¡CORROMPE A LA SEDATU!

*Denuncian ante la Fiscalía General de la República al expresidiario Gabriel Mendicuti Loría y su hijo Gabriel Mendicuti Zapata, así como a funcionarios de la Sedatu

*María Estela Ríos González, directora general de Ordenamiento de la Propiedad Rural, se conduce de manera “ilegal y deshonesta”, además de que es cómplice de los despojadores en el municipio de Solidaridad

Redacción/Sol Quintana Roo

Playa del Carmen.- El regidor Gabriel Mendicuti Loría utilizó su poder económico y político para corromper a funcionarios de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), con el fin de apoderarse de grandes extensiones de tierra en el municipio de Solidaridad, así lo revela una denuncia en su contra ante la Fiscalía General de la República.

La denuncia fechada en 7 de julio de 2022, interpuesta por Rodolfo González Pacheco Vázquez y Quirino Delgado Juárez, revela que tanto el exsecretario de gobierno de la administración de Roberto Borge Angulo, Gabriel Mendicuti Loría, así como su hijo Gabriel Mendicuti Zapata, sobornaron a la directora general de Ordenamiento de la Propiedad Rural, María Estela Ríos González, para la realización de “un acuerdo de acumulación”, en plena pandemia de Covid-19 cuando todas las dependencias federales y estatales estaban cerradas.

Dicho acuerdo de acumulación, sustentado con documentación falsa y omisiones, promovido por la funcionaria de la Sedatu en favor de los Mendicuti pretende montar un predio denominado “Caminos El Rey Mestizo” sobre los terrenos “Kinn Ha” y “Kinn Ha II”, y “El Pitayo”, propiedad de Rodolfo González Pacheco Vázquez y Quirino Delgado Juárez, respectivamente.

Con copias para el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador; el secretario de la Función Pública, Roberto Salcedo Aquino; gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González; fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero; presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, María del Rosario Piedra Ibarra; entre otros, acusa a la funcionaria María Estela Ríos González, quien de manera irresponsable los citó como colindantes de un terreno que se montaba sobre el de los verdaderos posesionarios.

El reclamo de los ofendidos es que ellos tienen la posesión de los terrenos desde hace más de 20 años, y resulta inverosímil que el terreno de los Mendicuti apareciera de la nada encima de los de ellos, y con fecha reciente.

Insisten en que la funcionaria de la Sedatu, María Estela Ríos González, se conduce de manera “ilegal y deshonesta” al darle prioridad al expresidiario Gabriel Mendicuti Loría, y su hijo Gabriel Mendicuti Zapata, que son los representantes de la empresa Desarrolladora Mexicana de Blocks S.A. de C.V.

Por ello resulta inverosímil que se haya priorizado la integración hasta alcanzar su Medición y Deslinde, violentando el derecho de todos aquellos instaurados con varios años de anterioridad del supuesto predio “Caminos El Rey Mestizo” proveniente de una solicitud de 2020.

El ilegal favoritismo al expediente señalado queda de manifiesto si se toma en cuenta que, durante el 2020, prácticamente no hubo actividades de la Sedatu con motivo del Covid-19, tomando en cuenta que la suspensión de labores comenzó del 25 de marzo al 17 de abril de 2020. (Acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación el 06 de abril de 2020).

La suspensión de labores del 4 al 29 de mayo de 2020, así como del 1 de junio de 2020, fechas realizadas según el acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación el 10 de abril del 2020, así como la suspensión se extendió hasta el 1 de agosto de 2020.

Y pese que se reiniciaron labores en la Sedatu, estas se desarrollaron atendiendo al público solo dos días a la semana, lo que prevalece hasta la actualidad, por lo que es materialmente imposible que los interesados fueran atendidos y por consiguiente impulsar un expediente en los términos que se le ha dado al dudoso documento del supuesto predio “Caminos El Rey Meztizo”.

El hecho es que sin que haya laborado la Sedatu casi ocho meses del 2020, existen motivos suficientes para inferir que se ha favorecido la integración del expediente y revela que se pretende despojar ilegalmente a los posesionarios.

Ante las evidencias es claro que el hijo de Gabriel Mendicuti Loría, es el presunto autor intelectual de los delitos de despojo, robo y daños ambientales de diversos predios, entre ellos el rancho “El Pitayo” ubicado al norponiente de Playa de Carmen.

Documentos que obran en manos de este reportero, revelan que bajo la tutela de Gabriel Mendicuti Loría, su hijo José Gabriel Mendicuti Zapata ha maniobrado de manera ilícita al falsificar documentos y firmas de actas notariales y contratos de cesión de derechos para apoderarse del predio que venía explotando desde hace más de dos años.

Las denuncias por los delitos de despojo, robo y daños ambientales en “El Pitayo” las hizo Quirino Delgado Juárez ante la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), a la Secretaría de Protección Ambiental del estado de Quintana Roo y ante la Fiscalía General de la República (FGR).

Bajo el número de carpeta de investigación FGE/QROO/SOL/11/5799/2020 el cesionario del predio denunció a un grupo de trabajadores quienes por órdenes de Gabriel Mendicuti Loría, usufructuaron y posteriormente desmantelaron maquinaria pesada que se encontraba en el interior de “El Pitayo”.

Además, en la misma denuncia exigen que la Dirección General de Ordenamiento de la Propiedad Rural resuelva en forma pronta, expedita y definitiva, las solicitudes de enajenación onerosa de los predios identificados como “Kinn Ha” y “Kinn Ha II”, así como “El Pitayo”, identificados en el acuerdo de acumulación con expedientes DGOPR/IETN/23QR/287/2021, DGOPR/IETN/23QR/175/2021, Y DGOPR/IETN/23QR/69/2021.

Asimismo, solicitan que se decrete la improcedencia de la solicitud de enajenación onerosa del predio denominado “Caminos El Rey Mestizo” radicado con el número de expediente DGOPR/IETN/23QR/191/2021, por encontrase sobrepuesto a los predios de los afectados.

También piden que se investigue y sancione a los funcionarios y empleados de la Sedatu y la Dirección General de Ordenamiento de la Propiedad Rural que han tenido participación en los actos ilegales y vergonzosos de integración del expediente denunciado, violentando los principios dictados por el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

Deja una respuesta

Botón volver arriba