EN TERAPIA INTENSIVA

*Mientras el Instituto pide prepararse para una nueva ola de Covid-19, en Chetumal no se cuenta ni con medicamentos básicos mucho menos con doctores

*Las constantes fallas de su delegado Martín Perales Martínez, han provocado un sinnúmero de protestas de personal médico

*No solamente no brindan el servicio, sino que dejan a su suerte a los pacientes a quienes declaran “desahuciados”

Manuel Godínez/Sol Quintana Roo

Chetumal.- Mientras el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) advierte a su personal que se prepare para la “cuarta ola” de contagios de las variantes de Covid-19, en los hospitales de Quintana Roo, ni siquiera hay médicos para atenciones básicas.

De acuerdo con el oficio número DNS/039/2022, el Instituto advirtió a las direcciones de Hospitales Generales, Regionales, Estatales, del Centro Médico Nacional “20 de Noviembre”, de Clínicas Hospital y Clínicas de Medicina Familiar que se preparen para reforzar la atención en las áreas de Triage, para el correcto diagnóstico y derivación de los pacientes.

En dicho oficio, se prevé que los casos sean mayores que en otras ocasiones, aunque se presentarán con menor gravedad. “Con la información disponible a nivel nacional e internacional sabemos que la variante ómicron (…) provocará manifestaciones clínicas bronquiales en lugar de pulmonares, que se traducirán en un incremento de las consultas ambulatorias en unidades de primer y segundo nivel”.

Y en medio de esa batalla por reconvertir los hospitales de todo el país, donde el ISSSTE “solicita preparar unidades médicas para el incremento en el número de camas disponibles para atención de los pacientes, conforme avance la cuarta ola en sus entidades federativas”, en Quintana Roo se están lanzando convocatorias para subcontratar personal médico.

Apenas dio inició el año, y la delegación Quintana Roo del ISSSTE lanzó la licitación pública nacional con número LA-051GYN017-E32-2021, para la adjudicación del contrato de prestación de servicios médicos subrogados de especialización.

Con base a la publicación hecha en el portal CompraNet, dependiente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), se convocó para las 12 del día 5 de enero, a las distintas empresas para que acudan a presentar sus propuestas.

Tras la resolución, los ganadores deberán prestar sus servicios en las unidades médicas del ISSSTE Chetumal, Cancún y Cozumel, las cuales, tienen tantas carencias que solo podrían atender casos de medicina básica.

En el caso de las especialidades subrogadas para la clínica de Chetumal serán: Endoscopía, laboratorio de histopatología, radiología, ultrasonido, tomografía axial y resonancia magnética; electroencefalogramas y ecocardiografía.

Para la clínica de Cancún, las especialidades que carecen de personal, son: audiología, endoscopía, inhaloterapia, dermatología, estudios de laboratorios clínicos, medicina física y de rehabilitación, laboratorio de histopatología, imagenología, oftalmología, electroencefalogramas, neurología, neurocirugía, endocrinología, nefrología, angiología, ecocardiografía, oncología, hemodinámica, alergología y cardiología pediátrica.

Para la Clínica de Medicina Familiar con Especialidades de Cozumel, hacen falta expertos en endoscopía, estudios de laboratorios clínicos, medicina física y de rehabilitación, laboratorio de histopatología, imagenología y oftalmología.

Para dichos contratos, se fijó un plazo que va desde el 15 de enero hasta el 31 de diciembre del 2022 o bien, “hasta agotarse el presupuesto” asignado, mismo que no ha sido revelado por la dependencia que dirige Pedro Zenteno.

Además de la carencia de personal especializado, se reveló en la convocatoria número LA-051GYN017-E33-2021, que el ISSSTE Quintana Roo está invitando a participar en la licitación pública para el contrato abierto destinado a “los servicios médicos subrogados de hospitalización para la clínica de medicina familiar en Cozumel”.

Carencia de al menos un año

Apenas el pasado viernes 17 de septiembre de 2021, decenas de usuarios del ISSSTE en Chetumal, acusaron que la institución dejó en el “abandono” durante casi 24 horas a los pacientes que acudían al área de Urgencias, con el pretexto de que no había médicos disponibles.

El 4 de octubre de 2021, se desató una nueva polémica, protagonizada por los pocos enfermeros, médicos, anestesiólogos, entre otros, los cuales, alegaron que no podían seguir trabajando debido a la falta de insumos y las malas condiciones en la infraestructura del nosocomio.

La protesta por falta de equipo, se acompañó de las quejas del personal sindicalizado, el cual, aseguró que les querían imponer a una persona “incapaz” en el área de enfermería. Por la suma de estos hechos, el personal de Chetumal exigió la destitución del subdelegado Martín Perales Martínez; la subdelegada Norma Alvarado Farías; y del director de la clínica, Emmanuel Gutiérrez García.

Hospital carente de médicos… y ética profesional

El 26 de noviembre del mismo año, la paciente Medarda Ake Chuc, acudió a la clínica en Chetumal, para la atención de una urgencia médica, pero, además de enfrentar su padecimiento, se encontró con un lugar clasista.

Cuando el malestar se incrementó, aunado, entre otras cosas, a la falta de medicamentos y de personal especialista que la pudiera atender, las autoridades, encabezadas por el director Emmanuel Ángel Gutiérrez García, tomaron la salida fácil: Le informaron a la familia de la paciente que ya se encontraba “desahuciada”, por lo que ya no podían dar una buena atención.

Frente a dicho escenario, la familia decidió que llevarían a Ake, a su domicilio en Felipe Carrillo Puerto. Por todo lo anterior, solicitaron el traslado, pero las autoridades del nosocomio de Chetumal le respondieron que la autorización, no dependía de ellos, sino de la clínica de Felipe Carrillo Puerto, quien debía dar el permiso para hacer uso de una ambulancia.

Tras varios días de engorrosa burocracia, le pidieron al director del lugar iniciar con los trámites del traslado, quien le respondió que mejor se fuera “a terminar la primaria porque no lograba entenderla”, esto, en clara alusión a su lengua materna.

Por ello, acudió ante la Comisión de Derechos Humanos para interponer una queja en contra del director de la clínica y la trabajadora social, pero el resultado ha sido nulo, por lo que apenas el 28 de noviembre de 2021, interpuso una denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE) por el presunto delito de negligencia en el desempeño de su función en contra de Emmanuel Gutiérrez García, director de la clínica del ISSSTE en Chetumal.

Hasta el momento, el resultado de ambas denuncias no ha tenido una respuesta favorable de parte de ninguna autoridad, ni de la dirigencia del ISSSTE.

Deja una respuesta

Botón volver arriba