CLAN DEL GOLFO POSIBLE AUTOR DEL ATENTADO VS EL PRESIDENTE DE COLOMBIA

*Hace al menos 2 años mantiene vínculos con el Cártel Jalisco Nueva Generación

Redacción/La Opinión de México/Sol Quintana Roo/Sol Yucatán/Sol Campeche

(Parte uno de dos)

Pese a que el presidente de Colombia, Iván Duque Márquez, no responsabilizó del atentado en su contra a ninguna organización criminal, las primeras investigaciones apuntan a que la autoría del ataque pudo haber corrido a cargo del cártel colombiano, Clan del Golfo y que los disparos hacia el helicóptero en el que viajaba el mandatario con varios miembros de su gabinete, fueron realizados por un francotirador.

Por los puntos de los impactos de bala de un fusil de alta precisión, cerca de los rotores y de un motor, las autoridades contemplan la posibilidad de que no se hubiera tratado de un ataque casual, sino de una acción bien planeada y que al autor material estuvo a cargo de un francotirador que intentó impactar las áreas más sensibles y menos protegidas del helicóptero blindado, que son claves para mantenerlo en vuelo.

En el helicóptero blanco del atentado, ocurrido la tarde de ayer en el departamento de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela, en la convulsa región de la Catatumba, viajaban el Ministro de Defensa Diego Molano y el Ministro del Interior, Daniel Palacios.

Duque Márquez, sus ministros de Defensa e Interior y los otros tripulantes de la aeronave que lo acompañaban resultaron ilesos, gracias a la pericia de los pilotos, pese a que la nave presentaba seis impactos que destruyeron parte del fuselaje.

El ataque al helicóptero presidencial, se registró cuando la aeronave UH-60 Black Hawk de fabricación estadounidense, se dirigía a la ciudad de Cúcuta, después de que el mandatario asistió a un acto de gobierno en el municipio de Sardinata, en el departamento de Norte de Santander.

El presIdente de Colombia, no responsabilizó del ataque a ninguna organización del narcotráfico, pese a que en la región donde se produjeron los hechos existen extensos sembradíos de hoja de coca, la materia prima para la elaboración de la cocaína.

En esa zona mantienen fuerte presencia disidente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que se apartaron de un acuerdo de paz; la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y diversas organizaciones criminales colombianas dedicadas al narcotráfico, entre ellas:

El Clan del Golfo, cuyo líder es Dairo Antonio Úsuga David, alias “Otoniel)”, que se encuentra prófugo; el Águilas Negras, bajo el mando de Vicente Castaño que también se halla fugitivo y el de Los Puntilleros, sin una cabeza visible al frente.

En toda la zona hay una fuerte presencia de bandas del narcotráfico, milicias del ELN y delincuentes de las antiguas disidencias de las FARC, donde la capital de Norte de Santander y todo el departamento llevan años con altos niveles de delincuencia y violencia y es además la primera región del país con más cultivos de coca, cuya cercanía con la frontera de Venezuela la coloca en un punto clave para operar el trasiego de droga.

Deja una respuesta

Botón volver arriba