DENGUE, ALARMANTE

*La Secretaría de Salud informó que Quintana Roo cuenta con 376 casos confirmados de esta enfermedad en lo que va del año

*Actualmente, el Estado ocupa el décimo lugar a nivel nacional de casos confirmados de dengue, y la mortalidad se ha visto disminuida desde la semana epidemiológica número 10

*Habitantes de la capital del Estado exhortan a las autoridades a mejorar las medidas precautorias contra el mosquito transmisor de esta enfermedad

Luis Enrique Tuz/Sol Quintana Roo

Chetumal.- Con 376 casos confirmados en lo que va del año por la Secretaría de Salud, Quintana Roo ocupa el décimo lugar a nivel nacional por dengue, hecho por el cual habitantes de la capital del estado exhortan a las autoridades a mejorar las medidas precautorias contra esta enfermedad.

De acuerdo con el jefe de la Jurisdicción Sanitaria Uno, Julio Garibaldi Zapatero, la situación del dengue en el país es alarmante, ya que el año pasado, para estas fechas, hubo cuatro mil casos en todo el país, pero en este 2024 se han registrado 20 mil, un aumento del 400%. Además, ha habido defunciones en los principales estados como Chiapas, Guerrero, y Quintana Roo.

Como medida preventiva, personal de vectores de la Secretaría de Salud (SESA) en el Estado nebulizó aproximadamente 128 mil 765 hectáreas con máquinas pesadas ULV, instaladas en camionetas, máquinas térmicas, motomochilas y bombas aspersoras, para evitar la proliferación de moscos transmisores del dengue.

El reporte de control larvario, correspondiente a la semana epidemiológica 26, informó que se han visitado 374 mil 351 viviendas y eliminado 672.72 toneladas de objetos intradomiciliarios inservibles, los cuales representaban potenciales criaderos de moscos. Con 376 casos confirmados en lo que va del año, Benito Juárez registra 267 casos, mientras que Othón P Blanco 55, Felipe Carrillo Puerto 14, Isla mujeres 3 y 37 en el resto de los municipios

Actualmente, el estado de Quintana Roo ocupa el décimo lugar a nivel nacional de casos confirmados de dengue, y la mortalidad se ha visto disminuida desde la semana epidemiológica número 10, donde la última defunción registrada en el año fue en el mes de marzo.

En esta temporada de lluvias, las acumulaciones de agua en cualquier recipiente favorecen la multiplicación del mosco vector del dengue y para reducir el riesgo de transmisión, es esencial la participación de los quintanarroenses en la eliminación de los criaderos dentro de sus viviendas.

PIDEN REFORZAR MEDIDAS CONTRA EL DENGUE

Ante este panorama, José Alberto España Novelo expresó que las autoridades del Sector Salud y ciudadanos deben de reforzar los trabajos para el control del dengue en Quintana Roo, sobre todo porque se tienen encharcamientos en varios puntos de la geografía estatal y son el hábitat natural de los moscos transmisores de la enfermedad.

Andrés Blanco Cruz expresó que los trabajos de fumigación para el control del mosco transmisor de dengue se deben realizar en todo el Estado, no solo en las principales ciudades porque el problema está en todas partes.

Menalio Darza expresó que luego de las pasadas inundaciones en la capital del Estado, proliferaron los moscos, por lo que se debe de realizar una campaña intensiva de fumigación y descacharrización.

Leopoldo Sosa Cetina señaló que también los trabajadores de la construcción sufren los ataques constantes de los moscos, aunque por el momento no se tienen registros de personas con dengue.

Ángel Pascual afirmó que le consta que las autoridades del Sector Salud trabajan en el control del mosco, pero en los últimos días cayó demasiada agua que dejó encharcamiento en toda la entidad, no solo en la capital del Estado y el problema es mayor, pero dijo confiar en que hagan un buen trabajo.

Cinthia Pérez, quien vive en la colonia Comité Proterritorio, destacó que ha visto que pase el camión de los vectores, pero al parecer han sido insuficientes para el control de los miles de moscos que están atacando a los ciudadanos.

Carlos Cobos dijo que se debe trabajar en el control de los moscos transmisores del dengue, porque las cifras que presentó la Secretaría de Salud Nacional son alarmantes, pero también se debe de tener en cuenta que hay un exceso de charcos por toda la ciudad.

