Guanajuato: la geografía del Cártel Santa Rosa de Lima

El Cártel de Jalisco incursionó en Guanajuato enviando como punta de lanza a “El Amarillo”, quien también tenía a su cargo los estados de Jalisco y Michoacán

Ricardo Ravelo/Corresponsalías Nacionales/Grupo Sol Corporativo

(Cuarta de cinco partes)

Guanajuato. — Los informes establecen que sus operadores financieros responden a los nombres de Efraín y Raymundo Labrada, identificados por las autoridades como tíos de “El Marro”, quienes son señalados de lavar el dinero que aún obtiene la organización por el robo de combustibles. Además, un personaje apodado “El Bachicha” —cuyo nombre es Santiago González Martínez, esposo de Lizbeth Yépez— es considerado un operador relevante en el grupo criminal.

Según los informes de la FGR, en el organigrama criminal del cártel también está identificado Juan Manuel Anaya, Artemio Espinoza, “El Temo”, Melchor Jamaica, Eusebio Gutiérrez, “El Titis”, José Alejandro Jamaica, Heriberto Aguilar, José Efraín Lara, Serafín Lara, “El Guayabo”, Gilberto Lara y Jonathan Prudencio Portillo.

La geografía que cubre el Cártel Santa Rosa de Lima se reduce, por ahora, al estado de Guanajuato: su influencia está muy marcada en los municipios de Celaya, Salamanca, Santa Cruz, Juventino Rosas, Irapuato, Valle de Santiago y Villagrán. En estas demarcaciones se han incrementado los homicidios dolosos debido a la guerra que mantiene con el Cártel de Jalisco.

El Cártel de Jalisco incursionó en Guanajuato enviando como punta de lanza a José Luis “M” —conocido como “El Amarillo”—, quien también tenía a su cargo los estados de Jalisco y Michoacán. Pero fue detenido en el municipio de La Piedad.

Los primeros brotes de la guerra entre el CJNG y el de Santa Rosa de Lima aparecieron en 2017. En ese año, el grupo de “El Mencho” decidió meterse a Guanajuato a pelear por cuantioso botín que significaba el robo de gasolinas.

El Cártel de Jalisco, según datos de la Secretaría de Seguridad Pública, ya operaba ese negocio desde antes del 2017 en los estados de Puebla y Veracruz, cuando ambas entidades eran gobernadas por el Partido Acción Nacional (PAN). En Veracruz —entidad que gobernó de 2016 a 2018 el panista Miguel Ángel Yunes— operaban “Los Bukanas”, una extensión de Los Zetas, primer cártel que incursionó en la llamada de “ordeña” de ductos.

Cuando decidió entrar a Guanajuato, “El Mencho” colocó como operador a Francisco Cerda Guillén, conocido en el mundo criminal como “El Señor de la Silla”. Este se enfrentó al cártel de “El Marro” y así empezó la guerra.

Deja un comentario