El productor Puff Daddy enfrenta acusaciones por maltrato, de su expareja Cassie

En la denuncia se relatan diversas situaciones en las que se evidencia la manera violenta en que el productor musical llevó su relación con la cantante

Corresponsalías Internacionales/Grupo Sol Corporativo

Estados Unidos. – Trascendió que la cantante Casandra Ventura, conocida como Cassie, demandó a Sean Combs, quien fuera su pareja durante más de diez años, por las múltiples situaciones de maltrato y violencia física y sexual, de los que fue víctima durante su relación, ante una corte de Nueva York.

Combs es un productor musical que saltó a la fama en la década de los 90, gracias a su sello discográfico Bad Boy Records, y se le conoce bajo los seudónimos “Puff Daddy”, “P. Diddy” o “Diddy”. Conoció a Cassie cuando él tenía 37 años y ella 19; luego de que la contratara para su sello fue que inició su relación amorosa.

Entre las acusaciones por las que Cassie demanda a Combs, se encuentran:

  • Obligó a la Sra. Ventura a participar en actos sexuales con trabajadores sexuales masculinos, mientras él se masturbaba y filmaba los encuentros
  • Salió corriendo de su apartamento con un arma de fuego, en busca de un ejecutivo de la industria rival cuando supo que estaba cerca.
  • Exigió que la señora Ventura lleve su arma de fuego en su bolso, sólo para incomodarla y demostrarle lo peligroso que es.
  • Introdujo a la Sra. Ventura a un estilo de vida de abuso excesivo de alcohol y sustancias, y le exigió que consiga recetas ilícitas para satisfacer sus propias adicciones.

De manera adicional, se señala que estas situaciones se repitieron durante años, pues aunque ella intentó escapar en repetidas ocasiones “cada vez que se escondía, la vasta red de corporaciones y entidades afiliadas del Sr. Combs la encontraba, y aquellos que trabajaban para sus empresas le imploraban que regrese con él”.

Otra de las situaciones de violencia sexual que se establece en la denuncia es la ocasión en que Cassie accedió a tener una cena con Combs, luego de que ella considerara que su relación con él por fin había llegado a su fin; no obstante, el productor la obligó a entrar a su casa, donde la violó, pues aunque ella intentó alejarlo de sí, no lo consiguió.

En contraparte, el abogado de Combs declaró a The New York Times que las acusaciones son falsas, asegurando que Cassie interpuso la denuncia como medio de presión para que el productor le dé un pago de 30 millones de dólares, por el que lo ha estado amenazando, incluso con la publicación de un libro en el que cuente lo que vivieron durante su relación.

Deja un comentario

Botón volver arriba