COMUNIDAD DE LA UNIÓN EN EL ABANDONO

*Ninguna autoridad se acuerda ni la visita, es por ello que desconocen en las condiciones en las que viven las personas

Luis Enrique Tuz/Sol Quintana Roo

Chetumal.- La comunidad fronteriza de La Unión se encuentra en el olvido por parte de las autoridades locales, en los servicios de alumbrado público y pavimentación de calles se encuentran totalmente destrozadas, los parques abandonados y la carretera principal llena de baches.

Lo único que sirven son los cinco cayucos que se utilizan para pasar gente de La Unión a las comunidades de San Felipe y el campamento menonita en Belice.

Las mil 100 personas que habitan en esa comunidad tienen mayores relaciones con los habitantes de Belice, pues su economía se basa en el intercambio comercial de víveres, y hasta la señal de teléfono les llega por BTL, la compañía que presta el servicio en el país centroamericano. También son pocos los que viajan a la Capital del Estado, puesto que las bebidas y alimentos que requieren se los llevan las diferentes compañías.

El río Hondo es la frontera natural entre México y Belice, y en La Unión el estrecho es de unos diez metros en temporada de sequía y los habitantes de uno y el otro lado las cruzan en cayucos, por lo que pagan un dólar beliceño, es decir, seis pesos por cada vez que lo hagan.

Manuel y Juan son los propietarios de los cayucos que pasan gente y mercancía al lado beliceño, y como la mayoría de los habitantes, así como los visitantes, los conocen, no tienen problemas, porque siempre son vigilados por el personal del Instituto Nacional de Migración y el Ejército Mexicano.

Nadie avanza más allá de las tiendas que se encuentran al otro lado de la carretera, los extranjeros compran y se regresan a Belice, por lo que todo se muestra aparentemente bajo control y en completa calma.

El ciudadano Candelario Mosqueda afirmó que de La Unión ninguna autoridad se acuerda ni la visita, es por ello que desconocen en las condiciones en las que viven las personas, pues carecen de caminos de terracería, juegos infantiles y promoción hacia el cenote “Cocodrilo Dorado”.

Aseguró que cuentan con escuelas preescolar, primaria y telesecundaria, pero que eso es todo, pues algún alumno desee continuar con sus estudios de bachillerato deben viajar a Javier Rojo Gómez o Chetumal.

Deja una respuesta

Botón volver arriba