GASTA SENADO 3 MDP EN CAFÉ

El Senado de la República pagó contratos por más de 3 millones de pesos para consumir café las pocas horas que permanecen en la sede legislativa

Redacción/Sol Quintana Roo

Ciudad de México.- Pese a que las restricciones por la pandemia del Covid-19 dieron inicio en abril de 2020 y que aún no se levantan del todo, el Senado de la República pagó contratos para este 2021 por 3 millones 094 mil 942 pesos, para consumir café en las pocas horas que permanecen en la sede legislativa, en los pocos días del año que tienen sesión.

Considerando que la mayoría de las reuniones entre los senadores actualmente se da por la vía de la teleconferencia con sus homólogos, el gasto en insumos de cafetería y café resulta excesivo, pues mientras que la pobreza en el país va en aumento, pareciera que los legisladores de la Cámara Alta se duchan con el aromático. Y qué decir de su productividad que ha sido la más baja en los últimos años.

De este gasto superfluo queda constancia en los contratos de adquisición ADQ/DGRMSG/182/12/20 Y ADQ/DGRMSG/193/12/20, celebrados entre la Cámara de Senadores del Congreso de la Unión y dos proveedores distintos.

MIENTRAS QUE LA POBREZA EN EL PAÍS VA EN AUMENTO, PARECIERA QUE LOS LEGISLADORES DE LA CÁMARA ALTA SE DUCHAN CON EL AROMÁTICO

El acuerdo ADQ/DGRMSG/182/12/20 fue signado entre “El Senado”, representado por el director general de Servicios Materiales y Servicios Generales, Miguel Ángel Dávila Narváez, y la sociedad “ABA-MEXA S.A. de C.V.” representada por María de la Luz Peñaloza Núñez, para la “Adquisición de insumos de cafetería y café”, de acuerdo a la licitación pública número SEN/DGRMSG/l006/2021.

En dicho documento la proveedora se muestra como una sociedad legalmente constituida con la escritura pública número 18019, de fecha 25 de octubre de 2012 y pasada ante la fe del notario público número 117 del Estado de México; que cuenta con el Registro Federal de Contribuyentes: CSE750917BG3, y que está debidamente inscrita en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio del Estado de México, bajo el Folio Mercantil Electrónico 8999-3 del 7 de noviembre de 2012.

Su objeto social, entre otras actividades comprende la compra venta, importación, exportación, fabricación, maquilación, producción, diseño, distribución, consignación, almacenamiento, transportación, representación, arrendamiento, y la comercialización de toda clase de abarrotes, cereales, harinas, cervezas, vinos, licores, alimentos en estado natural y procesados, materias primas e insumos, productos perecederos y todo tipo de bienes para el hogar, para la industria y para el comercio en general.


De esta forma, el objeto del contrato firmado el 15 de diciembre de 2020, son los citados “Insumos de cafetería y café correspondientes a la partida 4”, con un valor de 1 millón 240 mil pesos, por un periodo de servicios del 1 de enero al 31 de diciembre de 2021. Lo que es igual a devengar por este concepto, 103 mil 333 pesos mensuales.

En el apartado B del contrato es posible ver que en total son 69 los insumos enumerados que el Senado de la República le establece a la empresa contratada, a mantener siempre presente para el servicio de cafetería en la sede ubicada en el edificio 135 de la avenida Paseo de la Reforma en su cruce con la avenida de los Insurgentes, en la alcaldía Cuauhtémoc de la Ciudad de México.

Entre ellas, se tienen el agua mineralizada, almendras, arándanos, azúcar, bebidas de todo tipo de marcas, jugos, cacahuates, canela molida, cereal de dieta, galletas, jarabe de cocoa, jugo sazonador, leche, miel, nueces, pistache, refresco de soda y de sabor gasificados, salsa, saborizantes, diversos tés, además de todo tipo de desechables y café en dos presentaciones: Descafeinado y normal.

¿SABÍAN QUE EN MÉXICO MÁS DEL 50% DE LA POBLACIÓN RECIBE UN SALARIO MENOR A LOS 8 MIL PESOS MENSUALES? SI, NI SIQUIERA LA MITAD DE LOS HABITANTES DE ESTE PAÍS GANAN EN UN MES NI GANARÁN A LO LARGO DE SU VIDA DE MANERA HONESTA, EL EQUIVALENTE MENSUAL AL 10% DE LO QUE PERCIBE UN PRESIDENTE MUNICIPAL, UN DIPUTADO, O UN SENADOR EN MÉXICO. LAMENTABLE Y TRISTE, PERO MÁS QUE ESO, INSULTANTE Y DENIGRANTE PARA LA MAYORÍA DE QUIENES HABITAMOS ESTE PAÍS.

