¡BIENVENIDOS A CANCÚN!

*Durante esta temporada de vacaciones, millones de visitantes de diferentes partes del mundo se han congregado en uno de los destinos turísticos más populares del Caribe Mexicano, pero lo primero que encuentran son las cubetas colocadas para controlar las fugas de agua

*A pesar de que se invierten millones de pesos, las condiciones del aeropuerto siguen siendo las mismas, la cual, como punto de entrada y partida a la ciudad de Cancún, refleja una realidad que desanimaría a cualquier turista

*En 2023, la decisión del Gobierno de la República de cambiar unilateralmente la forma en que los aeropuertos cobran tarifas de servicio, Fernando Chico Pardo, de Grupo Asur, tuvo pérdidas de acciones equivalentes a 300 millones de dólares, ahora, parece estar sufriendo los efectos

Redacción/Sol Quintana Roo

Cancún.- Durante esta temporada de vacaciones, millones de visitantes de diferentes partes del mundo se han congregado en uno de los destinos turísticos más populares del Caribe Mexicano, por desgracia el primer atractivo que uno encuentra al llegar son las cubetas colocadas para controlar las fugas de agua, en los pasillos del Aeropuerto de Cancún.

A pesar de que se invierten millones de pesos, gracias al incesante flujo de pasajeros que salen a diario, las condiciones del aeropuerto siguen siendo las mismas, la cual, como punto de entrada y partida a la ciudad de Cancún, refleja una realidad que desanimaría a cualquier turista que busca un cambio de clima, ya que deben evadir cúmulos de agua para no caerse.

Caba señalar que no todos los visitantes están de paso en los pasillos de Aeropuerto de Cancún, pues las malas condiciones que prevalecen se convierten en un tormento para quienes esperan su vuelo de salida o regreso, por lo que tienen permanecer ahí, experimentando las malas condiciones del lugar.

En 2023, la decisión del Gobierno de la República de cambiar unilateralmente la forma en que los aeropuertos cobran tarifas de servicio, Fernando Chico Pardo, multimillonario detrás de Grupo Aeroportuario del Sureste (Asur), tuvo pérdidas de acciones equivalentes a 300 millones de dólares, ahora, parece estar sufriendo los efectos.

De momento, empleados de limpieza y responsables de mantenimiento del aeropuerto de Cancún son los únicos que cargan con esta “tarea diaria”, pues no son más que soluciones temporales que eventualmente serán reemplazadas por un problema mayor que dará la bienvenida a quienes visiten Cancún.

Deja un comentario