«EL KELÍN», VIDA DE HORROR Y TERROR

Ricardo Ravelo | La Opinión de México | Sol Quintana Roo | Sol Yucatán | Sol Campeche

(Primera de dos partes)

Reynosa.- La vida de Rogelio González Pizaña, “El Kelín” o Z-2, está plagada de horror y terror, muertes, desapariciones y secuestros. No era militar, pero se encumbró en el cártel de Los Zetas como una pieza clave.

En 2002 fue detenido, pero ese mismo día fue suplantado por otro personaje, con la complicidad del Ministerio Público Federal. En 2004, fue capturado por la Marina. Fue sentenciado a 16 años de cárcel, pero en 2014 un tribunal de alzada le redujo la pena a seis años y lo echó a la calle.

Volvió a sus andanzas criminales y decidió pelear por el control del cártel del Golfo. Sus rivales, sin embargo, lo secuestraron junto con su familia y los asesinaron. Se afirma que “El Kelín” fue decapitado, aunque su cuerpo no fue hallado. Las autoridades sostuvieron la hipótesis de que fue sepultado en una fosa clandestina.

La vida le ofreció varias rutas de escape, pero su desmedida ambición de poder lo llevó a ser secuestrado y asesinado junto con sus familiares, una clara venganza de sus propios socios, quienes impidieron de esta manera que Rogelio González Pizaña, El Kelín” –conocido en el grupo armado Los Zetas como El Z-2 –asumiera el control del cártel del Golfo en el año 2004.

González Pizaña, como pocos miembros de Los Zetas, no era de extracción militar. Su carrera criminal la inició ostentándose como Policía Federal en Matamoros, Tamaulipas. Ingresó al cártel del Golfo por invitación de Osiel Cárdenas Guillén y poco a poco, a base de golpes certeros, resultados y mostrando carácter, se fue abriendo paso hasta convertirse en uno de los operadores de mayor confianza de Cárdenas Guillén.

Tan respetado era por Osiel, debido, entre otras cosas, por sus habilidades, que llegó a colocarse a la par y por momentos por encima del liderazgo que en Los Zetas ejercía Heriberto Lazcano Lazcano, “El Lazca”, jefe máximo del grupo de exterminio del cártel del Golfo.

No obstante sus antecedentes como policía, González Pizaña fue fundador de Los Zetas en 1997. En ese grupo criminal, el más poderoso de entonces, era conocido como El Z-2-
Después de la muerte de Arturo Guzmán Decenas, “El Z-1”, en 2002, y la captura de Osiel Cárdenas, en marzo de 2003, González Pizaña se quedó al frente de una ala de Los Zetas y, al mismo tiempo, de una fracción del cártel del Golfo.

Este liderazgo no duró mucho tiempo, pues “El Kelín” fue capturado durante un operativo implementado por la Marina, la Policía Federal y el Ejército.

Deja un comentario

Botón volver arriba