“CHEPE” ENCUBRE A ACOSADOR SEXUAL

*Una empleada del Ayuntamiento denunció acoso sexual por parte de Arturo Calderón Gómez, asesor del alcalde José Alfredo Contreras Méndez, quien hasta el momento no ha recibido sanción alguna

Redacción/Sol Quintana Roo

Bacalar.-Amparado por los privilegios que le da ser el secretario particular y asesor del alcalde José Alfredo “Chepe” Contreras Méndez, Arturo Calderón Gómez acosa, hostiga y agrede al personal femenino al interior del Ayuntamiento de Bacalar.

Una de las víctimas, quien trabaja como intendente en el Palacio Municipal, levantó la voz luego de sufrir de abuso sexual por parte de Calderón Gómez, quien sigue protegido a pesar de las denuncias en su contra.

La afectada expuso que en cinco años de trabajar para el gobierno municipal, cuenta con un expediente laboral intachable, ya que no tiene ningún acta administrativa o llamada de atención.

No obstante, con el cambio de gobierno y la llegada de Arturo Calderón Gómez al gabinete de “Chepe”, las cosas se tornaron difíciles para realizar su trabajo, pues el funcionario puso sus ojos en ella y, aprovechando su poder la empezó a hostigar sexualmente.

La mujer relató que, en noviembre pasado realizaba la limpieza del sanitario de caballeros, cuando el asesor del alcalde se introdujo aunque había señalización de que estaba cerrado temporalmente.

Una vez dentro inició la agresión en su contra, ya que al estar limpiando los mingitorios, el funcionario le insistió que se “acercara, ya que le iba a mostrar algo”. Al ser rechazado, la jaloneó del brazo “mientras se tocaba su miembro sobre el pantalón, tratando de obligarme a que se lo tocará”.

Por este hecho presentó una denuncia el pasado 10 de diciembre ante la Contraloría Municipal, a cargo de Astrid González Buenfil, pero su queja fue archivada, pues a un mes no se le ha brindado atención ni se le ha citado a ella o sus testigos.

La víctima acusó que Calderón Gómez es protegido por el alcalde bacalarense, por lo que exigió que las autoridades realicen las investigaciones de rigor y le otorguen protección laboral y física ante cualquier represalia que este sujeto tome en su contra.

“Nadie se me ha acercado para pedir ampliar mi declaración y solicitarme el nombre de mis testigos, mucho menos ofrecer apoyo psicológico por la agresión que sufrí”, manifestó.

Agregó que de igual forma su asesora legal presentó una denuncia ante la Fiscalía General del Estado por hostigamiento sexual, el cual es un delito penal.

Pese a esto, Arturo Calderón sigue laborando, como muestra de la impunidad que le otorga ser parte del equipo de José Alfredo Contreras Méndez, por lo que la víctima exigió a las autoridades municipales que sea enviada a un área donde no pueda encontrárselo, ya que teme ser víctima de alguna represalia por haber presentado estas denuncias.

De igual forma, la mujer pidió que se investigue el accidente que sufrió el pasado 29 de diciembre, cuando circulaba por calles del centro de Bacalar en una motocicleta acompañada por su prima. Ambas fueron impactadas por un vehículo blanco cuyo conductor se dio a la fuga, provocando a ella una herida en la cabeza que requirió cinco puntadas, esto luego de haber presentado su denuncia ante la Fiscalía del Estado.

“Me temo que el accidente fue un aviso para que me quede callada, ya que esta persona es muy cercana al presidente municipal de Bacalar, por lo que he solicitado ayuda y respaldo de colectivas feministas del Estado”, finalizó.

ANTECEDENTES

Ya en el 2014 se había señalado al funcionario de otro delito sexual, cuando fungió como noveno regidor de Bacalar, justo en la primera administración de José Alfredo Contreras Méndez.

En esa época se le acusó de tener relaciones sexuales con una adolescente de 16 años de edad, que habitaba en el poblado de Maya Balam, donde Calderón Gómez aprovechó su cargo municipal y de gestiones de afiliación que hacía para el Partido del Trabajo (PT), para acercarse a la menor de edad y manipularla con ofrecimientos de apoyos para su familia.

Esta situación no trascendió a nivel penal, pues en el poblado, habitado por personas de origen guatemalteco, es común que los padres permitan este tipo de uniones entre hombres adultos y adolescentes; no obstante, Calderón Gómez tenía conocimiento que cometía un crimen.

Deja una respuesta

Botón volver arriba