DIARIO EJECUTIVO

*La sociedad no es (ni debe ser) juez

*Fuente ovejuna, Yasmín, Graue, Raymundo

*Importaciones, puertos, petróleo, Lotenal, consumo

Roberto Fuentes Vivar/Corresponsalías Nacionales/Grupo Sol Corporativo

Cuando la sociedad se convierte en juez pueden ocurrir muchas cosas: como la justicia por propia mano (en el caso de la Obra Fuente Ovejuna de Lope de Vega) o errores históricos (en el caso de la crucifixión de Cristo, de acuerdo con el Nuevo Testamento). Por eso es un tema delicado.

Hace 50 años cuando estaba en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García varios maestros insistían en la necesidad de anteponer el término presunto antes del adjetivo delincuente. La razón era que incluso hasta después de haber sido juzgado o sentenciado un personaje podía ser inocente. Hay miles de casos en todos los países del mundo en los que se han encarcelado a personas cuya inocencia es demostrada después de haberlas perjudicado de por vida.

Lamentablemente, en México, hoy parte de la sociedad (y en muchas ocasiones los propios medios de comunicación) se asume como legítimo ministerio público (investigar y perseguir delitos) sin tomar en cuenta ni toda la información, ni elementos como la presunción de inocencia, ni mucho el beneficio de la duda razonable.

Creo que esta situación se ha registrado en el caso de la ministra de la Suprema Corte de Justicia Yasmín Esquivel, en el cual miles de ciudadanos exigen un castigo ejemplar (retirarle el título, desconocerle los estudios, separarla de su cargo y hasta algunos despistados piden que se refunda en la cárcel).

El motivo, desde luego -asumen esas voces- es que ella plagió su tesis de licenciatura. Ya esa parte de la sociedad juzgó que ella es culpable, a pesar de las pruebas la ministra ha presentado y que, por lo menos, se prestarían para pensar en la duda razonable. Desgraciadamente, al haber juzgado de manera sumaria, este grupo se ha llevado entre las piernas (como se dice coloquialmente) la imagen de muchas personas a su alrededor, desde asesores, hasta notarios y académicos.

Este juicio sumario se ha basado en informaciones parciales y en interpretaciones de palabras o documentos y por ello ya la consideran culpable de haber plagiado la tesis de otro alumno. Si se atiene uno a la presunción de inocencia y la duda razonable, habría que partir de un principio: antes de exigir que se le castigue debe demostrarse la culpabilidad.

En este sentido, prácticamente todos los documentos emitidos por las diversas instancias de la UNAM califican y demuestran que hubo delito, pero en ninguno de ellos se ha afirmado de manera tajante que la ministra fue la plagiaria.

Toda esa introducción es para mencionar que el viernes pasado el caso de la ministra dio un giro interesante por dos razones: una, el mensaje del rector de la UNAM, Enrique Graue, y otra la columna de Raymundo Riva Palacio de ese día (y la publicación el sábado del reporte principal de Eje Central, dirigido por el mismo periodista).

En el caso del mensaje del rector, se reitera que la institución no cuenta con las instancias internas para emitir un castigo, que se continuará con las investigaciones y que la UNAM no se someterá a presiones.

En ningún momento señala que la ministra fue la plagiaria. Sí en efecto hay un párrafo en el cual podría inferirse que lo es, pero al mismo tiempo se tiene el suficiente cuidado de no culparla directamente, aunque sí considera el delito de enorme gravedad para la máxima casa de estudios.

Su mensaje dio pie para que el mismo viernes en las redes miles de mexicanos lo consideraran poco valiente por no haber cancelado el título de la ministra. Generalmente, no coincido con el rector Graue, pero en esta ocasión sí. ¿Puede el rector o la propia UNAM castigar a alguien cuando no se ha comprobado su culpabilidad o cuando por lo menos persiste la duda razonable? Creo que no y por eso estoy de acuerdo con el mensaje y con no haber actuado de manera sumaria por presiones de una parte de la sociedad.

En lo que se refiere a Raymundo Riva Palacio, en su columna (estrictamente personal) titulada “Yasmín y las dos Mentiras” (Yasmín y las dos mentiras) publica el viernes nueva información, en la cual describe que el abogado Édgar Ulises Báez mintió en varias ocasiones y hasta hace una reflexión personal en el sentido de que quizá deberían esperarse las sentencias hasta que exista mayor información.

Al día siguiente, Juan Carlos Rodríguez y María Idalia Gómez firman el reportaje principal del finsemanario Eje Central, con la cabeza “Caso Ministra Yasmín Esquivel/ Báez mintió”. Ahí dan cuenta de las contradicciones del autor de la supuesta tesis plagiada y detallan las cinco ocasiones en que el reportero Juan Carlos Rodríguez entrevistó al abogado en su domicilio, hasta que en la última ya no le respondió y le dio un portazo.

