CORRUPTOS E INEFICIENTES

*Belice padece una creciente ola de homicidios; su territorio está controlado por pandillas, carece de recursos para reforzar la seguridad y, peor aún, es un país geográficamente estratégico para el turismo, pero más para el narcotráfico

*Se tiene detectada la presencia del Cártel de Sinaloa –el más poderoso del mundo y con presencia en 80 países–y Los Zetas, cuyos tentáculos incluyen todo Centroamérica y Europa

*Tanto la policía como el sistema judicial arrastran una fuerte desconfianza social y éste problema, a su vez, inhibe a la gente para denunciar los delitos, por lo que priva la impunidad

Redacción/La Opinión de México/Sol Quintana Roo/Sol Yucatán/Sol Campeche/Sol Chiapas/Sol Belice/La Opinión de Puebla/La Opinión de Tabasco

Reportajes especiales

(Última de tres partes)

Belice.- Pese a tener una población 43 veces menor que la de Guatemala o 15 veces inferior que el promedio de los países centroamericanos, Belice padece una creciente ola de homicidios; su territorio está controlado por pandillas, carece de recursos para reforzar la seguridad y, peor aún, tiene el privilegio y la desgracia de ser un país geográficamente estratégico para el turismo, pero más para el narcotráfico.

Según la DEA e informes de la Secretaría de Seguridad Pública de México, la mayor parte de las operaciones de los cárteles se realizan en las selvas del Petén y Los Cayos, una cadena conformada por unas 450 islas coralinas que se utilizan para traficar drogas, personas, armas, maderas preciosas y animales exóticos.

No sólo eso: Belice es clave en el contrabando de cigarros –que provienen de Canadá o Estados Unidos–, telas y productos chinos que entran al mercado informal de México. Se afirma que su introducción al mercado mexicano se realiza mediante sobornos a las autoridades aduanales y a la Policía Federal.

Según la DEA, en Belice operan tres cárteles. Hasta ahora se tiene detectada la presencia de Sinaloa –el más poderoso del mundo y con presencia en 80 países–y Los Zetas, cuyos tentáculos incluyen todo Centroamérica y Europa, particularmente sus enlaces se ubican en Italia.

Cabe citar que, desde hace varios años, Guatemala –país colindante con Belice–fue un enclave estratégico de Joaquín Guzmán Loera, el “Chapo”: Desde ahí realizaba sus contactos para asegurar el envío de cargamentos de droga hacia México. Otra ruta bastante socorrida es Guatemala-Chiapas-Tabasco-Veracruz-Tamaulipas, muy explotada por los cárteles del Golfo y de Juárez hasta mediados de esta década.

Los análisis sobre el narcotráfico realizado por las principales agencias norteamericanas han puesto el reflector en la narcodinámica de Belice: Señalan que se trata de un pequeño país que hace frontera con México y Guatemala en la costa del Caribe, con Quintana Roo.

Para algunas personas resulta un territorio casi paradisíaco. Tiene selva tropical y pequeños hoteles de lujo ubicados en los cayos caribeños. Pero además de estas bondades naturales también es un centro clave para los grupos criminales.
Además del narcotráfico y el contrabando –los más boyantes negocios ilegales–Belice enfrenta una fuerte problemática de inseguridad interna, crisis económica y falta de capacitación de su estructura de seguridad, lo que los convierte en vulnerables frente al crimen organizado.

Tanto la policía como el sistema judicial son considerados corruptos e ineficientes; arrastran una fuerte desconfianza social y éste problema, a su vez, inhibe a la gente para denunciar los delitos, por lo que priva la impunidad.

En Belice solo hay una cárcel. Y aunque se asegura que no tiene problemas de hacinamiento, incumple con el objetivo de la readaptación social.

Belice es considerado el país menos poblado de Centroamérica, cuenta con 23 mil kilómetros cuadrados de territorio y, según las estadísticas oficiales, no tiene elevados índices de criminalidad, como ocurre en El Salvador, Honduras y Guatemala –enclavados en el llamado Triángulo Norte de Centroamérica–, sin embargo, este pedazo de paraíso caribeño, cuya ubicación geográfica es estratégica, lo convierte en el territorio preferido de los narcos.”

Deja una respuesta

Botón volver arriba