DESVÍOS “POR EL CAÑO”

*Ya es evidente la holgazanería y la avaricia del presidente municipal de José María Morelos, Erik Borges Yam, ya que vuelve a usar la misma práctica con los mismos motivos, donde lo único que cambia es el monto que decide acaparar del erario público

*Con el fin de beneficiar a los 218 habitantes de la comunidad de Xnoh Cruz y a los 682 que residen en la localidad de San Diego, el autoproclamado “Alcalde Rebelde” autorizó dos contratos para la construcción de cuartos para baño

*Esta suma millonaria no fue en beneficio de un contratista cualquiera, ni mucho menos en uno experto que aseguré un buen resultado, porque bajo la aprobación del Alcalde “reverde”, los recursos provenientes del erario público volvieron a caer en manos de “amigos”

Redacción/Sol Quintana Roo

José María Morelos.- A estas alturas, ya es evidente la holgazanería y la avaricia del presidente municipal de José María Morelos, Erik Borges Yam, ya que vuelve a usar la misma práctica con los mismos motivos, donde lo único que cambia es el monto que decide acaparar del erario público, en esta ocasión, cerca de dos millones y medio de pesos.

Con el fin de beneficiar a los 218 habitantes de la comunidad de Xnoh Cruz y a los 682 que residen en la localidad de San Diego, el autoproclamado “Alcalde Rebelde” autorizó dos contratos para la construcción de cuartos para baño, proyectos que corrieron a cargo de José Luis Gómez Carrillo, una persona de interés en el plan de beneficio mutuo.

De acuerdo con el primer contrato, con número de identificación JMM-DOP-FISM-38/2022, la construcción de cuartos para baño en la localidad de San Diego contó con un monto de inversión de $699,666.95 (Seiscientos noventa y nueve mil seiscientos sesenta y seis pesos 95/100 M.N.) y el proyecto supuestamente se realizó entre el 26 de septiembre de 2022 y el 24 de noviembre del mismo año.

En el caso del segundo contrato, con número de identificación JMM-DOP-FISM-37/2022, la construcción de cuartos para baño en la comunidad de Xnoh Cruz contó con un monto de inversión de $1,509,195.13 (Un millón quinientos nueve mil ciento noventa y cinco pesos 13/100 M.N.), el cual debió realizarse en un plazo que fue idéntico al establecido en el otro contrato.

Cabe señalar que, el caso de la localidad de San Diego, con 682 habitantes, requirió un monto de inversión menor al de la comunidad de Xnoh Cruz, que, con 218 habitantes, acaparó una suma de más de millón y medio de pesos. En cuanto al total, el H. Ayuntamiento de José María Morelos otorgó un total de $2,450,333.30 (Dos millones cuatrocientos cincuenta mil trescientos treinta y tres pesos 30/100 M.N.).

Esta suma millonaria no fue en beneficio de un contratista cualquiera, ni mucho menos en uno experto que aseguré un buen resultado, porque bajo la aprobación del Alcalde “reverde”, los recursos provenientes del erario público volvieron a caer en manos de “amigos”.

Previamente, Siguiendo su nefasto habito de hacer lo que le conviene, el presidente municipal de José María Morelos, Erik Borges Yam, actuó de la forma más obvia y dejó más de dos millones de pesos en manos del director general de Obras Públicas, Desarrollo Urbano y Medio Ambiente, Jesús Florentino Huchim Ucan, para que este beneficie a quien le parezca.

El proveedor afortunado resultó ser José Luis Gómez Carrillo, quien durante el 2022 recibió un contrato, con número de identificación JMM-DOP-FISM-42/100, para el “Acondicionamiento De Espacios Físicos De Las Unidades Administrativas De La Dirección General De Obras Públicas, Planeación Y Tesorería Del H. Ayuntamiento”.

Dicho acuerdo involucró una suma millonaria, con impuestos incluidos, de $2,066,000.00 (Dos millones sesenta y seis mil pesos 00/100 M.N.), de la cual este proveedor tuvo un anticipo de $619,800.00 (Seiscientos diecinueve mil ochocientos pesos 00/100 M.N.), el 30% del monto total.

Cabe señalar que este proveedor tiene un pasado muy peculiar, pues resulta que José Luis Gómez Carrillo asistió al Instituto Tecnológico de Chetumal, lugar donde fue compañero de Jesús Florentino Huchim y ambos presentaron artículos para el congreso nacional, durante el periodo de 2013-2017, relacionado con la evaluación de las propiedades físicas del cemento.

Ahora, de acuerdo con los datos registrados en el Padrón de Proveedores, Gómez Carrillo ahora es un arquitecto dedicado a la compra y venta de accesorios de refracción, acondicionador de aire y venta de extinguidores, con sede en la ciudad de Chetumal del estado de Quintana Roo.

Deja un comentario