ATAQUE ARMADO DEJA A SUJETO SIN VIDA EN LA SMZ 96; VAN 273 EJECUTADOS EN BENITO JUÁREZ

*El hecho fue manejado al inicio como un asalto, pero al avanzar las investigaciones se determinó que el crimen fue premeditado

*La ejecución fue cometida por dos motosicarios que dispararon en, al menos, cuatro ocasiones, mismos que lograron huir pese al operativo implementado

*La víctima aún contaba con signos vitales cuando los habitantes lo auxiliaron, sin embargo, falleció momentos antes de la llegada de los paramédicos

Redacción/Sol Quintana Roo

Cancún.- Una persona fue ultimada de cuatro balazos al exterior de su domicilio ubicado en las calles 26 entre 128, en la manzana 17, de la Supermanzana 96, lo que provocó que los vecinos de dicho lugar salieran de sus hogares a ver lo que ocurría.

Al principio se dijo que se trató de un atraco ocurrido la noche de ayer, jueves 22 de septiembre; sin embargo, esta versión rápidamente fue desechada por las autoridades, pues se confirmó que fueron dos motosicarios, quienes cometieron el crimen con predeterminación.

La persona agredida aún contaba con signos vitales cuando los habitantes lo auxiliaron, por lo que de inmediato se comunicaron al número de emergencia 911, momentos después, los paramédicos al intentar socorrerlo confirmaron la falta de signos vitales.

Elementos de la Policía Quintana Roo acordonaron el área, para que Servicios Periciales y la Fiscalía Especializada en Homicidios procedieran a recoger las evidencias y los casquillos percudidos.

Hasta el momento solo se sabe que se trata de un masculino de identidad desconocida. Por otra parte, el cuerpo fue trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense donde será sometido a la rigurosa necropsia de ley.

Benito Juárez suma 273 ejecutados en lo que va del año, siendo este el municipio más violento de Quintana Roo.

El hecho más reciente ocurrió, cuando un elemento activo de la Policía Quintana Roo falleció luego de estar hospitalizado por seis meses, luego que fuera baleado por dos sicarios que irrumpieron en su vivienda ubicada en el fraccionamiento Villas del Mar III, el pasado 23 de marzo.

La noche del 20 de septiembre, cuando un hombre fue ultimado mientras se encontraba a bordo de un automóvil en la colonia irregular “Los Garcías”, en la región 227.

Ese mismo día en horas de la madrugada, se llevó a cabo la ejecución de una persona que había sido baleada junta a otras dos cuando se encontraban bebiendo alcohol en una banqueta en la Región 220.

La víctima falleció a los pocos instantes de haber ingresado al Hospital General.

La mañana del 19 de septiembre, un grupo de personas que habían ingresado a una zona ubicada en la Laguna ABC de la colonia Santa Cecilia a cortar madera, encontraron un cuerpo en estado de descomposición.

Horas antes, ese mismo día, en el cruce de las avenidas Lakin y Centenario, en el fraccionamiento Paseo Las Palmas una persona fue ultimada de múltiples disparos al interior de un lavadero de autos.

Otro hecho se registró, el día domingo 18 de septiembre, cuando Un niño de 10 años, integrante de una familia venezolana que fue agredida a balazos en el hotel Royalton de Cancún falleció el pasado domingo a causa de una negligencia médica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Este menor perdió la vida a poco más de un mes de que un grupo delictivo confundiera el vehículo en el que transitaba con su familia con el de un grupo criminal, teniendo como saldo en un principio a los dos menores lesionados.

La mañana del 16 de septiembre, cuando obreros descubrieron a dos personas ejecutadas, los cuerpos se encontraban en el asentamiento irregular Valle Verde de Cancún, cerca de la avenida conocida como Gas Auto.

Al sitio arribaron elementos de la Policía Quintana Roo y la Guardia Nacional, donde confirmaron el hallazgo. De manera preliminar, se prevé que los cuerpos presentan impactos de armas fuego, además de, signos de tortura.

Ese mismo día, se reportó también el cuerpo sin vida de un hombre, abandonado en un camino de terracería, en la región 260 de Cancún.

De acuerdo con los primeros reportes, fueron trabajadores de una construcción quienes encontraron el cadáver, en las inmediaciones de Prado Norte, y procedieron a dar parte a las autoridades.

También ese día en la madrugada, fue ejecutado otro hombre, alrededor de las 4:20 de la mañana en la Supermanzana 259, en el fraccionamiento Villas Otoch Paraíso.

El occiso se encontraba ingiriendo bebidas alcohólicas a las afueras de su domicilio con otro sujeto, cuando de pronto, fue baleado por un tercero que se hizo presente.

La víctima fue identificada como Luis “N”, quien trabajaba como «payasito» en la Quinta Avenida de Playa del Carmen, según datos dados por su pareja.

Otro hecho ocurrió, la tarde del 13 de septiembre en la colonia La Amistada, cuando un colectivo de búsqueda encontró 3 cuerpos que estaban enterrados en una fosa clandestina en un área verde junto a las avenidas Gas Auto con José López Portillo, rumbo al libramiento a Mérida.

La noche del 12 de septiembre, luego que un hombre se hiciera de palabras con un taxista, quien los esperó afuera de un Super Willys y al verlo salir del negocio lo acribilló, haciendo que pierda la vida casi al instante.

La mañana del mismo 12 de septiembre, otro hombre fue atacado por un sicario, recibiendo un impacto en el cuello, tras el ataque su hijo lo llevó al hospital en un automóvil particular, lugar donde perdió la vida debido a la gravedad de las heridas.

Otro hecho sucedió, el domingo 11 de septiembre, en la colonia irregular México, cuando un vecino presenció el momento en el que sujetos arrojaron una bolsa de color negro desde un automóvil. Cuando se acercó a investigar, descubrió que se trataba de un cadáver.

La noche del viernes 9 de septiembre, residentes de la región 92 reportaron el hallazgo de un cadáver en una banqueta. La víctima se encontraba atada de pies y manos.

La tarde del 8 de septiembre, vecinos de la colonia irregular La Libertad hallaron en un camino de terracería dos cuerpos sin vida con aparentes huellas de violencia.

La tarde del día 7 de septiembre, un carnicero fue ultimado al interior de su negocio, en la avenida Chichén Itzá, en la Supermanzana 97.

La noche del 6 de septiembre, un hombre identificado como Diego Alejandro “N” recibió varios disparos en la cabeza, en el fraccionamiento Paraíso Maya, de la Supermanzana 107.

Anteriormente, a la medianoche del mismo día, otro asesinato se había reportado en la colonia irregular La Jungla en la Región 200, cuando un par de motosicarios dispararon en múltiples ocasiones contra un sujeto que caminaba por dicho punto.

Dos horas después, otro ataque armado se suscitó en la calle Guadalupe, en el fraccionamiento Paseos del Mar, donde un segundo hombre perdió la vida.

La mañana del lunes 5 de septiembre, un presunto albañil fue ultimado por un grupo de hombres en la calle La Selva, en el fraccionamiento Paraíso Maya.

Deja una respuesta

Botón volver arriba