¡ESTÁ EN ISRAEL!

*Se refugia Filiberto Martínez en Israel para evadir la justicia mexicana y evitar su extradición

*Luego de que se diera a conocer que el Juzgado Octavo de Distrito negó la medida cautelar de protección contra el requerimiento de la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, tomó sus maletas y huyó del país en espera de regresar cuando tenga el fuero constitucional

*Filiberto Martínez es uno de los políticos que más daño le ha hecho a Solidaridad en su historia. Cuando fue presidente municipal, de 2011 al 2013, endeudó al municipio con empréstito de más de 500 millones de pesos con instituciones bancarias para obra pública que nunca pudo concluir

Redacción/Sol Quintana Roo

Playa del Carmen.- Tras la negativa de otorgamiento de una suspensión definitiva contra cualquier orden de aprehensión, Filiberto Martínez, el peor expresidente municipal de Solidaridad en su historia y principal asesor de la alcaldesa panista Roxana Lili, ya se dio a la fuga, refugiándose en Israel, donde busca evitar cualquier orden de extradición.

Luego de que de manera exclusiva Sol Quintana Roo diera a conocer que el Juzgado Octavo de Distrito negó la medida cautelar de protección a Filiberto Martínez, contra el requerimiento de la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, tomó sus maletas y huyó del país en espera de regresar cuando tenga el fuero constitucional, porque el PRI lo ha colocado en primer lugar para acceder a la curul como legislador por la vía plurinominal, en el Congreso del Estado.

De acuerdo con fuentes, días antes de que el juzgado federal emitiera el acuerdo del pasado miércoles, cuando se le negó la medida de protección dentro del expediente 360/2024 de amparo indirecto, Martínez Méndez ya sospechaba que no obtendría el amparo de la Justicia de la Unión, por eso abandonó el país.

No obstante, no huyó a cualquier nación donde pudiera ser buscado, capturado y traído de vuelta a México, sino a Israel, el cual carece de tratados de extradición, debido a su concepción de Estado que padeció un genocidio hace algunas décadas.

En este contexto, de acuerdo con fuentes consultadas, Filiberto, por recomendación de sus abogados, se le pidió huir de Quintana Roo y México. Sin embargo, desde el estado israelí, sigue operando la campaña de Roxana Lili, quien busca reelegirse como presidenta de Solidaridad, municipio que está dejando sin recursos debido a los altos costos que está erogando por su campaña electoral.

NEGRO HISTORIAL

Filiberto Martínez es uno de los políticos que más daño le ha hecho a Solidaridad en su historia. Cuando fue presidente municipal, de 2011 al 2013, endeudó al municipio con empréstito de más de 500 millones de pesos con instituciones bancarias para obra pública que nunca pudo concluir.

Al paso de los años, otras administraciones tuvieron que resarcir estas acciones contrayendo más deuda pública; sin embargo, Filiberto nunca fue objeto de alguna investigación, porque quedó protegido por personajes como Roberto Borge Angulo, exgobernador ahora presidiario.

Cuando regresó a la actividad política, pero ya no como cabeza visible, se le encomendó apuntalar la carrera de una Roxana Lili, hasta entonces desconocida en el ámbito público de las masas, que logró posicionar en menos de dos años.

Tras el cambio del poder en el gobierno estatal, Filiberto se quedó como cabeza detrás de la administración de Roxana Lili, decidiendo la entrega de contratos a particulares, siempre allegados a él y emprendiendo una campaña sucia en contra de medios de comunicación que criticaron estas artimañas.

Fue a principios de enero que los reportes indicaban que Filiberto ya era buscado por la Fiscalía General del Estado, a través de su órgano especializado. Ante el inminente arranque de las campañas, Martínez Méndez tramitó dos amparos indirectos contra diversas dependencias del índole administrativo y ministerial.

Todavía a finales del año pasado era asiduo a dar entrevista a medios de comunicación afín a Roxana Lili. Muchos de estos comunicadores fueron llevados a Colombia, con dinero del erario a la irrisoria Cumbre de Comunicación Política que se ha encargado de organizar.

En el juicio de garantías, que Sol Quintana Roo ha dado seguimiento puntualmente, se observa que en un primer momento Martínez Méndez fue beneficiado con una suspensión provisional dentro del expediente 360/2024.

Fueron semanas de postergación de la audiencia incidental que decidiría su rumbo legal. Finalmente, y, de manera sorpresiva, el pasado miércoles se dio a conocer en un acuerdo que la Justicia de la Unión desechaba cualquier posibilidad de continuar protegiéndolo.

Actualmente, Filiberto Martínez no aparece por ningún lado. Su última publicación en su página de Facebook fue el lunes 6 de mayo. Israel es actualmente su destino, donde estaría contemplando la manera de entrar al país ante cualquier posibilidad de darle nuevamente el fuero constitucional para septiembre, con el que quedaría inmune nuevamente.

