mánica desembolsó la cantidad de 20 mil pesos en garantía.

LA JUSTICIA FEDERAL NO LE CREYÓ A JORGE PORTILLA

Jorge Portilla Mánica señaló a diversas autoridades responsables en este juicio de amparo. Señaló, de manera irrisoria, hasta a agentes de tránsito de los municipios de Tulum, Solidaridad y Benito Juárez que le pudieran privar de su libertad.

Dentro del expediente que se ha consultado, llamó la atención que también señaló como autoridad responsable a la Fiscalía Especializada en la Investigación de Robo de Vehículos del estado de Quintana Roo; asimismo, a la Fiscalía General de la República.

De esta manera, el 12 de marzo se celebró la audiencia incidental que resolvió todo el fondo del asunto. Sobre las firmas falsas, nunca se pudo comprobar su autenticidad.

El pasado 17 de abril el órgano jurisdiccional extinguió el juicio de amparo con el sobreseimiento y la negativa de otorgar cualquier suspensión definitiva contra el acto reclamado de privación de la libertad.

Actualmente, Jorge Portilla Mánica, como servidor público de MC, no cuenta con ninguna protección especial, por lo que en cualquier momento podría ser detenido, luego de haber pasado por varios partidos políticos en Tulum y haber ocupado varios cargos públicos, como recientemente fue la Secretaría General de ese ayuntamiento.

Deja un comentario