COMPRA, PERO NO PAGA

*La gestión de Reyna Valdivia Arceo Rosado al frente de la Secretaría de la Contraloría del Estado ha dejado mucho que desear, lo que inclusive podría derivar en una investigación por parte de las instancias correspondientes, pues cada vez más evidentes sus excesos

*Pese a contar con la partida 5000, respecto a Bienes Muebles, Inmuebles e Intangibles, la cual constó de un millón 174 mil 668 pesos, la titular de la Secoes erogó 520 mil pesos durante el período que comprendió del 30 de agosto al 15 de septiembre de 2023

*En el contrato público SECOES-INV3-923011964-N2-2023 se evidencia la adquisición de supuestos insumos de oficina para equipar las instalaciones de la dependencia, no obstante, el costo final ni siquiera ha sido liquidada

Redacción/Sol Quintana Roo

Chetumal.- Pese a contar con la partida 5000, respecto a Bienes Muebles, Inmuebles e Intangibles, la cual constó de $1,174,668.00 (Un millón ciento setenta y cuatro mil seiscientos sesenta y ocho pesos 00/100 M.N.), la Secretaría de la Contraloría del Estado (Secoes), no hay información sobre la liquidación por concepto de compra.

De acuerdo con la licitación pública SECOES-INV3-923011964-N2-2023, la cual tuvo vigencia del 30 de agosto al 15 de septiembre de 2023, la dependencia erogó $520,000.00 (Quinientos veinte mil pesos 00/100 M.N.), cantidad que fue entregada a la persona física, Carlos Efraín Uc Peña.

La titular del organismo público estatal, Reyna Valdivia Arceo Rosado es especialista en ocultar los ejercicios fiscales, pues aún queda pendiente que transparente el ejercicio de julio a septiembre, donde presuntamente se ejecutaron el millón 174 mil 688 de pesos.

En el contrato público -obtenido por esta casa editorial-, mencionado con anterioridad, se especifica que se compararon bienes de oficina para equipar las instalaciones de la Secoes, pero se ignora la cantidad y el tipo de productos que adquirieron.

No obstante, la directora, Arceo Rosado a sabiendas de que sería investigada y cuestionada por este tipo de despilfarros, justificó dichos gastos con una ficha técnica en donde se muestra la compra del supuesto mobiliario, del cual no hay evidencia de su existencia.

Y es que Reyna Valdivia Arceo Rosado es especialista en “saludar con sombrero ajeno”, pues siempre se hace la benefactora, ya que siempre tiende la mano a los suyos, pero no lo hace con su dinero, sino con el presupuesto público, que cabe recordar, no es de su propiedad.

Pese a esto, cuando se trata de liquidar las deudas obtenidas por ella, ni siquiera figura dentro de los firmantes, pues le es más fácil gastar que pagar, algo que también evidencia su turbia gestión frente a este órgano público.

Ejemplo de ello es cuando metió a sus amigos, aumentando la nómina de la dependencia, que era de 264 personas para pasar a 272 empleados, que ganan 500 mil pesos anuales, siendo uno de los salarios más altos de este organismo.

Durante el primer trimestre del año 2022, la dependencia pagaba un total de $2,122,082.83 (Dos millones ciento veintidós mil ochenta y dos pesos 83/100 M.N.), cuando laboraban 264 personas.

Pero durante el presente año, la fuerza laboral en la dependencia aumentó a 272 trabajadores y pagando un total de $2, 526,038.46 (Dos millones quinientos veintiséis mil treinta y ocho pesos 46/100 M.N.) en el primer trimestre.

En resumen, por ocho personas que se integraron a la dependencia, hubo un aumento de pagos cerca del medio millón de pesos, de $403,955.63 (Cuatrocientos tres mil novecientos cincuenta y cinco pesos 63/100 M.N.).

Considerando que los aumentos fueron variables, de quinientos a mil pesos y del nivel de cargo que tienen en la dependencia, hay una persona en la lista que obtiene más y se trata de la titular de la Secretaría de la Contraloría del Estado, Reyna Valdivia Arceo Rosado, quien recibe un monto mensual de $29,965.14 (Veintinueve mil novecientos sesenta y cinco pesos 14/100 M.N.).

Esto sólo evidencia los malos manejos de la titular de la Secoes, acaparando la mayor parte de los bienes, mientras que el resto de los trabajadores en la dependencia obtienen “migajas” con base en su nivel de importancia.

Deja un comentario

Botón volver arriba