DOS MIL 85 HOMICIDIOS DOLOSOS EN EL MES DE FEBRERO

*En febrero de 2022, mil 994; ahora hubo un incremento del 4.5%

*Un total de 29 masacres en los 28 días del mes pasado: una por día

José Sánchez López/Corresponsalías Nacionales/Grupo Sol Corporativo

Ciudad de México.- Un total de 2 mil 85 asesinatos se cometieron durante los 28 días del pasado mes de febrero, 392 menos que en los 31 días de marzo de este año, pero 91 más que en febrero del 2022, con lo que comparativamente aumentaron cerca del 5 por ciento, de acuerdo al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

En el mismo lapso se registraron 39 masacres, consideradas así cuando tres o más personas son asesinadas alevosamente. Los estados donde ocurrieron los violentos sucesos, en su mayoría, fueron en Tamaulipas, Zacatecas, Guanajuato, Estado de México, Michoacán y Veracruz.

No obstante, hubo algunas otras entidades, cuyo registro de homicidios dolosos no fue tan elevado, como Oaxaca, Hidalgo y Morelos, donde también ocurrieron hechos sangrientos con saldo de matanzas colectivas.

El día con el menor número de crímenes fue el domingo 12, con 58 homicidios dolosos; mientras que el más violento fue el viernes 10, cuando se registraron 92 asesinatos; sin embargo, la mortal estadística se mantuvo en un promedio de 80.2 víctimas diariamente.

Los cuatro fines de semana del mes, mantuvieron la misma tendencia, con un número mayor a los 200 asesinados: del viernes 3 al domingo 5, hubo 206 crímenes; del viernes 10 al domingo 12, se registraron 212; viernes 17 al domingo 19, con 216 y el más elevado, con 234 personas victimadas, fue del viernes 24 al domingo 25.

Igual que durante el actual régimen, Guanajuato siguió siendo el estado más violento y mortífero, donde ocurrieron 293 ejecuciones; en esa misma tesitura le siguió el Estado de México, con 232; Baja California, 170; Michoacán, 160; Chihuahua, 165 y Zacatecas, 131.

En el séptimo sitio, Jalisco, 129; Guerrero, 127: Morelos, 89; Sonora, 74; Quintana Roo, 75; Ciudad de México, 70 y Colima, 43.

Este número de víctimas, que podría parecer bajo, es muy elevado para el nivel de población de dicho estado, que solamente tiene una población de 700 mil personas (Guanajuato tiene 6 millones y medio), por lo que su tasa de homicidios es de 181.94 por cada 100 mil habitantes, lo que lo sitúa como una de las entidades más inseguras.

Los estados con el menor número de personas asesinadas, fueron Campeche, donde solo reportan dos homicidios en todo el mes; Baja California Sur, tres; Yucatán, cinco; Querétaro, nueve, y Aguascalientes, con 11. 

El miércoles uno, el director de Investigaciones de la Fiscalía de Michoacán en la región de Uruapan, José Javier Hernández, fue sorprendido por varios sicarios que portaban rifles de alto poder y asesinado a balazos, a unos pasos de sus oficinas y del Centro de Reinserción Social.

El general Arturo Medina Mayoral rindió protesta como titular de la SSP en Zacatecas, tras la renuncia del general Adolfo Marín. Ese mismo día se dio el hallazgo de ocho cuerpos (cuatro en Monte Escobedo y cuatro en Villa Hidalgo). En los dos años del gobierno de David Monreal Ávila, Medina Mayoral es el tercer secretario de seguridad en medio de una crisis de violencia por la pugna de los cárteles que se disputan la plaza.

Mientras una familia se encontraba en una celebración en el Ejido Pascual Ayón, del municipio de Cajeme, Sonora, un grupo armado irrumpió en plena fiesta y secuestra a 11 personas en Sonora. Entre los secuestrados se encontraban músicos que amenizaban la reunión y el propio festejado, Después encontraron a ocho de ellos, amordazados y atados de pies y manos, pero los otros cuatro siguen desaparecidas.

