BELICE: PASO LIBRE PARA EL NARCO

*Belice está convertido en zona franca para el contrabando y el narcotráfico que proviene de Centroamérica y cuyo destino son México y Estados Unidos

*El país caribeño registra una intensa actividad de narcovuelos, cargados principalmente de cocaína. Los aterrizajes, en la mayoría de los casos, pasan inadvertidos para las autoridades

*Según la DEA, en Belice operan tres cárteles, entre ellos el de Sinaloa y Los Zetas, cuyos tentáculos incluyen todo Centroamérica y Europa, particularmente sus enlaces se ubican en Italia

Redacción/La Opinión de México/Sol Quintana Roo/Sol Yucatán/Sol Campeche/Sol Chiapas/Sol Belice/La Opinión de Puebla/La Opinión de Tabasco

Reportajes especiales

(Primera de tres partes)

Belice.- Con enormes carencias, sobre todo en su capacidad para contener al crimen organizado, Belice está convertido en un país que ya es zona franca para el contrabando y el narcotráfico que proviene de Centroamérica y cuyo destino es México y Estados Unidos. Ahí, las autoridades no invierten en la capacitación de sus elementos de seguridad, por lo que el crimen tiene un cielo abierto para mover sus avionetas y territorios libres para el aterrizaje de aeronaves con cocaína que, posteriormente, entra a territorio mexicano por Quintana Roo mediante cañonazos de dólares que doblegan a cualquier autoridad. Nadie se resiste a un soborno, por ello, la llamada “ruta del Caribe” es una de las más boyantes del narcotráfico en toda esa región.

Zona de gran belleza natural, Belice también ocupa un lugar preponderante en el tráfico internacional de drogas. Este país centroamericano, uno de los más pequeños del Continente, tiene una intensa actividad criminal: En esa porción del Caribe tienen su feudo los cárteles de Sinaloa, Los Zetas y la Mara Salvatrucha, pero también es territorio dominado por pandillas que operan con los más elevados niveles de violencia y saña.

Belice, de acuerdo con información de la Drug Enforcement Administration (DEA) –que ha puesto el reflector en ese país desde hace un lustro– señala que es una de las puertas importantes del crimen organizado centroamericano. Por esa ruta, los cárteles colombianos, guatemaltecos, venezolanos y otros que operan en la región han encontrado una puerta para ingresar drogas y armas a México. Luego, mediante sobornos, doblan a las autoridades mexicanas para hacer llegar las sustancias a Estados Unidos, el más boyante mercado de consumo.

El país caribeño –clave en el contrabando que llega a México– registra una intensa actividad de narcovuelos. Cargados de droga, principalmente cocaína, las avionetas aterrizan en cualquier punto y, en la mayoría de los casos, las autoridades pasan inadvertidas ante estos eventos. Luego, la droga es introducida a México por el estado de Quintana Roo para luego ser llevada a Estados Unidos.

Este año, por ejemplo, se han registrado al menos dos avionetas que transportaban droga a México a través de Belice:

El pasado 27 de junio se registró un nuevo aterrizaje en el distrito de Toledo, cerca del área de Sundaywood, donde únicamente se encontró la aeronave abandonada y quemada, sin que se pudiese identificar a los tripulantes, ni la cantidad de droga transportada.

Este se suma al narcojet tipo Grumman Gulfstream G-III, localizado el 3 de marzo, con matrícula N377LR cerca del Río Monkey, la cual habría sido usada para transportar aproximadamente una tonelada y media de cocaína, sin embargo, al momento de su localización se encontraba vacía y sin testigos del aterrizaje.

Fue durante el año 2021, cuando la cantidad de estos eventos relacionados al transporte de drogas y narcoavionetas aumentó significativamente.

Deja una respuesta

Botón volver arriba