FALTA DE TURBOSINA E IMPRUDENCIA DEL PILOTO

*Grabaciones de la caja negra revelaron que desde ese momento el copiloto le comunicó al piloto de la nave que casi no tenía combustible, que era necesario reabastecerse de turbosina

*El helicóptero se había desplomado en unas tierras de cultivo, cerca del aeropuerto del Valle

*Catorce de los tripulantes del helicóptero escolta habían perecido de manera instantánea

Crónica de la caída del Helicóptero

Corresponsalías Nacionales/ Grupo Sol Corporativo

Sinaloa.- Al filo de las 14 horas, a poco más de una hora de haber sido detenido el narcotraficante Rafael Caro Quintero, el viernes 15 de julio, en la localidad de Choix, Sinaloa, el capo fue subido a un helicóptero Black Hawk para su traslado inmediato.

La peligrosidad del capo, exigía máximas medidas de seguridad para evitar un posible intento de rescate por parte de su gente o incluso un atentado de miembros de organizaciones rivales.

Otro helicóptero similar, con 15 miembros de élite de la Marina, se unió al primero para escoltarlo y juntos despegaron rumbo al aeropuerto de Los Mochis, en el municipio de Ahome, Sinaloa.

Grabaciones de la caja negra revelaron que desde ese momento el copiloto le comunicó al piloto de la nave que casi no tenía combustible, (poco menos de medio tanque) que era necesario reabastecerse de turbosina.

-No. (le contestó) Contamos con suficiente y la reserva…es más que suficiente para que lleguemos y ya en el aeropuerto del Valle vamos recargar, además de que no podemos tener ningún retraso por el personaje que custodiamos.

Y así continuaron el vuelo.

Conforme avanzaban, (ya de regreso) el copiloto volvió a hacerle la misma observación, pero el piloto repetía que no habría ningún problema

-Señor, ya casi no tenemos nada de combustible

Fue el último mensaje que alcanzó a escucharse. Segundos después la nave se desplomaría y se haría un silencio absoluto.

El helicóptero se había desplomado en unas tierras de cultivo, cerca del aeropuerto del Valle. Poco después, el informe de la delegación de la Cruz Roja en la entidad confirmaría la magnitud de la tragedia,

Catorce de los tripulantes del helicóptero escolta habían perecido de manera instantánea. Sólo uno se salvaría, aunque sus heridas fueron graves y requirieron su inmediata hospitalización.

Esa hipótesis en principio, sería corroborada dos meses y medio después, aunque sin mayores detalles, en el comunicado 474 de la Fiscalía General de la República

(…) “En la carpeta de investigación se cuenta con el dictamen en materia de incendios de explosión, que indica que no hubo ningún ataque de carácter externo, ni ninguna explosión por algún artefacto ajeno a la aeronave”.

Por lo que toca a la caja negra, la empresa fabricante, después de haberla recibido y analizado, ha señalado que fue la falta de combustible la causa de la caída.

Deja una respuesta

Botón volver arriba