ASEQROO, ÁRBITRO CIEGO

*El órgano encargado de velar por la transparencia en el manejo de recursos públicos rompe sus principios al permitir que sus funcionarios mientan en sus percepciones salariales

*La asistente legal, adscrita a la Unidad de Asuntos Jurídicos, Mirna Yolanda Martínez Aguilar, es una de la lista, pues declara ingresos anuales por ¡158 millones 811 mil 141 pesos!, aunque, según ella, sólo gana 12 mil 893.44 pesos al mes

*Parece irreal que el propio ente fiscalizador, a cargo de Manuel Palacios Herrera, sea el que permita y solape este tipo de irregularidades; sin embargo, este no es un caso aislado. Sol Quintana Roo ha denunciado en reiteradas ocasiones sus omisiones, como la instrucción del Ejecutivo estatal de revisar las finanzas del Congreso del Estado

Redacción/Sol Quintana Roo

Chetumal.- La Auditoría Superior del Estado (Aseqroo) es el órgano encargado de fiscalizar los recursos de las dependencias y poderes en la entidad. Su correcta labor es fundamental para garantizar la transparencia en el manejo del dinero público.

Es por ello que no se explica cómo es posible que al interior, los propios funcionarios sean quienes violenten este principio, abusando de los cargos que ostentan, pues a ellos ¿quién los audita?

Su asistente legal, adscrita a la Unidad de Asuntos Jurídicos, Mirna Yolanda Martínez Aguilar, es una de la lista, pues declara ingresos anuales por ¡158 millones 811 mil 141 pesos!, los cuales claramente no corresponden a su cargo.

Así lo revela su declaración patrimonial, obtenida por Sol Quintana Roo, que refiere que la asistente legal obtiene un ingreso mensual promedio de 13 millones 234 mil 261.80 pesos, por concepto de sueldos, honorarios, compensaciones, bonos, aguinaldo y otras prestaciones.

Sin embargo, la Plataforma Nacional de Transparencia exhibe que la servidora pública únicamente dice ganar 12 mil 893.44 pesos al mes, lo que representaría ingresos anuales por 154 mil 721.28 pesos.

Parece irreal que el propio árbitro fiscalizador, a cargo de Manuel Palacios Herrera, sea el que permita y solape este tipo de irregularidades; sin embargo, este no es un caso aislado. Este medio ha denunciado en reiteradas ocasiones las anomalías que la Aseqroo pasa por alto una y otra vez.

Es el caso de la auditoría que aplicó al expresidente municipal de Bacalar, Alexander Zetina Aguiluz, y su red de corrupción —en la que figuran el actual alcalde, José Alfredo Contreras Méndez “Chepe”, y sus funcionarios—, pues desde hace meses no audita las obras que tuvieron que efectuarse en el municipio.

Con documentos, Sol Quintana Roo demostró que la Aseqroo debió entregar las auditorías de obra pública, foliadas con los números 20-AEMOP-B-GOB-070-143, 20-AEMOP-B-GOB-070-144 y 20-AEMOP-B-GOB-070-145, del periodo fiscal correspondiente a 2020, las cuales debieron aplicarse entre el 1 de julio y el 30 de septiembre pasados, pero hasta la fecha, no existe un avance en las mismas. De este modo, permite que las autoridades del Ayuntamiento se laven las manos y, por instrucciones del actual alcalde, justifiquen la inacción en contra de Alexander Zetina.

Mismo caso con el expresidente municipal de Cozumel, Pedro Joaquín Delbouis, a quien aplicó una escueta revisión de cuentas, que para nada refleja el grado del saqueo en el que incurrió el priista. Uno de los gastos más escandalosos, pero que nunca fueron sometidos a revisión es el que se destinó a los carnavales, que en 2019 fue de 28 millones 249 mil 460 pesos.

Y qué decir del desacato en el que incurrió su titular, Palacios Herrera, a quien el gobernador Carlos Joaquín González le ordenó públicamente revisar las finanzas del Congreso del Estado, luego de que Sol Quintana Roo desvelara que María Victoria Martínez Hernández, quien funge como secretaria, percibe un sueldo de más de 20 millones de pesos. No obstante, la complicidad del auditor hace que hasta la fecha esta petición siga sin ser atendida.

Deja una respuesta

Botón volver arriba