DELINCUENCIA EN Q. ROO CUESTA 10 MIL PESOS A VÍCTIMAS: INEGI

Redacción / Sol Quintana Roo

Chetumal.- Alfredo fue víctima de un robo en su casa. Delincuentes aprovecharon que él y su esposa salieron a trabajar para forzar la puerta y sustraer una televisión y unos aretes que la mujer recibió de manos de su marido en su último cumpleaños y que ni siquiera había estrenado. 

“No sólo se llevaron nuestras cosas, también nos quitaron la tranquilidad de regresar a nuestro hogar a descansar. Desde ese día, antes de llegar, sólo le pido a Dios no volver a pasar un momento similar”, asegura el hombre.

Pero el trago amargo no termina ahí. Alfredo, como cada quintanarroense víctima de un delito, tendrá una afectación económica de alrededor de 10 mil 452 pesos, entre lo que le robaron y las medidas que implementará para resguardar su casa, como cambio de cerraduras, cámaras, entre otras.

Quintana Roo es la quinta entidad con mayor incidencia delictiva por entidad federativa al registrar 33 mil 300 mil víctimas de delito por cada 100 mil habitantes para la población de 18 años y más en 2020, de acuerdo a los datos de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) 2021, que presenta el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Al considerar sólo el área metropolitana de Cancún, la incidencia delictiva se eleva a hasta los 40.5 puntos, lo que supera a ciudades con crisis de inseguridad como Acapulco (40.3), Culiacán (31.2) o Tijuana (25.3).

HASTA 4 HORAS PARA DENUNCIAR

A pesar de la angustia, Alfredo optó por no denunciar. “¿Para qué? Luego nada más le dan ‘carpetazo’ y uno sólo pierde el tiempo”.

Según la ENVIPE, durante 2020, se denunció e inició una carpeta de investigación en 6.7 por ciento del total de delitos reportados ante alguna corporación policiaca o servicio de emergencia, lo que establece que el 93.3 por ciento de los delitos no llegaron a la autoridad judicial y, por tanto, no se persiguieron.

Para Quintana Roo la cifra negra alcanza el 94.8 por ciento, siendo el quinto Estado de la República en el que menos delitos se persiguieron en relación con los reportados.

Entre las razones que dieron las víctimas para no denunciar delitos el principal fue la pérdida de tiempo al acudir a las estancias correspondientes, con el 33.9 por ciento de las respuestas a los encuestados, en segundo punto se encuentra la desconfianza en las autoridades con un 14.2 por ciento y evitar trámites largos y difíciles con un 8.5 por ciento de las respuestas; en menor grado fueron la actitud hostil del personal encargado de las denuncias o por miedo a que les extorsionen.

Quienes sí denunciaron, el 44.2 por ciento señala que requirieron de al menos dos horas para levantar su denuncia, mientras que el 32.3 por ciento asegura que tardaron más de cuatro horas.

Deja una respuesta

Botón volver arriba