Desde la Fuente

¿Es Lili tan chueca como la Diagonal 65?

Francisco Trubu/Sol Quintana Roo

Con Quintana Roo pintado de guinda y muchos chapulines que se han llevado para poder mantenerse en las alcaldías y el Congreso los siguientes tres años y aspirar a que les alcance para la gubernatura, Acción Nacional no tiene gran cosa que ofrecer, pero si conserva esperanzas de la reelección de Roxana Lili Campos Miranda, alcaldesa de Solidaridad, mejor conocido por todos como Playa del Carmen.

Playa es un paraíso para turistas y los mafiosos, donde el dinero se mueve por millones todos los días, decenas de muertos en la guerra de pandillas y carteles que no tiene para cuando parar, los ejecutados y los extorsionados también se mueven por toneladas diariamente, poniendo a este sitio de gran atractivo turístico como el segundo en la lista del crimen.

El primero ya lo sabemos que es Cancún.

¿Es Lili Campos tan chueca como la Diagonal 65? La verdad que esa vialidad no tiene perdón de Dios y solo evidencia que tan corrupta puede ser una alcaldesa.

¿Hay una coincidencia en que Cancún y Playa del Carmen sean gobernados por mujeres señaladas de corruptas?

Ninguna, así es la democracia, hay equidad y alternancia del poder entre mujeres y hombres, que en ambos casos destaquen por corrupción e indolencia quienes gobiernan es otra cosa.

Solo llama la atención que dos de los principales y emblemáticos sitios turísticos del país, los dirigen mujeres en ciudades donde el crimen es el que manda, donde no existe gobierno, y donde es visible a la luz del día, que son otros los que realmente gobiernan estos municipios, ponen leyes, imponen cuotas y las cobran.

¿Entonces por qué quieren reelegirse las alcaldesas?

¿Aquí por qué no se quejan de que no tienen voz ni voto en el cabildo, salvo ponerse lindas para las fotos y declarar que todo va muy bien?, que invierten mucho dinero en las colonias pobres, aunque la suciedad y pestilencia por la falta de recolecta de basura, oscuridad porque no hay alumbrado público, baches, parque abandonados y casas que parecen también olvidadas donde vive la gente común, los dé a pie que trabajan en los hoteles que contrastan precisamente con la riqueza de la Riviera Maya.

¿Qué quiere en realidad Lili Campos en Playa? ¿En serio es tan chueca como la vialidad que inauguró pomposamente?

Tal vez el que controla la mafia de Playa, el exalcalde Filiberto Martínez Méndez, sepa qué quiere la alcaldesa.

Según Lili dijo que enfilada a la reelección habría movimientos en la alcaldía, pero para eso y aunque no lo diga, primero debe pedir permiso a Filiberto que tiene bajo su mando todos los puestos importantes.

Todo el ambulantaje y todos los negocios de millones de pesos diarios, los maneja la gente de Filiberto incrustada en la nómina municipal, mientras Lili dice a los reporteros que todo va muy bien.

¿Es una buena mancuerna con Filiberto? ¿Uno trabaja la plaza y cobra y la otra recibe su comisión y se pone linda para presidir el Cabildo?

En todas las historias de película siempre ocurre algo así, solo recuerden algunos clásicos del cine. Aunque hay críticos que hoy en día, aseguran que la realidad supera la fantasía.

¿Qué tan chueca puede ser Lili Campos si así entregó una vialidad importante para Playa?

Parece que muy chueca en prácticamente toda la obra pública que hace, y no le interesa despilfarrar millones de pesos del presupuesto público en la entrega de obras a sus cuates, compadres, socios y patrocinadores.

Una muestra de la voracidad y corrupción de Lili son los contratos millonarios que otorga a empresas y contratistas que no tienen experiencia para lo que son contratados, ¿obra pública a una chef? ¿Recolecta de basura a un electrotaller industrial y comercial?

Ya fue denunciada incluso ante la Fiscalía Especializada en combate a la corrupción, precisamente por ser chueca y simular concursos millonarios de obra pública.

Y falta hablar de los negocios de cama de Lili Campos, el nombramiento de su exmarido Pedro Escobedo Vázquez en la Tesorería municipal y todos los millones de pesos que se movieron bajo el agua, pero ese es un tema de la siguiente entrega.

¿Entonces para qué se quiere reelegir Lili Campos?

¿Es todo lo que trae el PAN para estas elecciones municipales?

Los resultados de las elecciones del 2 de junio próximo son fundamentales para Quintana Roo y quienes están en el poder.

Deja un comentario