Disminuye en un 66% el decomiso de armamentos en la frontera con EE. UU.

*Las técnicas de revisión son el problema más frecuente de las inspecciones, ya que no existe un programa estructurado adecuado

Corresponsalías Nacionales/Grupo Sol Corporativo

Ciudad de México.- El gobierno federal informó que, en la mayoría de los pasos fronterizos de Estados Unidos no se está realizando de forma adecuada las inspecciones de salida a las personas y vehículos con dirección a México, así como operativos para decomisar armas, explosivos y municiones, lo cual está facilitando los actos de contrabando por parte del crimen organizado.

Debido a esto, el aseguramiento de armamento en la frontera ha caído un 66% en los últimos dos años, situación que el gobierno de Estados Unidos busca solucionar, ya que advirtió que se está desaprovechando la oportunidad de evitar que los grupos criminales tengan acceso a importantes activos.

De acuerdo con el último informe del Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos, oficiales de Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) “no realizan inspecciones de salida ni decomisos y, por lo tanto, están perdiendo oportunidades para impedir que dinero, armas de fuego, explosivos y narcóticos lleguen a los grupos criminales que perpetran la violencia transfronteriza”.

Las autoridades señalaron que las técnicas de revisión son el problema más frecuente de las inspecciones, ya que no existe un programa estructurado para una garantizar una revisión adecuada, además de que la tecnología y la infraestructura varían en cada punto, así como el “criterio personal” de los agentes al momento de decidir que unidad revisar en los pasos aduanales.

La irregularidad en las inspecciones ha provocado que cada año ingresen 200 mil armas ilegales a México, de las cuales, dos terceras partes fueron producidas o importadas por tiendas de armamento estadunidenses.

Con el fin de atender esta problemática, agentes de la CBP han realizado operativos cercanos a la frontera, con el fin de asegurar armamento. Por desgracia, esta medida no garantiza que aumenten los decomisos en la frontera.

Deja un comentario