APROVECHAN OSCURIDAD

*Con la finalidad de minimizar las quejas respecto al servicio de alumbrado público, el municipio de Benito Juárez entregó un contrato por más de 9 millones de pesos a una empresa con poca información disponible

*El proveedor seleccionado fue la compañía “Comercializadora de materiales para la construcción CADA, S.A. de C.V.”, representada por Claudia Iveth Paniagua Castillejos, quien no cuenta con algún otro contrato dentro de la PNT

*A pesar de tener establecido un plazo de ejecución del 13 de junio al 10 de septiembre de 2022, hasta la fecha las calles y avenidas mencionadas en el contrato siguen sin el servicio de alumbrado público

Redacción/Sol Quintana Roo

Cancún.- Con la finalidad de minimizar las recientes quejas por parte de la ciudadanía respecto al servicio de alumbrado público, el municipio de Benito Juárez entregó un contrato por más de 9 millones de pesos a una empresa sin información de haber realizado obras similares antes.

Así quedó demostrado en el contrato de obra pública con número MBJ-DGOP-(33)-07-2022, el cual fue celebrado por el municipio de Benito Juárez representado por Julio César Zaldívar Pérez, en su carácter de director general de Obras Públicas; y Marcelo José Guzmán, tesorero municipal; y la empresa denominada “Comercializadora de materiales para la construcción CADA, S.A. de C.V.”, representada por Claudia Iveth Paniagua Castillejos, apoderada general.

La obra consistía en la “Construcción de Red de Alumbrado Público en el Municipio de Benito Juárez, localidad Cancún, Quintana Roo, Avenidas Lak’in y Palma Real”, ubicada en: Av. Lak’in entre Av. Chetumal y Av. José López Portillo, municipio de Benito Juárez.

El monto total de la obra objeto fue de 9 millones 136 mil 624.56 pesos, ya con el 16% de IVA incluido. Mientras que, para la ejecución de los trabajos se estableció un plazo de ejecución de 90 días naturales, a iniciar el 13 de junio de 2022 y a concluir el 10 de septiembre del mismo año.

Al buscar información al respecto del proveedor, esta es muy escasa, ya que dentro del Registro Público de Comercio (RPC) no se menciona el nombre de los socios pertenecientes a la empresa “Comercializadora de materiales para la construcción CADA”, salvo que tiene su domicilio en Cancún, Benito Juárez.

La cual fue constituida el 2 de junio de 2015, así como información de movimientos internos, en donde han existido varios nombramientos y revocaciones de poderes al interior de la misma.

La última actualización fue realizada el 30 de enero de 2020, cuando se revocó a Tatiana Gutiérrez Ciro como administrador único, y se nombró en su lugar a José Grimaldo Navarrete y a Claudia Iveth Paniagua Castillejos, quien aparece en el contrato con el municipio de Benito Juárez.

De los dos mencionados, únicamente Paniagua Castillejos figura dentro del padrón de Proveedores y Contratistas del municipio, en representación de la empresa ya mencionada, la cual tiene diversos giros como: Arrendamiento, construcción, mantenimiento, servicios básicos y compra-venta de equipo y maquinaria industrial.

De igual forma, dentro de la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT) no existe algún otro contrato adjudicado que demuestre la experiencia del proveedor, ni dentro del municipio de Benito Juárez ni en alguna otra parte del Estado, motivo que llama la atención por el contrato millonario que le fue entregado por parte del director general de Obras Públicas y el tesorero municipal.

Sin embargo, el acuerdo fue pactado el nueve de junio de este año, y a pesar de tener establecido dentro del mismo un plazo de ejecución, dicha empresa no ha cumplido con los trabajos asignados, señalando que recibió un 30% de adelanto para darles inicio.

Ya que, para el 4 de julio de 2022, mostraba este avance financiero correspondiente al 30%, pero el avance físico únicamente era del 2%; motivo que en definitiva demuestra la nula capacidad para trabajar por parte de la constructora, y por parte de las autoridades, las cuales tendrían que velar por la entrega de los trabajos en tiempo y forma, o aplicar las sanciones correspondientes.

En un trabajo de campo de Sol Quintana Roo, se pudo constatar que hasta la fecha, ya rebasado el plazo de finalización, el servicio de alumbrado público sigue sin funcionar sobre las calles y avenidas mencionadas en el contrato, ya que se aprecian las luminarias colocadas, pero aún están en obras y permanecen apagadas, manteniendo en la oscuridad a los pobladores.

Estos últimos afirman sentirse más inseguros ante las condiciones en que se encuentran las calles, puesto que actualmente Cancún ocupa el primer lugar en violencia del Estado, y los criminales aprovechan las ventajas que les proporciona la falta de alumbrado para ejecutar sus actos en contra de la ciudadanía, mientras los funcionarios entregan millones de pesos en obras ineficientes para proveedores inexpertos.

Deja una respuesta

Botón volver arriba