Call Centers: sistema penitenciario en crisis

En la Ciudad de México, el Reclusorio Norte es donde se generan más llamadas de extorsión telefónica, dijo el ahora ex titular de la Secretaría de Seguridad, Omar García Harfuch

José Sánchez López/Corresponsalías Nacionales/Grupo Sol Corporativo

(Quinta y última parte)

Ciudad de México. — Ya solo falta que les construyan sus cubículos para que puedan “trabajar” de manera privada, sin estar a la vista de los demás reclusos”, dijo Juan Manuel Aguilar, del Centro de Investigaciones sobre América del Norte, de la UNAM, quien añade que la colocación de inhibidores de llamadas solo es una farsa, pues el problema real es que el mismo personal carcelario participa del ilícito.

El sistema penitenciario lleva años en crisis, provocada por la sobrepoblación, la falta de presupuesto y la corrupción, lo que se vincula concretamente a procesos de ingobernabilidad, la creación de pequeños gobiernos a los que las autoridades internas no pueden controlar, llegando incluso a un cogobierno, expuso el experto.

Detalló que la extorsión desde los reclusorios está vinculada a la corrupción e impunidad que hay a nivel nacional, por la ausencia de procuración de justicia y advirtió que la extorsión telefónica desde los centros penitenciarios se va a incrementar, y las autoridades, como hasta ahora, se van a ver rebasadas.

En la Ciudad de México, el Reclusorio Norte es donde se generan más llamadas de extorsión telefónica, dijo el ahora ex titular de la Secretaría de Seguridad, Omar García Harfuch.

“Muchas veces tenemos internos que han entrado por un delito, no por delincuencia organizada, pero ya adentro del penal se coluden con otros presos y aprenden nuevas tácticas para delinquir, es el caso de los extorsionadores.

Para evitar que la ciudadanía sea víctima de extorsiones, las autoridades recomiendan no dar información personal a personas desconocidas, mantenerse en comunicación constante con familiares, infórmales, dónde estás, con quién y a qué hora regresarán a tu casa.

No deben responderse llamadas de números desconocidos y de hacerlo, ante la pregunta de ¿con quién hablo?, la respuesta siempre será ¿con quién quiere hablar?”.

Empero, en caso de ser víctima de alguna intentona de extorsión o si ya fue estafado, debe comunicarse de inmediato al 911, número de emergencias o al 089, Denuncia Anónima.

Deja un comentario