Hay que aclarar que el abogado Báez se convirtió en el hombre más buscado por la prensa desde que comenzó (el 21 de diciembre) el escándalo de la tesis presuntamente plagiada. Pero nadie solo el reportero Rodríguez, tuvo acceso a él. Incluso hasta Álvaro Delgado (de Sin Embargo y los Periodistas) se apersonó en el domicilio, pero no fue recibido.

Personalmente, le he dedicado algunas columnas al caso (29 de diciembre y 2 de enero, entre otras menciones de seguimiento) manifestando mis dudas sobre el caso y específicamente sobre la culpabilidad de la ministra Yasmín Esquivel.

Hoy, tras la columna de Raymundo (a quien reconozco valentía en este caso) y el posterior reportaje en Eje Central, reitero mis dudas sobre quién plagio a quién. Y sí considero que el rector Graue actuó de manera adecuada, pues no puede imponer castigos a quien parte de la sociedad ya sentenció culpable sin tomar en cuenta, reitero, ni toda la información, ni la presunción de inocencia y la duda razonable.

Dice el filósofo del metro: Ser culpable hasta que no se demuestre lo contrario, puede ser síntoma de autoritarismo mediático.

Tianguis

Quizá el mejor reporte del fin de semana sobre la economía mexicana es el que publicó La Jornada sobre el valor (y el volumen) de las importaciones de granos y oleaginosas. El valor de las adquisiciones de granos básicos y oleaginosas de México en el extranjero cerró 2022 con un total de 17 mil 700 millones de dólares, cifra anual sin precedente desde que existen registros (1993), esto como consecuencia de los elevados precios internacionales de las materias primas a raíz de la guerra, pues Ucrania es uno de los principales productores de granos del mundo, pero el conflicto armado con Rusia ha cortado su cadena de suministro, señala el informe que, con información del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA), explica que el gasto del país en productos básicos como maíz, frijol, trigo, soya, arroz y aceites, entre otros, registró un incremento de 17.6 por ciento respecto de los 15 mil millones de 2021.

En cuanto a volumen, México importó en 2022 un total de 38 millones de toneladas de granos y oleaginosas, que implica una disminución de 1.5 por ciento frente al récord de 38 millones 700 mil toneladas de 2021. Es decir que estamos comprando al exterior menos alimentos que el año pasado, pero más caros…  La Secretaría de Marina dio a conocer que en 2022 los puertos mexicanos movieron ocho millones 311 mil 854 teus (unidad de medida de los contenedores), lo que significó un crecimiento de 5.8 por ciento con respecto al año anterior. 

El reporte incluye las cifras del movimiento de carga general suelta y contenerizada, graneles, petróleo, transbordadores, vehículos automotores y cruceros, e indica que en el sistema portuario nacional se manejaron 287 millones 457 mil 715 toneladas de carga… Por cierto, que, según la Comisión Nacional de Hidrocarburos, durante 2022 Pemex produjo en promedio un millón 523 mil barriles diarios. En diciembre extrajo un millón 514 mil barriles diarios, lo cual significó una contracción de 3.87 por ciento respecto a igual lapso de 2021, cuando el órgano regulador reportó una producción de un millón 575 mil barriles diarios en promedio.

Lo interesante es que las firmas privadas produjeron el año pasado 99 mil barriles diariamente, un incremento de 54.44 por ciento frente a 2021, cuando reportaron un promedio de 64 mil barriles diarios y para diciembre produjeron 102 mil barriles diarios, lo que significa que están aumentando su participación en el mercado… Parece ser que en noviembre se presentó un bache en la economía interna el país, pues de acuerdo con el INEGI, los ingresos de comercios minoristas y servicios cayeron 0.2 y 0.7 por ciento, respectivamente, frente a octubre. 

El comportamiento negativo en el undécimo mes se observó a pesar de que en este periodo se realizó el Buen Fin. Los ingresos de las empresas de servicios disminuyeron 0.7 por ciento mensual en noviembre. Sin embargo, las ventas de comercios al menudeo y de servicios avanzaron 2.5 por ciento y 7.9 por ciento a tasa anual…. Interesante que Seyed Rezvani, director general del Grupo Mundo Imperial informó que este año se realizará en México (del 14 al 16 de abril) la final del mundial de futbol soccer de playa. Concretamente, en la Arena GNP Seguros de Mundo Imperial se desarrollará la Copa Beach Soccer, por primera vez, donde ocho equipos internacionales en las ramas varonil y femenil llegarán a la Riviera Diamante Acapulco para demostrar quién es el mejor país en la Copa Beach Soccer… La Lotería Nacional, que dirige Margarita González Saravia, está muy activa homenajeando a instituciones fundamentales del estado mexicano. La semana pasada (concretamente el viernes) realizó el Sorteo Superior 2750, para reconocer el 80 Aniversario del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Para esta semana el Sorteo Superior 2751 celebrará el 40 aniversario del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Deja una respuesta

Botón volver arriba