Circuito Cerrado: Priístas tránsfugas en las listas de Morena

Por Héctor Moctezuma de León

Priistas tránsfugas, auténticos pájaros de cuenta, aparecen en las listas que Morena presentó como candidatos a las Cámaras de Diputados y Senadores para la próxima legislatura.

Personajes impresentables que han medrado en los cargos que ocuparon, tanto en la administración pública, como en el legislativo, son los que ahora integran la lista de aspirantes de los morenos, que siguen presumiendo la honestidad que no tienen.

Alejandro Murat Hinojosa, ¡imagínese! -como dice el de las mañaneras- es ahora candidato de Morena a una senaduría por la vía plurinominal, un individuo que dejó una huella enorme de corrupción a su paso por el Infonavit y que saqueó al pobre estado de Oaxaca.

Hijo de José Nelson Murat, Nelson el de la 5, como se le conoció a su paso por la UNAM, sólo pasó, porque nunca fue a las aulas, tránsfuga con doctorado en la materia, que también dilapidó al estado de Oaxaca cuando fue gobernador.

Este Nelson quien se vendió con Luis Echeverría como líder estudiantil del 68, que nunca fue y que jugó un misterioso papel en la preparación del acto en Lomas Taurinas en donde la tarde del 23 de marzo de 1994 fue asesinado Luis Donaldo Colosio.

Alejandro aprendió muy bien las mañas de su padre y se fue a vivir al Estado de México en una exclusiva zona del municipio de Huixquilucan, para luego pegarse a Enrique Peña Nieto, quien como gobernador lo hizo director del Sistema Mexiquense de Radio y Televisión, además le sacó una notaría y ya como presidente, lo hizo director del Infonavit en donde ganaba 700 mil pesos mensuales y posteriormente gobernador oaxaqueño en donde enamoró a López Obrador para después entregarle la plaza.

De estos vulgares individuos podríamos hablar mucho más, pero el espacio no da para todas las fechorías que han cometido a lo largo de su paso por el PRI que el año pasado abandonaron.

Otro caso es el de Adrián Fuentes Villalobos, priista, pevemista que fue presidente municipal de Huixquilucan en donde robó, pero no se cansó, fue denunciado, pero se salvó porque se le metió hasta la cama, en la casa de gobierno del Estado de México, en el Paseo Colón de Toluca, al entonces gobernador Eruviel Ávila.

Hijo de un periodista, este sí chayotero de 5 estrellas, que fue comisariado ejidal en ese municipio mexiquense, cargo en el que se hizo millonario. Por cierto cuando el que escribe trabajó en TV Azteca pidió mi cabeza, porque denuncié los atracos de su hijito, pero no se la concedieron.

Otros hijos de padre tránsfugas son: Luis Miranda Barrera, hijo del prepotente ex Secretario de Desarrollo Social, Luis Miranda Nava un tapadera de Enrique Peña Nieto y Roberto Albores Gleason, hijo de Roberto Albores Guillén, “El Croquetas”, apodo que le puso el subcomandante Marcos.

Ahora van con Morena con el aval de Mario “El Huachicol” Delgado, pero toda su riqueza, como las casas de los Murat en los Estados Unidos, se la deben al PRI, ¡Chulada!

*****

Se enrarece el panorama electoral a tres días de que se inicien las campañas políticas para la Presidencia de la República. Ayer en Michoacán cayó uno más de los aspirantes a un cargo de elección popular, se trata de Miguel Ángel Zavala, que era precandidato de Morena a la presidencia municipal de Maravatío, Michoacán. “La Caca flota” diría la elegante dama panista y, varias veces diputada, Mariana Gómez del Campo.

Deja un comentario

Botón volver arriba