ALARMANTE EXPANSIÓN DEL CRIMEN

*La alianza del Cártel Jalisco Nueva Generación con Los Tequileros, otro cártel poderoso, para enfrentar a la Familia Michoacana, incrementó el nivel de violencia.

*En los municipios de San Rafael y Zirándaro, la Familia Michoacana mantienen un cerco y ejercen constante terror en contra de la población. Ni la presencia de la Guardia Nacional ha podido frenar la violencia.

Ricardo Ravelo | La Opinión de México | Sol Quintana Roo | Sol Yucatán | Sol Campeche

(Tercera de cuatro partes)

Guerrero.- Actualizado hasta el 2020, el mapa de ubicación de los grupos criminales da cuenta de la alarmante expansión del crimen organizado en Guerrero:

—El Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), encabezado por Nemesio Oseguera, opera en veinte municipios.

—La Familia Michoacana, dirigida por los hermanos Johnny y Alfredo Hurtado Olascoaga– éste conocido como “El Pez”— controla 17 demarcaciones.

—Guerreros Unidos, uno de los más violentos, también está inmerso en la disputa territorial. Este cártel lo encabeza Alfonso Deloya, “El Medusa”.

—En el mapa criminal guerrerense también destaca el Cártel de Los Granados, dirigidos por Rubén y Salvador Granados Vargas. Su territorio abarca varios municipios de Tierra Caliente.

—Los Rojos, el cártel que hasta 2018 dirigió Santiago Mazari, “El Carrete” —detenido hace un año y medio— opera en un radio de acción más amplio: Además de Guerrero, su presencia se extiende hasta Michoacán, Estado de México, Morelos y la Ciudad de México.

—El Cártel Independiente De Acapulco (CIDA), cuyo control es fuerte en las costas, está encabezado por Irving Macedo Acevedo.

El grupo criminal con más antigüedad es la organización Beltrán Leyva, cuyas operaciones en Guerrero se conocieron desde el año 2001, poco después de la fuga de Joaquín Guzmán Loera del penal de Puente Grande, Jalisco.

En aquel entonces, la organización era encabezada por los llamados Tres Caballeros —Arturo, Alfredo y Héctor—, quienes construyeron un imperio criminal cuya base de operaciones eran los Estados de Sinaloa y Sonora, cuyos tentáculos se extendieron hasta Guerrero, Morelos, Estado de México y Michoacán.

En 2004, cuando el alcalde de Acapulco era Félix Salgado Macedonio —actualmente senador de la República y candidato de Morena al gobierno de Guerrero pese a tener dos acusaciones por violación—, los hermanos Beltrán Leyva operaban en Acapulco. Su brazo derecho era Édgar Valdez Villarreal, “La Barbie” —actualmente preso en Estados Unidos bajo cargos de delincuencia organizada— y la principal guerra que enfrentaban por el control de la plaza era con Los Zetas.

Desde el 2020 la guerra entre cárteles se ha agudizado en Guerrero, sobre todo, después de que el Cártel Jalisco selló una alianza con Los Tequileros, otro cártel poderoso, para enfrentar a La Familia Michoacana.

De lo anterior da cuenta un video difundido en enero de 2020, en el que un sujeto identificado como “La Mula”, líder del cártel de Los Tequileros, lanzó una advertencia para La Familia Michoacana y anunció su alianza con la organización que encabeza Nemesio Oseguera, “El Mencho”.

En la grabación, que dura un par de minutos, a lo mucho, “La Mula” amenaza a uno de sus rivales, a quien llama “El Zarco”; también arremete contra “El Médico”, Francisco Maldonado Bustos, “Don José”, o gente de “El Pescado”, todos ellos relacionados con La Familia Michoacana.

Y es que La Familia Michoacana lucha por el control territorial, sobre todo en los municipios de San Rafael y Zirándaro, donde mantienen un cerco y ejercen constante terror en contra de la población. Esta zona está en disputa desde hace varios años entre La Familia Michoacana y el Cártel Jalisco. Ni la presencia de la Guardia Nacional ha podido frenar la violencia.

Deja un comentario

Botón volver arriba