DESHONESTIDAD, SU MARCA

*Maricarmen Candelaria Hernández Solís destinó más de 2 millones de pesos para la “Ampliación de la red de energía eléctrica” en la localidad de Tuzik, a la empresa Grupo Saher Villareal, S.A. de C.V.

*Esta compañía recibió un contrato en noviembre de 2020 del Ayuntamiento de Bacalar, para la rehabilitación de calles y avenidas por casi 2 millones de pesos, obra que no fue concluida

*De igual forma, en 2021 participó en una licitación en donde compitió con otra empresa, la cual tiene como a uno de sus socios, a su mismo representante, Edder Pacheco Villareal

Redacción/Sol Quintana Roo

Felipe Carrillo Puerto.- El renombre de una empresa debería ser parte de las características que se tomen en cuenta para la adjudicación de algún contrato que será saldado con el dinero del municipio, aspecto que Maricarmen Candelaria Hernández Solís, parece ignorar por completo, al firmar un convenio con un proveedor acusado de no concluir con sus obras.

Esto se puede observar en el contrato No. OP-FCP-FISMDF22-I3P-10/2022 firmado el 20 de mayo de 2022, por la presidenta municipal, Maricarmen Hernández Solís, y la empresa Grupo Saher Villareal, S.A. de C.V., representada por Edder Pacheco Villareal en su carácter como administrador único.

La obra consiste en la “Ampliación de la red de energía eléctrica” en la localidad de Tuzik, de Felipe Carrillo Puerto, y para la cual se destinaron 2 millones 986 mil 709.42 pesos, ya con el I.V.A. incluido, estableciendo un plazo no mayor de 90 días naturales para concluirla, contando del 25 de mayo de 2022 hasta el 22 de agosto de 2022.

La compañía beneficiada, Grupo Saher Villareal, S.A. de C.V., tiene su domicilio en Chetumal, Quintana Roo, y a pesar de que Edder Pacheco Villareal funge como administrador único, la empresa cuenta con otros dos socios, quienes son Juan Baltazar Herrera Castillo y Heyder Abraham Sánchez Lodge.

Esta empresa se vio exhibida desde 2018, cuando el Centro SCT de Quintana Roo, encabezada en ese momento por Francisco Gómez Orozco, le otorgó un contrato por 1 millón 67 mil pesos para una construcción en el municipio de Othón P. Blanco, sin embargo, para ese momento, dicha compañía aparecía sin datos en el Registro Público de Comercio, a pesar de esto, recibió la adjudicación directa del proyecto.

De igual forma, este mismo proveedor vio comprometida su poca honestidad, cuando se ventiló que dentro de la Secretaría de Obras Públicas, se efectuaban manejos corruptos en las entregas de las licitaciones, las cuales se modificaban a modo para que las empresas interesadas en obtenerlas, pudieran ganarlas.

En diciembre de 2021, Grupo Saher Villarreal, participó en una licitación por medio del sistema de “invitación a tres”, en donde compiten tres empresas para ver cuál se queda con el contrato, el cual en dicha ocasión era por un millón 993 mil 87 pesos, lo interesante es que en dicho concurso participaron la persona física Cristina Alejandra Suárez Yam y el Corporativo Ideco del Sureste S. de R.L. de C.V.

Lo turbio está en que el representante de Grupo Saher Villarreal, Edder Pacheco Villareal, también es socio del Corporativo Ideco del Sureste S. de R.L. de C.V., según el Registro Público de Comercio, junto con otras dos personas, quienes son Miguel de Jesús Várguez Basto y Miguel de Jesús Weiler Várguez Abrego.

Por lo cual, convenientemente Grupo Saher Villarreal se quedó con el contrato en esa ocasión; con lo que al parecer Edder Pacheco estaría usando a una segunda empresa para facilitarle el camino en las licitaciones.

El caso más sonado de esta compañía, y documentado por Sol Quintana Roo, fue el relacionado el contrato MB-DP-LOPNE-FISM-ROMMA-021-2020 entregado en noviembre de 2020 por el Ayuntamiento de Bacalar, el cual fue para la rehabilitación de calles y avenidas por un millón 995 mil 849.92 pesos, obra que, a pesar de haber sido pagada, no fue concluida.

Después de todas estas fallas expuestas en diversas obras por parte del proveedor, Maricarmen Hernández pensó que sería buena idea dejarle este proyecto importante para la abandonada comunidad de Tuzik, si bien, se ha mostrado en una ocasión para ver que la obra se esté realizando, sería de esperarse su regreso para verificar el cumplimiento total y en forma del proyecto.

Ya que, todo parece indicar que la ciudadanía está cansada de una funcionaria que solo ve por su beneficio propio ignorando las necesidades de su pueblo, por lo que tienen que recurrir a medidas drásticas para llamar su atención, como fue el colgar una manta con la exigencia de reparar y pavimentar las calles de la colonia Rafael E. Melgar, acción que generó una fuerte movilización policíaca.

Sin embargo, a modo de burla, la presidenta municipal decidió realizar la pavimentación de esta colonia, pero empezando por la calle en donde se ubica su domicilio, pues ya tenía en mente la compra de su lujosa camioneta, adquirida hace unas semanas.

Deja una respuesta

Botón volver arriba