REY DE LA OBRA FANTASMA

Durante su tiempo como alcalde de Solidaridad, Filiberto Martínez Méndez despilfarró millones de pesos a través de obras públicas, las cuales nunca tuvieron un informe de avance o al menos un contrato transparentado.

Sin embargo, a más de 10 años del término de la gestión de Martínez Méndez, siguen saliendo a la luz los contratos que otorgó y que a la fecha siguen sin justificarse, tal y como sucede con el contrato con número HAS/DGOP/HAB/042/2012, el cual detalla que fue para la construcción de guarniciones y banquetas en la colonia 28 de Julio.

De acuerdo con el documento en cuestión, para estas labores se realizó la inversión de 4 millones 460 mil 606.38 pesos, las cuales tuvieron una vigencia de poco más de un mes, puesto que abarcaron del día 15 de agosto del 2012 al 28 de septiembre del mismo año.

La empresa que se ganó este millonario contrato fue Inmobiliaria Playa del Sureste S.A. DE C.V., organización que se hizo millonaria durante el tiempo del alcalde Martínez Méndez, pues, durante el año 2012, logró llevarse 17 millones 560 mil 466 pesos bajo licitaciones públicas.

ESTAFA EN OBRAS

Durante su tiempo como presidente municipal de Solidaridad, Filiberto Martínez Méndez entregó un contrato para la Construcción del Centro de Protección Civil 1.ª. Etapa, firmado por el tesorero municipal, José Luis Toledo Medina y la directora general de obras públicas, Yolanda Álvarez Banderas.

En beneficio de la empresa moral Proyectos Integrales de la Rivera S.A. de C.V., con su apoderada general de Ana María González Moreno, el contrato con número de identificación HAS/DGOP/R33/010/2011 otorgó un monto total de $5,634,537.54 (Cinco millones seiscientos treinta y cuatro mil quinientos treinta y siete pesos 54/100 M.N.).

Este contrato fue firmado el día 1 de noviembre del 2011, cuyos trabajos iniciaron el 3 de noviembre, los cuales debieron concluir el 23 de diciembre del 2011, sin embargo, el proyecto no se entregó en tiempo y forma. Debido a esto, existen fotografías del año 2012, donde se ve apenas la terminación de la obra.

En las imágenes encontradas en las redes sociales de la construcción de Protección Civil, en donde se levantó un cuadrado de tablas, dentro de la construcción de madera se puede observar la lona de la construcción del año 2011.

Otra de las obras que quedó en evidencia fue el de la construcción del Teatro de la Ciudad de Playa del Carmen, magna obra de la cual se esperaba se terminara en siete meses, pues eso era lo estipulado, esto aunado a lo invertido, pues hubo una notable fuga de dinero, millones desviados de manera cínica ante el ojo público de los playenses.

Esto se puede ver en el contrato con número HAS/DGOP/RP/EMPRES/001/2012, documento que detalla que el expresidente municipal Filiberto Martínez Méndez, el en ese entonces tesorero, José Luis “Chanito” Toledo, y el ganón de este contrato, el apoderado de la empresa Canteras Peninsulares, S.A. de C.V., firmaron 151 millones 683 mil 617 pesos para la construcción “CENTRO CULTURAL (TEATRO) en la ciudad de Playa del Carmen”, construcción que según inició el 30 de julio del 2012 y concluyó el 28 de febrero de 2013; esto es, siete meses después, según se lee en las cláusulas segunda y tercera del documento.

Cabe mencionar que en el contrato se especificó también cómo se realizaron los pagos a la empresa, siendo el 30% de anticipo por 45 millones 505 mil 085 pesos, de acuerdo con la cláusula sexta.

Los recursos para construir este centro de cultura y entretenimiento provenían de un préstamo de 386 millones de pesos, etiquetado para ocho obras; contratado por el ayuntamiento de Solidaridad en julio de 2012, el cual fue autorizado por el Congreso en diciembre de 2011.

Asimismo, es de resaltar que, de acuerdo con la tercera cláusula del contrato, anticipa que el ayuntamiento podrá suspender la obra; sin embargo, no se explicaron las causas justificadas.

Además, como dato muy importante, es de señalar que las cifras nunca concordaron, pues, entre los 151 millones 683 mil 617 pesos que señala el contrato HAS/DGOP/RP/EMPRES/001/2012, y en la lona informativa colocada afuera del sitio donde se realizaba la obra, allí se leía que la inversión contratada fue de 136 millones 683 mil 617.47 pesos. Parece ser que hay una diferencia de 14 millones 999 mil 999.53 pesos.

Deja un comentario