¡DESPILFARRAN EN VIGILANCIA!

*La Semarnat en Quintana Roo, se ha encontrado bajo el ojo público por las constantes obras en el Estado que terminan causando un grave impacto ambiental ante el silencio o confabulación de la dependencia

*Por medio de María Guadalupe Estrada Ramírez, se contrató por más de un millón de pesos a una empresa de Chiapas para los servicios de seguridad y vigilancia de febrero a diciembre de 2022 de las instalaciones

*Dicho proveedor no ha laborado anteriormente en Quintana Roo, sin embargo, al comparar las cifras otorgadas por la delegación local en comparación con otros Estados existen diferencias cercanas al medio millón de pesos

Redacción/Sol Quintana Roo

Chetumal.- La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) en Quintana Roo, se ha encontrado bajo el ojo público por las constantes obras en el Estado que terminan causando un grave impacto ambiental ante el silencio o confabulación de la dependencia.

Aun así, la subdirectora de la dependencia, María Guadalupe Estrada Ramírez, contrata por más de un millón de pesos a una empresa de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas para los servicios de seguridad en las oficinas de la Semarnat en Quintana Roo.

Así quedó demostrado a través del contrato número 2022-A-L-NAC-A-A-16-143-00003446, otorgado a la empresa Multilimp y Asociados S.A. de C.V., representada por Lissette Alejandra Velázquez López.

Bajo el recurso de que la Semarnat Delegación Federal en el Estado de Quintana Roo requiere la custodia y vigilancia del inmueble y bienes propiedad de la Federación, así como la vigilancia y control de acceso del personal que realiza trámites a la oficina.

Dentro del contrato electrónico se maneja el monto total mínimo sin impuestos por 399 mil pesos y un monto máximo de 997 mil 500 pesos; sin embargo, dentro de la ficha del contrato publicada en la Plataforma Nacional de Transparencia, se maneja el costo total con impuestos por un millón 157 mil 100 pesos.

La empresa Multilimp y Asociados aparece con domicilio fiscal en el municipio de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, y es la responsable de proporcionar los servicios de vigilancia y seguridad a las oficinas de la Semarnat del 25 de febrero al 31 de diciembre de 2022.

Lo que comprendería un periodo de 310 días, por lo que los gastos equivaldrían a un costo aproximado de 3 mil 732 pesos al día en vigilancia del edificio de la dependencia.

A pesar de que en el Estado se cuenta con distintas empresas dedicadas al rubro de seguridad, la dependencia prefirió contratar los servicios de una compañía foránea para dicha función.

Esta empresa se ha hecho acreedora a 39 contratos en los años 2008 y 2021, de los cuales 15 fueron adjudicados de forma directa, en total ha obtenido una ganancia por 56 millones 604 mil 140.42 pesos.

Dentro de la PNT no aparece que haya trabajado en algún otro momento dentro de Quintana Roo, pues no hay contratos celebrados con la dependencia con sede en el Estado, sin embargo, sí aparecen contratos con las oficinas de la Semarnat en otras partes del país.

Por ejemplo, para la delegación en el estado de Querétaro, se contrató a la empresa para los mismos servicios en un lapso del 19 de febrero al 31 de diciembre de 2022, pero el costo fue de 199 mil 500 pesos.

De igual forma, para la delegación en Coahuila, el monto máximo es de 661 mil 200 pesos, para un periodo del 25 de febrero al 31 de diciembre de este año en curso.

Por lo que, en el caso de este último existiría una diferencia de 495 mil 900 pesos para los mismos servicios durante un tiempo exactamente igual en el año, resultando un costo excesivo en Quintana Roo, en comparación con la situación en los otros Estados.

Estos gastos no se justifican con la tan cuestionada eficiencia de la delegación de la dependencia en Quintana Roo, puesto que a pesar de ser en donde se dirigen la mayor cantidad de proyectos con impacto ambiental de todos los estados de la república, la eficiencia y legalidad de los permisos otorgados no siempre son claros o a favor real del medio ambiente.

Puesto que la dependencia ha sido señalada de guardar silencio frente a las devastaciones naturales realizadas por algunas empresas, como el caso como el caso del predio continuo al restaurante Rosa Negra en la zona costera de Tulum, donde tras los azotes del huracán “Grace”, quedaron exhibidas las destrucciones de mangle y Palma Chit, especies protegidas por ley, a la cual la Semarnat no se presentó para dar respuesta.

Deja una respuesta

Botón volver arriba