IMPERA EL NEPOTISMO EN PUERTO MORELOS

*Con la venia de la presidenta con licencia, Laura Fernández Piña, se vive el colmo del favoritismo, pues la familia Alvarado Crespo, le exprime casi 110 mil pesos mensuales a la nómina del DIF municipal

Redacción/Sol Quintana Roo

Puerto Morelos.- El análisis de la nómina municipal revela que el nepotismo está a su máximo esplendor, comenzando por una de las más sensibles direcciones que es el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

Yamili Alvarado Crespo, quien también es ex regidora y hoy directora del DIF Puerto Morelos, actualmente con licencia para operar la campaña a favor de Blanca Merary Tziu, tiene en los principales cargos de la instancia a su cargo a sus familiares, a quienes les tiene dado los mejores sueldos y puestos, dejando sin posibilidad de crecimiento a empleados con una larga trayectoria dentro de la dependencia.

Tiene en nómina en calidad de “aviador” a su propia madre, la señora Clara María Crespo Tun, de quien todo Puerto Morelos tiene conocimiento de ser una ama de casa, pero en el DIF eroga un salario quincenal de 7 mil 359.50 pesos.

Con un sueldo de 23 mil 935.58 pesos quincenales, tiene colocado a su padre, el señor Mario Humberto Alvarado Villareal.

Mientras que, a su hermana Yamili Rubí Alvarado Crespo, se le pagan 16 mil 167.39 pesos. Sumando solo entre ellos dos, poco más de 40 mil pesos quincenales en un claro ejemplo de nepotismo familiar.

En documento otorgado por la Dirección de Recursos Humanos de la Oficialía Mayor del municipio de Puerto Morelos, se puede ver como en el colmo de los colmos, el estipendio alcanza a dos hermanos más, su esposo, un cuñado, dos cuñadas, una tía y dos sobrinas.

Con su esposo José Eduardo Cruz Antonio, se erogan 4 mil 428.48 pesos.

Con este mismo salario tiene registrada a su sobrina Laura Patricia Cámara Crespo, quien ni siquiera radica en el municipio más nuevo de Quintana Roo, y si en Los Cabos, Baja California.Siendo ella quien maneja ambas tarjetas de nómina.

El tercer salario más alto a razón de 9 mil 287.52 pesos quincenales, se lo tiene asignado a su hermano Mario Geovani Alvarado Crespo, mientras que la esposa de este, Lucero Guadalupe Sulub May, y cinco familiares más, las tiene contratadas por la misma cifra que a su madre, 7 mil 359.50 pesos.

Los cinco familiares tasados en el orden de los 7 mil 359.50 pesos quincenales son: Pablo Nicolás Alvarado Crespo (hermano), Mildret Judith Kauil Yam (cuñada), Jesús Antonio Hernández López (cuñado), Teresita de Jesús Crespo Tun (tía), y Elizabeth Ruiz Alvarado (familiar en carácter desconocido).

Otro de los beneficiarios del nepotismo es el suegro de Yamili, el señor Sabas Cruz Zavala, quien sin el menor esfuerzo gana 7 mil 359. 50 pesos en la misma oficina que está creada para apoyar a las personas más vulnerables.

En su paso dentro de la política local, habiendo iniciado su carrera en 2016 en las filas de Morena, y habiendo encabezado el Comité Directivo Municipal del Verde Ecologista en 2020, Yamili Alvarado Crespo ya declaró alguna vez que su compromiso es “dignificar la política”, palabras que quedan en duda viendo su actuar como directora del DIF donde exprime 109 mil 763.95 pesos quincenales, al favorecer directamente a 12 miembros de su familia.

“La política no debe ser un campo minado donde intereses particulares destrocen los intereses generales”, recalcó hace poco más de un año ante militantes del Verde, reafirmándoles su compromiso “de no anteponer jamás mis intereses personales al bien común”.

Habría que preguntarle al personal del DIF puerto morelense con años de trayectoria en dicha instancia municipal, si creen en la honestidad de sus palabras.

Como educadora, es una vergüenza, por lo que siempre se le ve tratando de convencer a la sociedad puerto morelense, para que la sigan en su campaña a favor del actor político del momento, a quien ella considere la presunta ganadora en los próximos comicios, en este caso a Merary Tziu, pues si en algo es buena, es en luchar por no soltar, el hueso con sabor a erario público.

Hasta el cierre de esta edición también se sabe que un grupo de abogados independientes están elaborándolas denuncias correspondientes ante las autoridades competentes para fincarle responsabilidad por el descarado desvío de recursos públicos y daño a la hacienda pública. Esperemos estos aviones no tomen vuelo para perderse.

Deja una respuesta

Botón volver arriba