LEYENDAS: EL AMIGO IMAGINARIO

Redacción/Sol Quintana Roo

Cuando tenía siete años, recuerdo no haber tenido muchos amigos, así que me hice un amigo imaginario, al darse cuenta de esto, mis papás comenzaron a llevarme a un psicólogo, ya que según ellos, no era normal.

Recuerdo que a él no le gustaba el psicólogo y a mí me daba miedo, era un adulto alto, con el pelo un poco canoso y llevaba gafas…

El psicólogo me preguntó: ¿Por qué hablas sola?

-Yo no hablo sola…

-Bien, ¿entonces con quién hablas?

-Akiit…Con mi amigo

-¿Dónde esta tu amigo?

-Detrás de usted…

El psicólogo mira detrás de él y me dijo que no veía nada, que allí no había nadie y esto solo hizo enojar a mi amigo…

-“No le gusta”, susurré…

A la semana siguiente de la consulta llamaron a mi mamá diciéndole que habían entrado a la casa del doctor y alguien lo había asesinado brutalmente cortándole la lengua y quitándole la piel.

Días después de aquel suceso, mi amigo desapareció para siempre.

Deja una respuesta

Botón volver arriba