¡Todos estos insumos sin costo alguno para los 128 senadores! Como si no fueran suficientes los 151 mil 381 pesos mensuales que ganará cada senador en México este 2021, luego que ellos mismos se autorizaran un aumento salarial, mientras que el resto de los mexicanos viven sumidos en la pobreza. Además de recibir prestaciones que ningún trabajador de cualquier otra índole recibe en México por su labor.

Por ejemplo, un seguro de vida de un senador corresponde a 40 meses de sueldo, pero de su sueldo, osea 6 millones 055 mil pesos. Igual cada año reciben una prima vacacional equivalente a 7.5 días de salario, y encima todavía reciben mil pesos en vales de despensa mensual y una prestación de seguro colectivo de retiro de entre 12 y 25 mil pesos mensuales, al momento de jubilarse.

Y si ninguna de esas cantidades insultantes para el resto de los mexicanos de a pie, fueran suficiente, encima este año se estarán embolsando un aguinaldo de 294 mil 206 pesos, con derecho a 20 días hábiles de vacaciones al año. ¿Alguno de los que leen este artículo no quisieran ser senadores?

¿Sabían que en México más del 50% de la población recibe un salario menor a los 8 mil pesos mensuales? Si, ni siquiera la mitad de los habitantes de este país ganan en un mes ni ganarán a lo largo de su vida de manera honesta, el equivalente mensual al 10% de lo que percibe un presidente municipal, un diputado, o un senador en México. Lamentable y triste, pero más que eso, insultante y denigrante para la mayoría de quienes habitamos este país.

Y aún ganando tanto dinero producto de los impuestos que pagamos todos los mexicanos, todavía le exprimen más al pueblo por medio de contratos para llenar la despensa de la cafetería del Senado de la República y así solo estirar la mano cuando sientan antojo por un café, un refresco, galletas o cacahuates, en vez de desembolsar ellos mismos de sus exorbitantes salarios para su compra, o bien mandarlos a comprar con sus secretarios si es que ya no se sienten parte del planeta Tierra.

Lee nuestro periódico completo en formato digital aquí.

En fin. Sigamos. Tres días después al contrato anterior, se llevó a cabo la firma de un segundo contrato millonario para apaciguar los antojos de los servidores públicos.

Este se dio a través del acuerdo ADQ/DGRMSG/193/12/20, firmado con la sociedad “Café 1810 S.A. de C.V.” representada por Agustín Fernando Rebolledo Cubas, por el mismo objeto de “Adquisición de insumos de cafetería y café”, esta vez por 682 mil 425.27 pesos para la partida 1, y 1 millón 172 mil 517 pesos para la partida 3; de acuerdo a la licitación pública SEN/DGRMSG/L006/2021.

En su contrato correspondiente, el proveedor dice ser una sociedad constituida con la escritura pública número 7210 de fecha 3 de octubre de 2011, pasada ante la fe del Notario Público número 250 de la Ciudad de México, contar con el Registro Federal de Contribuyentes CMO111004CI3 y estar inscrita en el Instituto de la Función Registral del Estado de México, bajo el Folio Mercantil Electrónico 20429*9 del 14 de noviembre de 2011.

FIJANDO LA VIGENCIA DEL CONTRATO ENTRE EL 1 DE ENERO Y 31 DE DICIEMBRE DE 2021, LOS MONTOS Y OBLIGACIONES FUERON DIVIDIDOS EN DOS PARTIDAS. LA PARTIDA 1 CORRESPONDE A UN MONTO A EJERCER DE 682 MIL 425 PESOS, CORRESPONDIENTES A LA COMPRA DE AZÚCAR REFINADA, SUSTITUTO DE AZÚCAR, SUSTITUTO DE CREMA Y TÉ DE MANZANILLA. CARÍSIMOS SI CONSIDERAMOS QUE POR LA COMPRA DE ESTOS INGREDIENTES SE ESTARÁN PAGANDO CASI 57 MIL PESOS AL MES.

Para poder servir de proveedor al Senado de la República, establece el objeto social de “Sembrar, cultivar, producir, transformar, comprar, vender, importar, exportar, distribuir, comercializar, transportar y empacar café en cualquiera de sus presentaciones para consolidar su pleno crecimiento y desarrollo en el mercado nacional e internacional, comprar vender, distribuir, producir, comercializar, transportar, fabricar y empacar todo tipo de productos, materias primas, maquinaria, equipos, insumos y productos naturales”.

