Guanajuato: guerra contra el Cártel de Jalisco

La Fiscalía General de la República y la Secretaría de Seguridad Pública Federal, con base en sus investigaciones, lograron armar el rompecabezas del cártel Santa Rosa de Lima

Ricardo Ravelo/Corresponsalías Nacionales/Grupo Sol Corporativo

(Tercera de cinco partes)

Guanajuato. — La Comisionada de la Unidad de Análisis y Estrategia para la Seguridad Ciudadana de Guanajuato, Sophia Huet López, en una declaración pública, detalló con estas palabras las propiedades aseguradas a “El Marro”:

Son residencias muy lujosas, muy distintas a las que uno esperaría ver en una comunidad rural, corresponden a un perfil muy particular”.

Según los informes de inteligencia, basados en los testimonios de algunos detenidos, “El Marro” tenía una muy particular forma de operar. El capo y su grupo —dicen los informes consultados— se caracterizaban por intimidar a sus rivales a través de mantas y videos en sitios públicos. Explotan, también, la penetración que tienen las redes sociales.

Sus grupos de sicarios eran —y lo siguen siendo— no solo muy sanguinarios, sino que tienen un perfil de psicópatas, pues suelen grabar los asesinatos de sus enemigos del Cártel de Jalisco —exhiben como los decapitan y descuartizan sin piedad—, con quienes se disputan el control territorial en Guanajuato y el jugoso negocio del “huachicol”.

La Fiscalía General de la República (FGR) y la Secretaría de Seguridad Pública Federal, con base en sus investigaciones, lograron armar el rompecabezas del cártel Santa Rosa de Lima.

El cártel que dirigía “El Marro” se compone, hasta ahora, de jóvenes de entre 25 y 30 años originarios de la comunidad donde nació Yépez Ortiz; sin embargo, las autoridades federales también han detectado que a la organización también pertenecen otros elementos que provienen de Sinaloa y Jalisco.

Antes del año 2017, el Cártel Santa Rosa de Lima era visto como una banda dedicada al robo de combustibles, como había otras en el país, pero tan pronto como Yépez Ortiz tomó el control del grupo, comenzó a adquirir notoriedad y atrajo aún más los reflectores cuando, en 2017, le declaró la guerra al Cártel de Jalisco, que entonces incursionó en Guanajuato con el fin de desplazarlos del negocio del “huachicol”.

Los datos que hasta ahora se conocen señalan que el círculo más cercano que tenía Yépez Ortiz está integrado por unas catorce personas, entre ellos, su hermana Karem LizbethYépez —detenida en Celaya, Guanajuato, el pasado 21 de junio— quien hasta antes de ser capturada era la jefa de la plaza en el municipio de Celaya.

Deja un comentario