Zenaida Díaz exhortó a las autoridades del Sector Salud a reforzar las medidas de control del mosco, pues el trabajo se está realizando, sobre todo en estas temporadas de lluvias.

Mel Montalvo, quien vive por la sabana de Chetumal, expresó que el brote de moscos se encuentra incontrolable y que se requiere de una fumigación masiva para el control de las larvas.

Víctor Caamal señaló que las autoridades de la Secretaría de Salud deben trabajar en el control de los moscos transmisores, porque las picaduras son molestosas, pero resulta más peligroso para aquellas que fueron contagiados por el dengue.

NO CEDE EL AGUA

*La colonia Diego Rojas Zapata, en Bacalar, continúa sufriendo los efectos de las inundaciones, las cuales han alcanzado las vías en construcción del Tren Maya

Redacción/Sol Quintana Roo

Bacalar.- Habitantes de la colonia Diego Rojas Zapata, en el municipio de Bacalar, continúan sufriendo de las inundaciones provocadas por las intensas lluvias que se registraron previo a la llegada del huracán “Beryl” a las costas de Quintana Roo, las cuales se han ido extendiendo paulatinamente y alcanzó las vías en construcción del Tren Maya.

Al menos 37 familias lo han perdido todo a consecuencia de los escurrimientos tras las intensas lluvias registradas del mes de junio, quienes reclaman que estas fueron causadas por los rellenos del Tren Mayas, ya que las viviendas afectadas se encuentran en la zona baja del desagüe.

Ahora, los escurrimientos alcanzaron también la obra del Tren Maya, pues se registraron afectaciones en la zona de construcción de un puente elevado, la cual se encuentra rodeada de agua y selva. Debido al terreno anegado, la obra ha sido detenida.

Por otra parte, el documento “Calidad del agua subterránea: acuífero sur de Quintana Roo, México”, de la autoría de Joan Alberto Sánchez y Teresa Álvarez, para El Colegio de la Frontera Sur, señaló que las afectaciones en esta zona se debieron a una falla del Río Hondo, convirtiéndola en una especie de tazón que ha acumulado el agua que fluye en dicha zona.

Hasta el momento, los habitantes la colonia Diego Rojas Zapata siguen a la espera de apoyos por parte de las autoridades estatales, mientras que brigadistas voluntarios se encargaron de ayudar en lo que pudieron a los ciudadanos que quedaron bajo el agua, para recuperar documentos importantes en las zonas afectadas.

BIENESTAR PARA LAS FAMILIAS

*Habitantes de las zonas más vulnerables del municipio de Tulum recibieron apoyos en especie, esto tras el paso del huracán Beryl, por ello, la gobernadora Mara Lezama Espinosa afirmó que la ayuda continuará

Redacción/Sol Quintana Roo

Tulum.- Tras el paso del entonces huracán Categoría 2, Beryl, la gobernadora Mara Lezama Espinosa recorrió las zonas más vulnerables de Tulum, donde procedió a entregar apoyos en especie a las personas afectadas por este meteoro.

En su paso por las colonias Sac Bé y 2 de Octubre, la Mandataria expresó que el fenómeno no fue tan agresivo como se esperaba, por lo que se reactivaron los vuelos, los puertos, “pero en lugares como este sí hay vulnerabilidad y por eso estamos yendo a las comunidades”, afirmó.

“Quiero decirles que la atención no termina con el huracán. Seguimos visitándolos y trabajando en equipo para atenderlos, escucharlos y ayudar donde sea necesario porque ese es el espíritu del Nuevo Acuerdo por el Bienestar y Desarrollo de Quintana Roo: no están solas y no están solos, cuenten con ello”, expresó la titularidad del Ejecutivo.

Los pobladores de dichas colonias no solamente recibieron apoyos en especie, sino también fueron revisados por las Caravanas de Salud y así poder tener acceso médico, ya que algunas personas no habían podido tener chequeos realizados por especialistas.

Finalmente, Lezama Espinosa explicó que no hay intermediarios, por ello, se continuará visitando y apoyando a las comunidades vulnerables, enfatizando que no solo se atiende durante la emergencia del huracán, sino de manera continua y permanente.

Deja un comentario

Botón volver arriba