“El Mayo” Zambada: cabeza del cártel de Sinaloa

Otras versiones sostienen que Carrillo Fuentes no murió: que terminó negociando con el gobierno de México y de Estados Unidos para convertirse en testigo protegido

Ricardo Ravelo/Corresponsalías Nacionales/Grupo Sol Corporativo

(Quinta y última parte)

Sinaloa.— Zambada tiene una larga historia: militó en el cártel de Guadalajara cuando este era encabezado por Miguel Ángel Félix Gallardo, Rafael Caro Quintero y Ernesto Fonseca Carrillo, “Don Neto”.

Era contemporáneo de Pablo Acosta Villarreal, “El Zorro de Ojinaga”, quien se suicidó en 1989 cuando iba a ser detenido por Guillermo González Calderoni, el famoso policía del gobierno de Carlos Salinas de Gortari, que también detuvo a Félix Gallardo.

Más tarde, Zambada se convirtió en pieza clave del cártel de Juárez cuando era dirigido por Rafael Aguilar Guajardo —asesinado en Cancún, Quintana Roo, en 1993— y después durante la etapa de Amado Carrillo Fuentes, “El Señor de los Cielos”, quien presuntamente murió en 1997 tras someterse a una cirugía plástica y liposucción para no ser perseguido.

Otras versiones sostienen que Carrillo Fuentes no murió: que terminó negociando con el gobierno de México y de Estados Unidos para convertirse en testigo protegido.

“El Mayo” Zambada sigue vigente en el negocio del tráfico de drogas. El gobierno de Estados Unidos lo considera un capo activo y cabeza central del cártel de Sinaloa. Sin embargo, nadie lo molesta ni lo persigue.

Deja un comentario