ALUMBRADO INEFICIENTE

*Durante su corto período como presidenta municipal, Romalda Dzul Caamal atendió a su manera la deficiencia en el alumbrado público de la zona, el cual abordó haciendo caso omiso a los problemas críticos, sólo para aprovecharse de más de dos millones de pesos

*Recurrió a la empresa Constructora Rival S.A. de C.V., acreedora del contrato para la ampliación de energía eléctrica en la localidad de Chanchén primero y la localidad de Macario Gómez de Tulum

*El único problema fue que este proyecto se le entregó a una empresa que se especializa en la construcción de banquetas, en lugar de habérselo dado a una especializada en energía eléctrica

Redacción/Sol Quintana Roo

Tulum. – Durante su corto período como presidenta municipal de Tulum, Romalda Dzul Caamal atendió a su manera la deficiencia en el alumbrado público de la zona, el cual abordó haciendo caso omiso a los problemas críticos, sólo para aprovecharse de más de dos millones de pesos.

Para esto, recurrió a la empresa Constructora Rival S.A. de C.V., acreedora del contrato con número de identificación HAT/DGOYSPM/COPLP/023/FISMDT/2016, el cual consistió en la ampliación de energía eléctrica en la localidad de Chanchen primero y la localidad de Macario Gómez del municipio de Tulum.

Por este servicio, la empresa, que declaró tener solvencia económica para ser la acreedora del servicio, recibió una suma total de $2,188,120.45 (dos millones ciento ochenta y ocho mil ciento veinte pesos con 45/100 M.N.), con un anticipo de $218,812.05 (doscientos dieciocho mil ochocientos doce pesos 05/100 M.N.).

El único problema fue que este proyecto se le entregó a una empresa que se especializa en la construcción de banquetas, en lugar de habérselo dado a una especializada en energía eléctrica. Este hecho delata la poca atención con la que Romalda Dzul abordó las necesidades del municipio de Tulum.

Además, la empresa Constructora Rival S.A de C.V., que fue inscrita en Mérida, Yucatán, y tiene como socio a Miguel Ángel Valencia Castillo, actualmente se encuentra en estatus de “Anotación de Embargo” en los datos del Registro Público de Comercio, en otras palabras, retención preventiva. Al parecer, esta empresa sólo se activa cuando se le necesita.

Entre otro de los actos por parte de la exalcaldesa de Tulum, está la disposición de 99 millones de pesos del Fondos de Inversión, del cual no se sabe exactamente en qué obras se aplicaron.

En su sexenio 2012-2018, declaró modificar el programa operativo anual para el ejercicio fiscal 2017 en el municipio de Tulum; sin embargo, los resultados de dichas modificaciones nunca llegaron.

Y es que dentro de este programa existen fondos de inversión, los cuales sirven para cubrir las necesidades sociales relacionadas con la educación, salud, infraestructura social, seguridad pública, entre otras, todas en beneficio del ayuntamiento.

Todos estos programas son recursos que se reciben para invertir en las necesidades del municipio, como construcciones, rehabilitaciones, reparaciones, mantenimientos, compras, servicios, etc.

Entonces, durante la gestión de la hermana del finado Jefe Maya, el total que se le aprobó fue de 99 millones 940 mil 152.22 pesos; no obstante, dicho dinero nunca se utilizó, ya que, de acuerdo con el resumen de fondos de inversión del 2017, el monto ejecutado fue de cero pesos.

Es de resaltar que, de acuerdo con este mismo documento transparentado por el ayuntamiento de Tulum, las obras que se programaron a realizar con este millonario presupuesto fueron un total de 30; sin embargo, las transparentadas fueron solo 6.

Además, dichas artimañas fueron solapadas por su –en ese entonces– directora de planeación, Elsy Pinkney Toledano, y su también entonces tesorero Santiago Pech, siendo este último vinculado a proceso junto con la exalcaldesa Romalda Dzul por uso ilícito de atribuciones en agravio de Tulum.

Deja un comentario

Botón volver arriba