El director de Catastro municipal de Tijuana, José Luis Ramírez Chavaríns, fue asesinado el viernes 3 en la colonia Poblado Ejido Matamoros. La víctima, que recibió al menos cuatro heridas de bala, portaba un gafete de la dirección de Catastro

Desde el interior de una escuela secundaria, en Coyuquilla Norte, municipio de Petatlán, Guerrero, civiles armados atacaron a balazos un convoy de policías estatales. El enfrentamiento duró 5 minutos hasta que los policías lograron ingresar a las instalaciones del plantel y en el interior ubicaron a un civil muerto y a otros cuatro heridos.

Un paciente y la mujer que lo cuidaba fueron asesinados en el hospital de Urgencias del Hospital General de Zona No. 3 del IMSS, en Salamanca, Guanajuato, por un comando que ingresó al área de urgencias y les disparó cuando esperaban turno para ser atendidos.

Los cuerpos de 3 hombres fueron dejados a un costado de la carretera Cuernavaca-Temixco, a la altura de la colonia Adolfo López Mateos del municipio de Cuernavaca, Morelos.

El viernes 4, en Tula De Allende, Hidalgo, un hombre fue asesinado a balazos en la comunidad de Bomintzha. Las autoridades lo identificaron como El Maracas, uno de los cabecillas de huachicoleros que operan en este municipio.

En el interior de su domicilio, cuatro Integrantes de una familia fueron asesinados en San Miguel Soyaltepec, en la región Cuenca del Papaloapan, Oaxaca. El multihomicidio ocurrió en la colonia El Mirador, colindante con Veracruz. Las víctimas tenían entre los 24 y 52 años de edad.

El domingo 5 se registró un enfrentamiento entre personal del Ejército Mexicano y un grupo delictivo en Tuzantla, Michoacán, sobre la carretera Tuzantla-Benito Juárez, a la altura de la desviación a Paso de Núñez. Uno de los criminales fue abatido por los militares que aseguraron un rifle de asalto, cargadores y cartuchos útiles. El hecho ocurrió a dos días de la irrupción de una célula delictiva comandada por Joel Sánchez Jaimes El Chaparro, ex jefe de plaza de La Familia Michoacana.

También en Uruapan, Michoacán, en las brechas que conectan la tenencia de Cheranguerán con el municipio de San Juan Parangaricutiro, se registró un enfrentamiento entre elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional y un grupo de civiles que dejó como saldo dos personas muertas.

Asimismo, en menos de 24 horas, los municipios colindantes de Calera y General Enrique Estrada, en la región central de Zacatecas, registraron ocho ejecuciones y en el primer puente del año, la violencia dejó 12 homicidios dolosos en Guerrero, ocho en Acapilco, principal destino turístico.

Una persecución registrada la noche del mismo domingo en Cajeme, Sonora, contra Juan «N», relacionado con el consumo y venta de drogas, cobró la vida de una pequeñita de 2 años, sobrina de su novia, quienes iban en el auto con él. También falleció su acompañante Édgar «N» y la mujer resultó herida.  

El martes 7, una balacera en medio de la fiesta patronal por la Virgen de la Candelaria, en Santa Cruz Meyehualco, Alcaldía Iztapalapa, dejó como saldo cuatro personas muertas y 11 heridas. Todo comenzó por una riña al interior del domicilio 114 de la calle Insurgentes, donde recibieron la imagen de la Virgen. El dueño del inmueble, Ricardo «N», de 53 años, discutió con varias personas por la mayordomía de la fiesta. Nariuos de ellos sacaron sus armas y se desató la balacera.

El policía vial Armando Olmos González, de San Francisco del Rincón, Guanajuato, fue asesinado a tiros dentro de su patrulla, en la colonia Lázaro Cárdenas. En menos de mes y medio, tres elementos de Seguridad han sido asesinados en el mismo poblado.

El miércoles 8, un grupo de sicarios ingresaron a dos viviendas en el fraccionamiento Urbi Villa del Prado, en el sur-oriente de Chihuahua y asesinaron a seis personas. Los atacantes arribaron en varios vehículos a los dos domicilios ubicados en el cruce de Prados de la Alameda y Prados de las Flores.

