El Pirulí: escena del crimen alterada

La procuraduría del Distrito Federal estableció tres líneas de investigación como posible causa del crimen

Corresponsalías Nacionales/Grupo Sol Corporativo

(Tercera de seis partes)

Ciudad de México. – Con el apoyo de un vecino, “El Pirulí” fue llevado al sillón donde descansaba —aquí surgió el primer detalle sospechoso, pues las autoridades dijeron que la escena del crimen fue alterada— el cual quedó ensangrentado. Se pidieron los auxilios médicos, pero fue inútil: “El Pirulí” ya estaba muerto. En el momento de su muerte, el cantante tenía 51 años.

A largo de las investigaciones resultó todo un misterio desenredar las verdaderas causas de su muerte. Pero en lugar de conocer la verdad el caso quedó envuelto en diversas versiones que nunca pudieron comprobarse.

La procuraduría del Distrito Federal estableció tres líneas de investigación como posible causa del crimen: La primera estableció que el cantante sostenía relaciones sentimentales con una mujer que era amante de un narcotraficante, aunque no se dieron pormenores respecto de quién se trataba.

La segunda pista se centró sobre una presunta deuda millonaria adquirida tras la compra de grandes extensiones de terrenos en Puerto Vallarta, Jalisco, que al parecer el cantante no había liquidado.

Y la tercera línea de investigación —quizá la más escandalosa— establecía que “El Pirulí” fue asesinado debido a que debía mucho dinero por drogas y además tenía vínculos con el narcotráfico.

Deja un comentario