Alcalde de Zapotitlán, prófugo de la justicia por asesinato

De acuerdo con el gobierno de Puebla, el alcalde de Zapotitlán de Méndez, Emiliano Vázquez Bonilla, se encuentra prófugo de la justicia, luego de que fuera señalado del asesinato de un escolta del ahora alcalde electo Salvador Tino Martínez

Corresponsalías Nacionales/Grupo Sol Corporativo

Zapotitlán de Méndez, Puebla. – Desde que se dio a conocer que Emiliano Vázquez Bonilla, alcalde de Zapotitlán de Méndez, es investigado por su presunta participación en un homicidio, autoridades de Puebla han intentado establecer contacto con el edil, pero hasta el momento no ha sido localizado.

El secretario de Gobernación de Puebla, Javier Aquino Limón, fue interrogado en la tarde del martes por el caso del presidente municipal, quien es señalado por su presunto involucramiento en el asesinato de Ramón Malagón, quien se desempeñaba como chofer y escolta del ahora alcalde electo por el Partido del Trabajo (PT), Salvador Tino Martínez.

Ante los cuestionamientos sobre el paradero del alcalde, Aquino Limón indicó que han buscado comunicarse con él a través de terceras personas para que atienda la investigación que pesa en su contra. Sin embargo, señaló que no han podido dar con su ubicación.

“A través de la dirección de Gobierno hemos buscado tener contacto con él porque necesitamos también tener claridad en el Cabildo, en lo que suceda (…) Hemos hecho la invitación a través de terceras personas para que resuelva su situación del Ayuntamiento y después actúe en relación a su investigación penal”, sostuvo Aquino ante medios locales.

Emiliano Vázquez es investigado por el homicidio de Ramón Malagón, registrado el 1° de junio, luego de que simpatizantes del PT y Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) se vieran implicados en una confrontación.

De acuerdo con una serie de videos difundida por Proceso, Emiliano Vázquez fue visto a las orillas del río Zempoala, donde se presume que la víctima fue ejecutada. Junto a otras ocho personas, incluido su hermano Higinio Vázquez, el alcalde trasladó el cuerpo a otro lugar, para posteriormente “sacarlo por las escalinatas de un hotel llamado La Roca”.

Previo a las declaraciones de Aquino Limón sobre la investigación contra Emiliano Vázquez, la casa de la activista María Guadalupe Rivera fue incendiada; se presume que se trató de un acto provocado en el que también es señalado el alcalde.

Salir de la versión móvil