En Playas de Rosarito, Baja California, un comando ejecutó a José Julio, de 38 años de edad, residente de Los Ángeles, California, y lesionó a dos empleados de una estación de gasolina. El ataque se produjo en el establecimiento situado en el boulevard Guerrero y la calle Artículo Primero, a una cuadra de las oficinas administrativas de este municipio limítrofe con Tijuana.

El jueves 9 dos mujeres fueron asesinadas en el Estado de México. Una de ellas fue encontrada abajo de un puente de la carretera México-Cuautla, en Tlalmanalco, en la región de los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl, con una herida de bala en la cabeza; la otra, en un predio de Los Reyes La Paz, su cuerpo estaba cubierto con bolsas negras y cinta adhesiva.

Al mediodía de ese mismo jueves, fueron asesinados tres hombres de entre 20 a 25 años de edad, en la comunidad de Cieneguitas, perteneciente al municipio de Guadalupe, Zacatecas; se trata del segundo ataque armado en menos de 24 horas en esa localidad, con lo que suman ya cuatro muertos.

En hechos distintos, siete personas fueron asesinadas el viernes 10 en Chiapas. Dos cadáveres fueron halados en bolsas en un rancho que había sido cateado por la policía estatal en Ocozocoautla de Espinosa. En Amatenango de la Frontera fueron reportados tres hombres asesinados, mientras que en la carretera de cuota de Tuxtla Gutiérrez, fue ultimado a balazos otro individuo.

A 10 días de que el general Arturo Medina Mayoral asumiera el mando de la SSP de Zacatecas, el crimen organizado asesinó a Manuel de Jesús Chávez Reyes, quien hasta el 1 de febrero fungió como director de la Policía Estatal Preventiva.

Un policía muerto y tres oficiales más heridos, incluido un elemento de la Unidad Canina, fue el saldo de un ataque armado la madrugada del viernes 10, en la delegación Francisco Zarco, Ensenada, Baja California, La acción del agente canino Boris fue crucial en la detención de dos hombres, responsables de asesinar a un policía municipal de Ensenada y lesionar a tres más durante un operativo en el ejido Francisco Zarco. Boris, de la raza malinois de 4 años de edad, resultó herido. Estuvo en riesgo de morir y los veterinarios luchan por no amputarle una de sus patas.

Los cuerpos degollados de cuatro empleados del área de Fiscalización y Cobranza del ayuntamiento de Playa del Carmen, en Quintana Roo, fueron localizados el sábado 11 en la avenida 70 y calle 18, colonia Ejidal. Con esa ejecución suman 13 personas ultimadas en lo que va del año en este centro vacacional.

Los inspectores, que tenían huellas de tortura y heridas de arma blanca, acababan de inspeccionar el bar La Cueva. Sus cuerpos fueron hallados sobre la caja del pick-up en la que viajaban, abandonada en la Colonia Ejidal, fueron asesinados tras realizar inspecciones en bares y antros de dicha ciudad turística de Quintana Roo.

Diez empleados de dicho bar fueron detenidos. Las víctimas fueron secuestradas la madrugada del sábado dentro del bar y minutos después asesinados. Dentro y fuera del establecimiento se encontraron huellas de sangre.

El sacerdote de Valle de Guadalupe, de la Región Altos Sur, José Angulo Fonseca, fue asesinado a balazos en el municipio de Atotonilco el Alto, Jalisco. El crimen ocurrió en el Rancho La Soledad, en la delegación de San Francisco de Asís.

Las oficinas del Grupo Uniradio, una plataforma multimedia con 13 estaciones de radio y cinco portales de noticias web, ubicadas en Zona Río, Tijuana, BC, fueron baleadas por presuntos miembros del crimen organizado, quienes a la entrada del inmueble dejaron una corona de flores y una manta donde condenaron su supuesto apoyo en la presentación del grupo Arriesgado, cuyo género son narcocorridos.

Dos hombres fueron asesinados y uno más quedó herido mientras jugaban un partido de béisbol en la Unidad Deportiva de la comunidad Hacienda Nueva, municipio de Morelos, Zacatecas. Un grupo de civiles armados ingresó hasta el campo y disparó contra los jugadores. Dos de las víctimas murieron en el lugar. Las dos personas asesinadas trabajaban en la Dirección de Seguridad Pública del municipio de Calera.

