GASTÓ JUAN CARRILLO ¡MEDIO MILLÓN EN GALLETITAS!

*El dos veces alcalde y sus funcionarios “de hospicio” desembolsaron miles de pesos del erario en botanas, tentempiés, refrescos y hasta bebidas alcohólicas.

*El mayor despilfarro fue durante una reunión con policías, convocada en un hotel de lujo, con “comidas especiales”, hospedaje, meseros y un barman.

*En 2020, el primer año de pandemia, despilfarraron 47 mil 560 pesos en un taller y una sesión del Comité de Seguridad.

Redacción/Sol Quintana Roo

Isla Mujeres.- Como si de un albergue o comedor comunitario se tratara, en los últimos tres años el municipio de Isla Mujeres gastó casi medio millón de pesos en galletas, bocadillos y bebidas para las reuniones entre regidores, funcionarios y, desde luego, el expresidente municipal Juan Luis Carrillo Soberanis.

Así lo revela la solicitud de transparencia 00888120, hecha por Sol Quintana Roo, en la que se pidió detallar los servicios de coffee break contratados en tres periodos: Del 1 de enero al 31 de diciembre de 2018, del 1 de enero al 31 de diciembre de 2019 y del 1 de enero hasta la fecha.

El documento desveló que el dos veces alcalde y sus funcionarios “de hospicio” consumieron 481 mil 272.21 pesos en botanas, tentempiés, refrescos y hasta bebidas alcohólicas.

Fue el 2018 el año en el que se dieron el mayor festín, con siete servicios contratados por un monto de 372 mil 812.21 pesos; entre éstos los destinados a la “primera reunión entre presidentes municipales y delegados federales, Quintana Roo 2018”, la cual se realizó el 15 de marzo de ese año, en el hotel Mia Reef, a la orilla de la playa, y en la que se gastaron 79 mil 693 pesos.

Otro de éstos fue el del Día de la Mujer, el 8 de marzo, para el que se solicitaron bocadillos, café, bebidas, mantelería, mobiliario y equipo para una conferencia en la Sala de Cabildos, cuyo costo ascendió a los 42 mil 920 pesos.

También están registrados servicios para cursos-talleres para policías en el Centro Comunitario, por 16 mil 240 pesos; para la sesión de enlaces de prevención del delito, efectuada en el Cabildo, por un monto de 12 mil 760 pesos, y la reunión de trabajo entre regidores, con un costo de 40 mil 600 pesos.

Claro que una de las más caras fue la toma de protesta de Carrillo Soberanis, en la Casa de Cultura, para la que se destinaron 58 mil pesos.

Sin embargo, la que rompe récord es la reunión de enlaces C3 (Centro de Evaluación y Control de Confianza), convocada en el hotel Mia Reef, cuyo gasto fue nada más y nada menos que de 122 mil 599.21 pesos, debido a que se consumieron “comidas especiales” y se contrató hospedaje, meseros y hasta un barman que sirviera alcohol en un evento en el que supuestamente se analizan estrategias para la prevención del delito y la trata de personas.

Para 2019 el despilfarro fue menor, pero no porque comieran menos, sino porque todos los eventos se realizaron en la Sala de Cabildo y la Sala de Regidores, en las cuales no tenían límite de horario para entrar, salir y hacer cuanto quisieran.

Así, entre el 8 de febrero y el 5 de julio organizaron cinco reuniones “de trabajo”, que más bien parecían invitaciones a comer, pues se gastaron 60 mil 900 pesos en alimentos y mobiliario.

Por ejemplo, el 8 de febrero se realizó la “reunión privada de regidores y directores del H. Ayuntamiento”, para la que se solicitó el servicio de coffee break, sillas, mesas, aguas y refrescos con un precio de 14 mil 500 pesos.

Para la “segunda sesión pública solemne del hermanamiento de Bonita Springs, Florida, e Isla Mujeres, a cargo de la Secretaría General de este H. Ayuntamiento”, para el que se solicitaron servicios de coffee break y bocadillos con costo de 11 mil 600 pesos. Posteriormente, con un gasto igual se efectuó otra reunión de trabajo con miembros del Cabildo.

En la que menos gastaron fue un servicio de coffee break, en otra reunión de trabajo entre regidores, en la que se pagaron cinco mil 800 pesos.

El descaro mayor ocurrió el 8 de marzo, otra vez con motivo del Día de la Mujer, cuando despilfarraron 17 mil 400 pesos únicamente en un servicio de café y bocadillos.

Para 2020, primer año de la pandemia, se redujeron los eventos, pero no así los gastos, pues tan sólo en dos reuniones se “reventaron” 47 mil 560 pesos.

La primera se efectuó el 17 de marzo, con el objetivo de brindar información a gimnasios, bares y discotecas acerca de la contingencia sanitaria, para el que se solicitó el servicio de café por un monto de 23 mil 780 pesos.

Un día después, el 18 de marzo, se convocó a una sesión extraordinaria del Comité de Seguridad en Salud Covid-19, a cargo de la Secretaría General del Ayuntamiento, en la que nuevamente se pidieron bocadillos y café por un precio de 23 mil 780 pesos.

¿Gastos inflados?

Considerando que el Ayuntamiento de Isla Mujeres está conformado por máximo 20 personas (un presidente municipal, un síndico, nueve regidores y sus respectivos suplentes, de acuerdo con la Ley de los Municipios del Estado de Quintana Roo), Sol Quintana Roo cotizó con dos proveedores de coffee break el costo de este servicio.

El primero incluía refrescos, agua, café, galletas, yogur, gelatinas, bocadillos y fruta, como melón y sandía, con un costo de dos mil 500 pesos.

Uno más, con comida especial para personas con alergia y vegetarianas, cuyo mínimo es de 25 invitados, tenía un precio de 300 pesos por persona; es decir, siete mil 500 pesos.

Ambos servicios son mucho más económicos que lo derramado por la administración de Carrillo Soberanis, lo cual no es de extrañar viniendo de él, que durante sus dos trienios sus funcionarios rapiñaran una y otra vez las arcas públicas mientras él los solapaba o simplemente fingía no darse cuenta.

Fue tanto su desinterés, que el ahora diputado federal pidió licencia en dos ocasiones con tal de ganar cargos públicos y así poder seguir viviendo del erario.

Como buen encubridor, desde 2019 dejó de reportar cualquier acción realizada en el Ayuntamiento. Según los indicadores de resultados, el municipio de Isla Mujeres no otorgó en seis años las condiciones que garanticen la integridad física y patrimonial para los isleños, esto a través de acciones que fortalezcan los sistemas de seguridad pública y la prevención del delito, fortaleciendo la capacitación, entre otros rubros olvidados.

El Ayuntamiento no ha actualizado sus indicadores desde 2019 y el último período reportado fue del 1 de enero al 31 de diciembre de 2019, según consta en documentos que exhibe Sol Quintana Roo.

Deja una respuesta

Botón volver arriba