DENUNCIA, ANTE LA FGR, “SOL O PARA BRINDAR AYUDA” A.C., A MARCIANO DZUL POR MAL USO DE SUS FUNCIONES

*Después de un año de estar al frente del municipio de Tulum -por segunda ocasión-, el presidente municipal ha demostrado su incapacidad para cumplir con las funciones que requiere su cargo

*Teniendo conocimiento de una irregularidad millonaria detectada por la Aseqroo, Dzul Caamal ha decidido condonar a su predecesor Víctor Mas Tah, quien fuese alcalde y responsable de dicho desfalco

*A pesar de haber invertido millones de pesos en la rehabilitación de edificios pertenecientes a la Secretaría de Seguridad Pública, así como en equipo táctico, estas no parecen dar fruto alguno, así como es evidente la falta de una estrategia para combatir el crimen

Redacción/Sol Quintana Roo

Chetumal.- Después de un año del estar al frente del municipio de Tulum por segunda ocasión, el presidente municipal, Marciano Dzul Caamal, ha demostrado su incapacidad para cumplir con las funciones que requiere su cargo, mismas que estipula la Ley, así como por diversas irregularidades detectadas durante su gestión y/o actos en contra de medios de comunicación.

Por lo que se ha recurrido a una denuncia formal ante la Fiscalía General de la República (FGR) por parte de la Asociación Civil, “Sol O Para Brindar Ayuda”.

Primeramente, entre las irregularidades encontradas durante su presente período de gobierno se tiene el hecho de que la Auditoría Superior del estado de Quintana Roo (Aseqroo) durante una revisión a la Cuenta Pública 2020, se detectó la falta de documentación comprobatoria o que no reúne requisitos fiscales por 839,665.42 millones de pesos.

De esta cantidad de dinero, la Aseqroo no tiene registro de cuál fue su uso por parte de municipio de Tulum, aun así, y teniendo conocimiento de este faltante, Marciano Dzul ha decidido condonar a su predecesor Víctor Mas Tah, quien fuese alcalde y responsable de dicho desfalco, lo que deja en claro el acuerdo entre ambos.

De igual forma, el presidente municipal debe ser quien celebre los convenios a nombre del Ayuntamiento, sin embargo, varios de estos han sido con proveedores muy cuestionables, sin historial, foráneos o que han sido cómplices de gestiones corruptas en otros municipios, a pesar de los señalamientos Marciano Dzul ha llenado los bolsillos de estos empresarios.

Entre sus funciones está el establecer programas tendientes a evitar la comisión de delitos y proteger en sus bienes, posesiones y derechos a los ciudadanos, cosa que hasta ahora es clara la deficiencia por parte de la administración encabezada por Dzul, pues Tulum acumula más de 60 ejecuciones en lo que va de su presente gestión.

Como se ha señalado, el presidente municipal ha invertido millones de pesos en la rehabilitación de edificios pertenecientes a la Secretaría de Seguridad Pública del municipio, así como en equipo táctico, pero realmente estas supuestas inversiones no parecen dar fruto alguno, así como es evidente la falta de una estrategia o programa establecido para combatir el crimen.

Por último, a pesar de que la Ley establece que es el responsable de aplicar, a través del procedimiento administrativo, las sanciones a los infractores de los reglamentos municipales, esto se ha visto mermado, probablemente relacionado con sus intereses personales.

Como ejemplo más reciente se encuentra lo ocurrido a principios del mes de julio del presente año, cuando medios de comunicación del Estado de Quintana Roo denunciaron al director de Comunicación Social del Ayuntamiento de Tulum, Adán Quintanilla Ávila, por un evidente atentado a la libertad de expresión y al derecho a la información.

Pues dicho servidor público arremetió contra un grupo de reporteros y repartidores de periódico, quienes únicamente realizaban su trabajo, pero que terminó por prohibirles el acceso a los espacios públicos, y en un total acto de prepotencia e intimidación, el vocero municipal amenazó a los encargados de la distribución de un periódico impreso.

“Si los vuelvo a ver, se atienen a las consecuencias”, fueron las palabras de Quintana Ávila contra los trabajadores.

A pesar de tener conocimiento de estos hechos, el servidor público sigue en su puesto, y no recibió ni una sanción, por lo que se entiende que las órdenes para el comportamiento del funcionario pudieron venir directamente desde su jefe.

En virtud de todos estos señalamientos, se ha interpuesto una formal denuncia en contra de Marciano Dzul Caamal y/o contra resulte responsable ante la Fiscalía General de la República, con la finalidad de que se inicien las investigaciones correspondientes para el esclarecimiento de los hechos y se proceda conforme a la Ley.

Dicha denuncia fue interpuesta por la Asociación Civil, “Sol O Para Brindar Ayuda”, dedicada a otorgar asistencia jurídica a los grupos vulnerables que así lo soliciten, esperando con este se ejerza la accionen penal contra quienes resulten responsables por la probable comisión del o los delitos que resulten de la indagatoria.

Deja una respuesta

Botón volver arriba