Una balacera en calles de la Alcaldía Iztapalapa, dejó como saldo dos muertos y dos heridos, entre ellos un menor de edad, reportado grave. Los hechos ocurrieron en la calle Villa Igatimi, colonia Desarrollo Urbano Quetzalcóatl, cuando las víctimas caminaban sobre la banqueta. Dos sujetos a bordo de una moto les dieron alcance y abrieron fuego en su contra.

El martes 14, un enfrentamiento entre hombres armados en el municipio de Santiago Amoltepec, en la región de la Sierra Sur de Oaxaca, dejó cinco hombres sin vida. Tres de las cinco personas muertas fueron identificadas como hijos del expresidente municipal Abel García Santiago, mientras que las otras dos se desempeñaban como sus «escoltas»,

Jorge Alberto Torres Rolón, jugador de fútbol americano de 24 años, fue asesinado el miércoles 15, en el municipio de Villa de Álvarez, en Colima. El joven universitario fue atacado cuando caminaba, a plena luz del día, por la Colonia Burócratas.

El periodista y activista ambiental Abisaí Pérez Romero, fue asesinado el pasado domingo 12 de febrero en Tula, Hidalgo. La organización Reporteros Sin Fronteras lo dio a conocer el jueves 16 y pidió a la Fiscalía del Estado de Hidalgo que investigue los hechos, sin descartar motivos relacionados con su labor periodística.

En el municipio de Guachochi, Chihuahua, se registró una balacera que dejó como saldo dos muertos en la comunidad de Yoquivo. Estos homicidios se suman al del presidente seccional de Bahuichivo, José Ofelio Cervantes Ramos, en la carretera hacia San Rafael, dentro del municipio de Urique.

En un operativo realizado el viernes 17 en Medellín, Veracruz, para detener a los secuestradores del abogado Luis Emilio Fuster Montiel, quien fue secuestrado el miércoles 15 en la congregación de Paso del Toro y encontrado sin vida al día siguiente, detuvieron a siete presuntos plagiarios. En las acciones, un agente de la policía ministerial falleció y cuatro policías resultaron heridos.

Los cadáveres de tres hombres ejecutados fueron encontrados en un predio de la Colonia Colorado, en Zapopan. Las víctimas, según los reportes preliminares, presentan el tiro de gracia.

Óscar Javier de la Garza, exdirector de Planeación Financiera de la UANL, fue acribillado en la zona Cumbres de Monterrey, en Nuevo León, cesado el año pasado por presuntas irregularidades. La principal línea de investigación es una venganza por no devolver un monto millonario que él y su hermano, José Gerardo, recibieron cuando ambos laboraban en la Universidad.

La mañana del domingo 19, fueron encontrados frente al penal estatal de Chiconautla, Estado de México, una mujer y de un hombre, ambos decapitados. Las cabezas estaban a unos metros de distancia. Las rejas del penal tenían manchas de sangre, por lo que se presume que los responsables intentaron arrojarlas al interior del presidio.

Presuntos integrantes de la delincuencia organizada realizaron en Zacatecas al menos 10 bloqueos carreteros con vehículos que robaron y quemaron en los municipios de Fresnillo, Calera, Enrique Estrada, Genaro Codina, Guadalupe, Ojocaliente, Ciudad Cuauhtémoc, Pánfilo Natera y Trancoso. Además, arrojaron artefactos ponchallantas para obstaculizar el arribo de la policía.

Y en medio de la crisis de inseguridad por la que atraviesa Zacatecas, se conoció un video del alcalde morenista de Jerez, Humberto Salazar, en el que canta al ritmo de la banda La Adictiva, el narcocorrido «JGL», dedicado al capo Joaquín “El Chapo” Guzmán.

El lunes 20; los padres de un hombre que fue asesinado el jueves, fueron también baleados durante el funeral de su hijo, que se realizaba en Ciudad Juárez, Chihuahua. Las víctimas fueron identificadas como Liliana García y Christian Becerril, de 38 y 40 años. Eran los papás de Julio César García, de 20 años, quien fue asesinado el jueves 16. Dos personas más resultaron heridas, entre ellas un policía municipal.

