“FUERZAS ESPECIALES 40” SE EXTIENDEN EN NUEVO LEÓN

*El Cártel de Sinaloa está extendiendo rápidamente su capacidad operativa a través del Estado con la ayuda de políticos corruptos y figuras policiales.

*Los municipios se ha asentado en San Pedro, Apodaca, Cadereyta y Escobedo. Si bien los operadores financieros del Cártel habían tenido presencia aquí en el pasado, esta es la primera vez que la organización criminal ha desplegado sicarios y ejecutores en el estado fronterizo.

Redacción/La Opinión de México/ Sol Yucatán/ Sol Quintana Roo / Sol Campeche

Corresponsales Nacionales/Reportajes Especiales

Monterrey, Nuevo León.-Desde junio el Cártel de Sinaloa entró a la batalla por el control de Nuevo León. Su base de operaciones, advierten, se encuentra en la ciudad de Montemorelos

El Cártel de Sinaloa está extendiendo rápidamente su capacidad operativa a través del estado de Nuevo León con la ayuda de políticos corruptos y figuras policiales. Controlar partes de Nuevo León podría brindarle a la organización criminal un mercado mas y rutas completamente nuevas hacia los Estados Unidos.

Los tiempos parecen estar cambiando en Nuevo Léon. La situación de aparente tranquilidad y seguridad ha comenzado a revertirse de forma notable, debido a la entrada de un nuevo jugador: el Cártel de Sinaloa.

Las autoridades de México comenzaron a documentar la aparición del Cártel de Sinaloa también conocido como “La Chapiza o Fuerzas Especiales 40” este año en el municipio de Montemorelos.

Desde entonces, la organización criminal ha establecido presencia en las localidades de Allende y General Terán, así como en varios municipios del área metropolitana de Monterrey. Los municipios incluyen San Pedro, Apodaca, Cadereyta y Escobedo. Si bien los operadores financieros del Cártel de Sinaloa habían tenido presencia en Nuevo León en el pasado, esta es la primera vez que la organización criminal ha desplegado sicarios y ejecutores en el estado fronterizo.

Breitbart Texas consultó con fuentes policiales estadounidenses que operan en México que revelaron información adicional sobre la propagación de la organización criminal. Uno de los hechos clave para descubrir las actividades del CDS en Nuevo León, sucedió después del arresto en junio de Juan Pablo “El Yukón” Chapa Yerena, en Montemorelos. El hombre conocido como El Yukón era un ex miembro del Cártel del Golfo que se unió al Cártel de Sinaloa después de que sus antiguos jefes lo abandonaron a su suerte tras un arresto en 2017.

El Yukón había estado al frente de una célula de sicarios del CDS en Montemorelos que supuestamente están secuestrando y matando a narcotraficantes locales y desapareciendo sus cuerpos. Según la investigación en curso, El Yukón había estado trabajando con la ayuda del alcalde de Montemorelos, Luis Fernando “El Dragón” Garza Guerrero y un narcotraficante local conocido solo como El Stripper que había logrado mantener un perfil bajo en la región mientras ayudaba a coordinar fuertes envíos de drogas.

La organización liderada por Ismael el Mayo Zambada y Los Chapitos, ha enviado grupos de choque a la entidad, situada al noroeste del país.Las células del CDS han estado usando el lujoso distrito de entretenimiento conocido como Centrito Valle en Monterrey para esconder drogas y armas. Los documentos revelaron que dos líderes de células del CDS conocidos como El General y Chino operan en esa zona.

Como parte de la investigación en curso sobre el CDS, las fuentes policiales estadounidenses revelaron que sicarios del CDS también han estado utilizando el lujoso municipio de San Pedro para esconder y mover cargamentos de drogas y armas. Históricamente, San Pedro ha sido controlado por José Rodolfo “El Gato” Villarreal Hernández, un ex comandante del Cártel de los Beltrán Leyva, que desde entonces se ha independizado y actualmente se encuentra en la lista de Los Más Buscados del FB

Una de las teorías que están analizando las fuentes policiales apunta a una especie de tregua o trato entre las células del CDS y la organización criminal controlada por El Gato.
Si bien, la presencia en Nuevo Léon de este cártel, el más poderoso de México, no es nueva, sí lo es la operación de sus huestes. Fuentes policiales que se encuentran en la región aseguraron que desde junio el Cártel de Sinaloa entró a la batalla por el control del estado. Su base de operaciones, advierten, se encuentra en la ciudad de Montemorelos.

Firmada por “Cártel de Sinaloa, gente del Gato”, en junio pasado las autoridades encontraron una narcomanta en Montemorelos. El mensaje advertía a los policías de la llegada del grupo criminal a la región; además los señalaba de tener nexos con el Cártel del Golfo. La situación pasó inadvertida por el gobierno.

Es importante señalar que las autoridades descartaron que se trate de Rodolfo Villarreal Hernández, alias el Gato, quien fue identificado como jefe de plaza de los Beltrán Leyva y uno de los generadores de violencia de la frontera.

Poco después, en esa misma zona, fue abandonada una camioneta Mitsubishi con armas y equipo táctico presuntamente pertenecientes al CDS. Esto puso a los narcos sinaloenses en el radar de las autoridades.

En entrevista con el medio ABC Noticias, el secretario de Seguridad del Estado, Aldo Fasci, habló sobre la guerra entre grupos criminales y dijo que está próxima a arreciar en Nuevo Léon.

“Vienen cosas difíciles, sería iluso no pensarlo así, pero es muy obvio ¿no? Si ya tenemos presencia activa y enfrentamientos de los grandes grupos, los verdaderos cárteles del crimen organizado en nuestros estados vecinos, digo, sería muy irresponsable no pensar que no vaya a suceder aquí”, señaló para ABC Noticias.

Con la llegada del Cártel de Sinaloa a la entidad es probable que se traslade la batalla que tiene con Jalisco Nueva Generación en otras entidades como San Luis Potosí y Zacatecas.

Diarios locales han informado sobre una supuesta alianza entre el Cártel de Sinaloa y del Noreste, que estaría muy interesado en frenar el avance del CJNG en la región norte de México.

(Foto: Twitter/loba_indomable)
El estado, un gran negocio para la venta de drogas, es plaza de disputa entre los cárteles de los Beltrán Leyva, los Zetas, del Noreste, Golfo y Jalisco Nueva Generación, estos dos últimos que habrían formado una alianza para terminar con sus rivales del Noreste.

En 2010 y 2011, Nuevo Léon reventó por la lucha a muerte entre el Cártel del Golfo y Los Zetas.

Deja una respuesta

Botón volver arriba