DESVÍOS POR 745 MDP

*Fueron presentados ante jueces de Control el exdirector de Administración de Hacienda, Gerardo Villegas y Ricardo Yáñez, ambos acusados de peculado por el presunto desvío de 246 millones de pesos

*Jaime Herrera dijo que la red de corrupción estaba conformada por tres niveles. El segundo lo integraban directores y directores generales, también familiares de César Duarte

*Según el testigo protegido –pieza clave en todo este rompecabezas de corrupción– se crearon empresas para desviar dinero del erario

Ricardo Ravelo/La Opinión de México/Sol Quintana Roo/Sol Yucatán/Sol Campeche/Sol Chiapas/Sol Belice/La Opinión de Puebla

(Cuarta de cinco partes)

Ciudad de México.- Por ello, fueron presentados ante jueces de Control el exdirector de Administración de Hacienda, Gerardo Villegas y Ricardo Yáñez, ambos acusados de peculado por el presunto desvío de 246 millones de pesos de la Secretaría de Educación, Cultura y Deporte.

En ese juicio presentaron testimonio como testigos protegidos varios implicados, entre otros, Jaime Herrera, exsecretario de Hacienda. El testigo protegido T-701-2017 fue presentado por el Ministerio Público como un exfuncionario del más alto nivel del gabinete de César Duarte entre los años 2010 y 2016. Este fue quien denunció toda la red delictiva que se tejió para llevar a cabo el saqueo de dinero del Estado.

Este testigo –en realidad se trata de Jaime Herrera– dijo que la red de corrupción estaba conformada por tres niveles. El segundo lo integraban directores y directores generales, también familiares de César Duarte. Era el núcleo fuerte para la defraudación y en él figuraban Gerardo Villegas Madriles, Antonio Tarín y Carlos Hermosillo. Todos ellos –dijo el testigo– eran protegidos de Jesús Esparza Flores, titular de la Auditoría Superior del Estado.

El primer nivel –dijo– estaba conformado por tres titulares de las secretarías encargados de la elaboración de las políticas públicas y el segundo por quienes ocupaban puestos de director o director general en diferentes organismos y dependencias, cargos para los que en la mayoría de los casos el gobernador designó personalmente tanto a familiares como a otras personas de su confianza.

En ese segundo nivel de corrupción –apuntó el testigo– estaban algunos empresarios, socios externos del gobernador y ahí se concentraba el núcleo duro de los desvíos financieros.

Según el testigo protegido, –pieza clave en todo este rompecabezas de corrupción– las empresas que se crearon para desviar dinero del erario son Servicios y Asesorías Samex S.C., la cual tenía un contrato por 55 millones de pesos.

Con otra suma aproximada también fue incorporada al esquema de corrupción Servicios y Asesorías Sinax S.A. de C.V., la que tenía un contrato por 46 millones de pesos. Luego fue creada la empresa Servicios y Asesorías SISASS, S.A. de C.V., a la que le otorgaron un contrato por 90 millones de pesos y, más tarde, fue incorporada Despacho de Profesionistas Futura S.A., S. de C.V.

De acuerdo con información de la Fiscalía Estatal de Chihuahua, por medio de la Dirección de Adquisiciones de la Secretaría de Hacienda se hicieron desvíos por 745 millones de pesos. Por ello, tres funcionarios tuvieron que ir a la cárcel: Se trata de Gerardo Villegas, quien fue director de Administración de la Secretaría; Antonio Enrique Tarín y Sergio Medina, quien estuvo a cargo de la Dirección de Adquisiciones.

A Medina se le atribuye el delito de peculado agravado por él desvió de 379 millones de pesos y por simular un procedimiento administrativo en complicidad con otros colaboradores y personas externas. Los hechos, según las investigaciones, se efectuaron en el mes de octubre de 2016, con la contratación de Servicios informáticos que nunca fueron prestados.

Deja una respuesta

Botón volver arriba