¿DÓNDE ESTÁN LOS MÉDICOS?

*Como si fuera una película de terror, los especialistas en las clínicas de Quintana Roo del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado han dejado de existir, sobre todo los de Nefrología, es decir, lo relacionado con problemas en los riñones

*Ante esta situación se licitó el número de contrato SA/DRMO/AD/0044/2023, el cual fue efectuado por el subdelegado de Quintana Roo, Gibrán Sergio Rojano Carrillo, para resolver esta problemática, que continúa afectando a los derechohabientes

*La empresa Renal Caribbean S.A. de C.V., que es administrada por Víctor Ulises Sarabia Martínez, fue la ganadora de este contrato, por el cual se le entregaron cinco millones 875 mil pesos, no obstante, este hospital sigue presentando problemas, los cuales cada vez son mayores

Redacción/Sol Quintana Roo

Chetumal. – La situación en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) en el hospital de Chetumal ya pasó a ser crítica, pues no solo existen problemas con el suministro de medicamentos, sino que ahora tampoco hay médicos especialistas, sobre todo los relacionados con la Nefrología, es decir, aquellos que ven los riñones.

Esto lo saben bien los directivos, sobre todo el subdelegado de Quintana Roo, Gibrán Sergio Rojano Carrillo, quien realizó una licitación para que algún contratista equipe y actualice al nosocomio respecto a la atención de estos padecimientos.

Ante esto, se efectuó el número de licitación SA/DRMO/AD/0044/2023, bajo el concepto de “Nefrología pata los derechohabientes de las clínicas del ISSSTE”, misma que fue obtenida por la empresa Renal Caribbean S.A. de C.V.

Dicho proveedor recibió por parte del ISSSTE $5,875,000.00 (Cinco millones ochocientos setenta y cinco mil pesos 00/100 M.N.), provenientes de la partida presupuestal, aunado a que este prestador de servicios es el favorito de este instituto.

Víctor Ulises Sarabia Martínez es el apoderado de esta empresa, el cual dicho sea de paso, está relacionado con autoridades de este organismo, pues es egresado del Centro Médico Nacional XXI, uno de los colegios más prestigiosos, aunado a su experiencia laboral.

Esto claramente se trata de un conflicto de intereses entre ambas partes, muestra de ello es que durante los años 2018 a 2021 ha recibido $13,570,855.06 (Trece millones quinientos setenta mil ochocientos cincuenta y cinco pesos 06/100 M.N.), por contratos relacionados con esto.

No obstante, pese a que de acuerdo al informe de egresos del ISSSTE, se han invertido millones y millones de pesos en mejorar esta área, simplemente nada ocurre, pues la gente que acude a estos nosocomios, continúa documentando la situación, que dicho sea de paso, está peor que nunca.

Según comentan los derechohabientes, cuando van a dicho nosocomio, los trabajadores les informan que no hay médicos especialistas, por lo que simplemente tienen que retirarse y buscar en otros lugares, lo que incluso puede significar gastos extras por atención privada.

Aunado a que para poder atenderse, tienen que viajar a Mérida, Yucatán, donde sí hay especialistas, pero ello significa gastar en transporte, comida y hospedaje, aunado a que deben de dejar de hacer sus actividades diarias para atenderse.

Otra de las situaciones, es que ponen a atender doctores generales, es decir, aquellos que ven todas las enfermedades y dan un análisis general, pero debido a que la demanda es cada vez mayor, simplemente no se dan abastos.

Ante estas problemáticas que han estado presentes desde hace meses, los pacientes han catalogado a estas clínicas ubicadas en Quintana Roo, como una de las peores a nivel nacional, tanto en atención como en resolución de problemas.

Simplemente, los directivos no tienen intención de mejorar las instalaciones, pues con toda tranquilidad aseguran que los médicos están vacaciones y será hasta el mes de febrero cuando regresen, demostrando con esto falta empatía en los administradores.

También, otro sector poblacional que sufre la “austeridad” del ISSSTE son la gente con diabetes, pues como se sabrá esta enfermedad ocasiona problemas en varios órganos como los son los riñones, hígado, páncreas, entre otros.

Por ahora, no hay una fecha para cuando esta situación mejore, pero eso sí, el beneficio a los cercanos a Gibrán Sergio Rojano Carrillo, siguen haciéndose de dinero, a costa de las necesidades del pueblo, sin que nadie mueva un dedo para acabar con esta situación.

ISSSTE SE QUEDA SIN MÉDICOS ESPECIALISTAS

Como si fuera una película de terror, los médicos especialistas poco a poco van desapareciendo del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), pues los derechohabientes comunicaron que no cuentan con nefrólogos, es decir, aquellos que se dedican a revisar las funciones renales, así como los que tratan los problemas relacionados con este.

De acuerdo con los pacientes, cuando van a citas programadas, los trabajadores de dicho nosocomio, les comentan que no hay un profesional de la salud que los atienda, lo que significa problemas para ellos, pues tienen que ver otros lugares donde consultar, gastando dinero que simplemente no tienen.

Inclusive, muchos de ellos, tienen que viajar a la ciudad de Mérida, Yucatán, donde aparte del viaje, transporte, hospedaje y comida, suelen invertir en consultas privadas y medicamentos, los cuales no suelen ser accesibles a sus bolsillos.

Deja un comentario