CAMBIA DE PLANES

*Un caos, es como describen los solidarenses los últimos meses de la gestión de Roxana Lili, pues obliga a trabajar horas extras, para según dejar al municipio al 100% antes de entregarlo a su sucesora, pero realmente busca hacer que las cuentas cuadren

Redacción/Sol Quintana Roo

Playa del Carmen.- Faltan 90 días para que Roxana Lili entregue la presidencia municipal de Solidaridad, por lo que busca desesperadamente que las cuentas públicas embonen con los ejercicios fiscales, motivo por el cual, la alcaldesa hace y deshace, a costa del bienestar de los empleados del Ayuntamiento.

Es común ver en estos días cuadrillas cambiando luminarias, a focos con menos intensidad y de menor calidad a los que se tenía presupuestado, aunque los solidarenses ya conocen sus andanzas y saben que es una forma de calzar el ejercicio fiscal del presente año.

Además, que como parte de los festejos del orgullo LGBT+, la edil realizó eventos con artistas de talla internacional, que no cobran barato; sin embargo, por el momento se ignoran los costos de todos estos espectáculos y será la administración entrante la que se encargue de sobrellevar esta situación y transparentarlos.

Y a todo ello se suman los rumores sobre un inminente caos en la recolección de basura, ya que se sabe que la concesión actual terminará el 30 de septiembre, justo cuando acabe su gestión, por lo que no es su prioridad ni le interesa velar por el futuro de los playenses y por ende renovarlo no es su prioridad.

Pero si esto fuera poco, sus colaboradores en el Ayuntamiento y en el Partido Acción Nacional (PAN) están obligados a dejar comentarios positivos hacia su administración, denostando a las pasadas y a la que iniciará el 1 de octubre.

Deja un comentario

Botón volver arriba