Chetumaleños mantienen rechazo hacia cafetería del Congreso del Estado

El consejo Ciudadano de Chetumal informó que el proyecto parece tener un trasfondo distinto al que se dijo inicialmente, además de que el costo se elevó de manera exorbitante

Redacción/Sol Quintana Roo

Chetumal. – Luego de que la presidenta de la Junta de Gobierno y Coordinación Política supuestamente aclarara las inquietudes que surgieron entre los chetumaleños luego de que se realizara el retiro de la estatua de Andrés Quintana Roo y se diera a conocer la construcción de la cafetería en el Congreso del Estado, aún existen inconformidades entre la población.

Al respecto, el Consejo Ciudadano de Chetumal emitió un comunicado en el que informa:

“(…) las organizaciones ciudadanas, sindicatos, colegios de profesionales, asociaciones y en general la sociedad civil organizada que hemos manifestado interés en lo ocurrido en el Congreso del Estado, informamos a la sociedad quintanarroense, que ante la insistencia del Congreso del Estado de continuar desarrollando su proyecto de lo que presentan como un “comedor laboral”, sin importar la afectación que han ocasionado y ocasionarán aún, al edificio decretado como Patrimonio Cultural del Estado de Quintana Roo, contraviniendo numerosos ordenamientos y decretos, la sociedad continuará luchando por el respeto a nuestra historia, a nuestra cultura y a nuestra identidad, a pesar de los intereses que, evidentemente, mueven al citado proyecto”.

En el mismo, también se menciona que se entrevistaron con la presidenta de la Jugocopo, Jissel Castro Marcial, en una reunión que, presuntamente, tenía como fin dialogar sobre el tema, sin embargo, se asegura que la ya mencionada no mostró ningún tipo de apertura y, contrario a ello, mantuvo una postura determinante.

Cabe mencionar que el Consejo Ciudadano de Chetumal no se opone a que los legisladores cuenten con un espacio en el que puedan comer y tener un tiempo de esparcimiento entre las extensas jornadas que muchas veces los mantienen en el Congreso; no obstante, proponen que se haga uso de los espacios con los que cuentan en los alrededores.

Lo cual también es señalado en el comunicado:

“Queremos dejar en claro que si la gente que labora en el Congreso del Estado necesita un espacio digno para comer, dadas las largas horas que deben estar en sus oficinas -que por cierto habría que revisar en el contexto de las leyes laborales vigentes-, consideramos justo que tengan ese espacio, desde luego en cualquier lugar que no afecte al edificio en sí mismo ni al Patrimonio Cultural del Estado, considerando que el propio Poder Legislativo posee espacios aledaños a su sede principal, que están en desuso actualmente”.

Finalmente, otro de los aspectos que se resaltan es el costo que tendrá el proyecto, pues inicialmente se habló de un presupuesto de 3 millones 500 mil pesos, pero ahora se sabe que contará con una inversión de 14 millones de pesos, además de que será operado por el empresario restaurantero Carlos Marrufo.

Deja un comentario

Botón volver arriba