El martes 21 se registró un enfrentamiento en Urique, Chihuahua, que dejó dos policías heridos y tres civiles muertos. En esa zona opera José Noriel, alias El Chueco, quien en junio de 2022 asesinó a dos sacerdotes jesuitas en la comunidad de Cerocahui. El sujeto permanece prófugo.

El empresario Lorenzo Mario González Villareal, de 78 años de edad, originario de Saltillo, Coahuila, murió durante el fuego cruzado en un enfrentamiento entre grupos criminales. Él y su hijo Lorenzo, de 53 años, habían sido privados de su libertad, al salir de un rancho de su propiedad ubicado en el municipio de Doctor Arroyo, entre Nuevo León y San Luis Potosí.

El viernes 24, mientras David Monreal Ávila, gobernador de Zacatecas, presentaba “La Estrategia para la Construcción de la Paz, Prevención y Convivencia Ciudadana”, para avanzar hacia la pacificación, en los municipios de Jerez y Villanueva se reportó el hallazgo de tres cuerpos sin vida; entre las víctimas figura un trabajador municipal, sobrino de una regidora de Jerez.

Y al día siguiente, en la ciudad de Fresnillo, Zacatecas, dos militares murieron y cuatro resultaron heridos tras enfrentarse con integrantes de la delincuencia organizada. Los soldados patrullaban las inmediaciones de la colonia Del Valle, cuando los sicarios los emboscaron. Tras el ataque, los delincuentes lanzaron ponchallantas y aceite quemado y provocaron que uno de los vehículos militares se volcara. En el lugar, quedaron muertos un cabo y un soldado, mientras un oficial y tres militares más resultaron gravemente heridos y fueron trasladados a un hospital.

La madrugada del mismo sábado se registró un enfrentamiento entre presuntos integrantes del Cártel del Noreste y Cártel del Golfo, en la comunidad de Peña Blanca, municipio General Bravo, en Nuevo León, que dejó como saldo cuatro cuerpos calcinados dentro de una camioneta.

En la colonia Chirimoyo, de Tlajomulco, Jalisco, un niño de 11 años y su hermano de 18 fueron perseguidos y atacados a balazos. El más pequeño murió, mientras que el adolescente fue trasladado a un hospital y su estado se reporta como grave.

Cinco jóvenes, entre ellos un ciudadano estadounidense, fueron muertos por elementos del Ejército Mexicano que abrieron fuego contra la camioneta en la que viajaban en la colonia Manuel Cavazos Lerma, denunció el Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo. Una de las víctimas fue identificada por su familia como Gustavo Suárez, de nacionalidad norteamericana, que estaba de visita.

Otro muchacho más que resultó herido, dijo que acababan de salir de un antro, que ninguno iba armado y que se dirigían a sus domicilios cuando se toparon con el contingente militar que les ordenó detenerse y como no obedecieron de inmediato, les dispararon.

En la fachada de una de las casas donde ocurrieron los hechos, la policía estatal detectó 86 impactos de bala.

La noche del domingo 26, un comando asesinó a cuatro jóvenes e hirió gravemente a otro más en el fraccionamiento Villas de Guadalupe, del municipio de Guadalupe, Zacatecas. Varios sujetos armados descendieron de un vehículo en la avenida Villas del Vergel y comenzaron a disparar contra los jóvenes, quienes tenían entre 20 y 25 años de edad, de acuerdo con reportes extraoficiales

El lunes 27, tres personas ejecutadas fue el saldo que dejó un ataque a tiros cometido por sujetos armados, en la colonia La Malinche, del municipio de Tula de Allende, Hidalgo. No hay rastro de los asesinos.

Los hermanos Daniel “N” y Diego “N”, fueron quemados vivos por un grupo de pobladores de San Juan Atepec, presuntamente por atacar con arma de fuego a dos habitantes de la localidad en la Sierra Norte de Oaxaca.

En Acapulco, donde se celebra el Abierto Mexicano de Tenis, cuatro cadáveres desmembrados fueron hallados esparcidos ayer en la carretera de cuota Viaducto-Metlapil. Sobre las víctimas había mensajes en varias cartulinas. Una de ellas decía: «la familia es sagrada y se respeta, no se matan mujeres y niños».

Deja un comentario

Botón volver arriba