CAPA: ¡CAJA CHICA!

*Durante años, Constructora Mogu y Asociados fungió como una de las “empresas” operadoras del exgobernador Roberto Borge, quien, junto con sus allegados, desfalcó la paraestatal con más de mil millones de pesos, pero sigue vigente en la lista de proveedores de la dependencia

*Esta empresa también resultó beneficiada durante el período de enero a junio de 2013, cuando González Cetina erogó alrededor de 45 millones de pesos para otras 11 obras en los municipios de Bacalar, Felipe Carrillo Puerto, Othón P. Blanco, Cozumel y Playa del Carmen

*Pese al desfalco, siguieron recibiendo contratos por parte del extitular de la CAPA, Francisco Gerardo Mora Vallejo: En septiembre de 2020 se le pagó más de 46 millones de pesos para una obra en el municipio de Othón P. Blanco

Manuel Godínez/Sol Quintana Roo

Chetumal.- Constructora Mogu y Asociados, la principal empresa que formó parte del megadesfalco de más de mil millones de pesos dentro de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA) durante el gobierno del priista Roberto Borge Angulo, sigue vigente en la lista de proveedores de dicha dependencia estatal.

Constructora Mogu y Asociados recibió contratos a través de adjudicaciones directas durante el periodo de la entonces directora de la CAPA, Paula Guadalupe González Cetina, gracias a la “inversión” de 44 millones de pesos en obras que supuestamente se realizaron en los municipios de Lázaro Cárdenas, Solidaridad y Tulum.

La exdirectora de la Comisión de Agua Potable fue el eje conductor que permitió que impunemente se entregaran las concesiones y contratos a los empresarios “amigos” de Borge, sin necesidad de concursos de licitación.

Esta empresa también resultó beneficiada durante el período de enero a junio de 2013, cuando González Cetina erogó alrededor de 45 millones de pesos para otras 11 obras en los municipios de Bacalar, Felipe Carrillo Puerto, Othón P. Blanco, Cozumel y Playa del Carmen.

Las involucradas en el desvío financiero, además de Mogu, fue Reint Constructores; Ingeniería y Desarrollo Inmobiliario de México; GUIAR Triturados; Proyectos y Suministros Industriales; Arquitectura Integral González; Impulsor Eléctrico; Servicios Integrales de Ingeniería y Administración de Obras; y Consorcio M & M Jasso.

De acuerdo con las autoridades, el 13 de febrero de 2019, Paula Guadalupe González Cetina, exdirectora de la CAPA durante el gobierno de Roberto Borge Ángulo, fue declarada culpable por un Tribunal de Justicia Penal Oral, radicado en la ciudad de Chetumal, por el delito de peculado en agravio de la dependencia por el desvío de mil 55 millones 999 mil 962 pesos.

Cetina fue detenida el 3 de enero del 2018 en la ciudad de Chetumal por elementos de la Policía Ministerial, tras una orden de aprehensión solicitada por la Fiscalía General del Estado.

En el historial de la CAPA, la empresa obtuvo el contrato número CAPA-FIFONMETRO-12-OP-20-LP en el que se acordó en septiembre de 2020 pagar 46 millones 993 mil 156.96 pesos por la obra denominada: “Sectorización, sustitución de tuberías y micromedición en la zona de distribución Calderitas del sistema de agua potable, en Othón P. Blanco”.

Del contrato número CAPA-FIFONMETRO-08-OP-20-LP, firmado en abril del 2020, se encomendó la obra de sectorización, sustitución de tuberías de micromedición del sector Insurgentes Norte (sector 9 Y 12) de la ciudad de Chetumal. Por este proyecto, que tuvo una duración de 263 días naturales, se pagaron 9 millones 153 mil 300.21 pesos.

Otro millón 711 mil 101.35 pesos se pagó en el contrato CAPA-PRODDER-16-OP-19-IR, firmando en diciembre de 2019, el cual contempló el mejoramiento de la red de distribución de agua potable en la localidad de Zamora, municipio de Bacalar, Quintana Roo.

En mayo de 2018, el contrato de número interno, CAPA-PDR-01-OP-18-LP fue utilizado para la ampliación del sistema de abastecimiento de agua potable en Chancah Derrepente del municipio de Felipe Carrillo Puerto. La ampliación tuvo un costo de 4 mil 250 millones 136.90 pesos.

Cabe señalar que estas últimas contrataciones se dieron durante la pasada administración de Francisco Gerardo Mora Vallejo.

La Seop también ha seguido beneficiando a la empresa, en agosto de 2021 mediante el decreto OP-018/2021, la Constructora Mogu se hizo de 64 millones 489 mil 935.46 pesos que según la dependencia, se destinó para la rehabilitación del camino Cafetal-Mahahual, en OPB.

Y en abril de 2019 con el contrato entregado a través de la licitación pública PEI-OP-022/19, denominado “Dignificación de comunidades, infraestructura urbana en la localidad de Dzulá, en Felipe Carrillo Puerto”, se pagó un total de 12 millones 079 mil 535.02 pesos.

Contratación exprés en SINTRA

La Secretaría de Infraestructura y Transporte (Sintra), también le dio un contrato para construcción de obra civil, pese a que no era la especialidad de la empresa.

De acuerdo con el oficio PEI-OP-098/18, la dependencia encomendó al contratista la rehabilitación de vialidades en la zona baja de la ciudad de Chetumal, Quintana Roo, por 14 millones 845 mil 787.17 pesos. La obra supuestamente tuvo una duración de 47 días naturales.

Historial de corrupción denunciado por Grupo Sol

De manera detallada, el 17 de octubre de 2019, la Columna Jurídica del Sol dio cuenta de la corrupción que involucró a la Constructora Mogu y a la Secretaría de Obras Públicas (Seop).

En dicho espacio, se reveló que William Conrado, titular de la Seop, benefició a las empresas Maqar Machinery S.A. de C.V. y Mogu y Asociados S.A. de C.V, al pagarles la obra antes de que esta fuera terminada.

Los contratos de obra número CEE-OP-059/17 y CEE-OP-060/17 fueron ganados por la empresa Falco Construcciones, pero la SEOP los obligó a ceder los derechos de cobro a favor de la empresa afín a los dos funcionarios, la cual es Maqar Machinery S.A. de C.V., donde, en términos lógicos sería la empresa que terminaría la obra, pues en la obviedad que es la que cobra el recurso, entonces, es la civilmente responsable.

Maqar Machinery S.A. de C.V., empresa ligada a Jorge Portilla Mánica, no terminó la obra, pero si la cobró desde que le cedieron los derechos de cobro por parte de Fernando Alcasena Ortiz, esto es incongruente, toda vez que en los reportes de obra existen estimaciones en donde conforme a los avances se paga, pero de la información refiere que la obra fue pagada al 100 por ciento, sin estar concluida.

Lo mismo sucedió con el contrato FAFEF-OP-017/18, donde el empresario Fernando Alcasena le cedió los derechos a la empresa Constructora Mogu y Asociados, a la cual le pagaron toda la obra cuando apenas a escasos días habían cedido los derechos, y era claro, además de obvio, que la empresa no había avanzado.

Deja una respuesta

Botón volver arriba