Fijando la vigencia del contrato entre el 1 de enero y 31 de diciembre de 2021, los montos y obligaciones fueron divididos en dos partidas. La partida 1 corresponde a un monto a ejercer de 682 mil 425 pesos, correspondientes a la compra de azúcar refinada, sustituto de azúcar, sustituto de crema y té de manzanilla. Carísimos si consideramos que por la compra de estos ingredientes se estarán pagando casi 57 mil pesos al mes.

Mientras que la partida 3 establece un monto de 1 millón 172 mil 517 pesos por la compra de material consistente en cucharas de plástico, filtros para cafetera de 10 a 12 tazas tipo canasta, filtros cónicos del No.4, servilletas de papel, vasos de papel y pañuelos desechables.

Estos gastos millonarios en verdad no son comprensibles considerando que el Órgano del Poder Legislativo está integrado por 128 senadores, de los cuales desde que se impusieron las medidas sanitarias, la mayoría de ellos participa actualmente en sesiones a distancia y antes de la pandemia del Covid-19, al mes apenas y sesionaban unas 8 veces. Con decir que, del 29 de agosto de 2018 al 29 de abril de 2021, apenas tuvieron 235 sesiones plenarias, más otras 17 de tipo solemnes y 15 extraordinarias.

Regresando al análisis de los contratos, cabe mencionar que, en ambos documentos, los proveedores firman un compromiso de precios por medio del cual se obligan a mantener el mismo costo de sus mercancías durante el plazo del contrato. Sin embargo, al verificar los formatos de propuesta económica presentadas por los proveedores, se nota un claro sobreprecio en los mismos que, aunque no es muy notorio, si supera al menos en un 10 a 20 por ciento a los precios en que son ofrecidos los mismos productos al mayoreo en cualquier supermercado.

Por citar un ejemplo, la bolsa de almendras Member’s Mark es ofrecida en SAM’S Club en 234 pesos, y la proveedora ABA-MEXA la vende al Senado en 280 pesos; la bolsa de arándanos deshidratados de 1.02 kilos se ofrece en el mismo club de precios en 131 pesos, mientras que la proveedora intermediaria la vende en 159.85 pesos.

PERO VAMOS, SI LO QUE SE BUSCARA EN REALIDAD FUERA AHORRAR Y NO BENEFICIAR A “X” O “Y” PERSONA AMIGA DE “X” O “Y” FUNCIONARIO, EN VEZ DE FIRMAR CONTRATOS POR EL SUMINISTRO DE ESTE TIPO DE MERCANCÍAS CON SOCIEDADES CREADAS EX PROFESO PARA GANAR DINERO SIRVIENDO DE INTERMEDIARIOS, MEJOR SE DEBERÍA DE FIRMAR CONTRATOS CON UNA EMPRESA ABARROTERA YA ESTABLECIDA. LE MANEJARÁN UN MEJOR PRECIO Y SIEMPRE TENDRÁN LA MERCANCÍA MÁS FRESCA.

Dos ejemplos más serían el café soluble descafeinado en tarro de 170 gramos que se le vende al Senado por 92.14 pesos, cuando es ofrecido en cualquier supermercado en 70 pesos en promedio; o bien el cereal Special K de 620 gramos que los mexicanos le pagamos a los senadores en 60.32 pesos, cuando hasta en las tienditas se ofrece en unos 46 pesos. Y así un producto tras otro.

Pero vamos, si lo que se buscara en realidad fuera ahorrar y no beneficiar a “x” o “y” persona amiga de “x” o “y” funcionario, en vez de firmar contratos por el suministro de este tipo de mercancías con sociedades creadas ex profeso para ganar dinero sirviendo de intermediarios, mejor se debería de firmar contratos con una empresa abarrotera ya establecida. Le manejarán un mejor precio y siempre tendrán la mercancía más fresca.

Pero bueno, entonces ya no sería negocio para los contratistas y servidores públicos que se han especializado a lo largo de los años para saquear el erario público. Y que mejor ejemplo que estos dos contratos que juntos suman 3 millones 094 mil 942 pesos, pues ciertamente todo lo que pudieran requerir 128 senadores en unas 96 sesiones al año, no tendría por qué superar los dos millones de pesos, mucho menos alcanzar los tres, peor aún si están sesionando a distancia. ¿O sí?

Lee nuestro periódico completo en formato digital aquí.
También puedes leer: EL SENADO APRUEBA PROTEGER BEBIDAS «ESPIRITUOSAS»

Deja una respuesta

Botón volver arriba