AL DRENAJE LAS OBRAS PÚBLICAS 

*El “gran drenaje”, que representa las obras públicas para la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado, es sinónimo del desfalco del cual son cómplices funcionarios y empresarios, sin que existan organismos superiores que tomen en cuenta lo que sucede 

*La Planta de Tratamiento de Aguas Residuales “Primer Centenario de Chetumal”, ubicado en la colonia Nuevo Progreso, detrás del cementerio “Campos del Recuerdo”, fue el objeto perfecto para el desvío de 2 millones 621 mil 600 pesos 

*De acuerdo con el contrato CAPA-CAF-DRMYA-SE-23-2023, el proveedor Construcciones Alcobaraq, S.A. de C.V., localizado en Puebla, fue el ganador para la construcción de una barda perimetral, pero que, hasta octubre de 2023, no había avances visibles 

Redacción/Sol Quintana Roo 

Chetumal. – Sabiendo que la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) se encuentra prácticamente afuera de la ciudad capital y que es una zona de complicado acceso, por lo que es difícil constatar las obras que ahí se efectúan, se aprobó la construcción de una barda, que parece que tiene varillas de oro y cemento de plata. 

De acuerdo con las especificaciones de dicho proyecto, que fue presumido en las redes sociales de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA), la construcción de esta obra tiene como objetivo poner límites entre la planta y los terrenos aledaños. 

Pese a informarse de la edificación –porque prácticamente cualquiera puede ingresar, ya que los únicos límites son árboles y maleza–, lo cierto es que, hasta octubre de 2023, solamente se evidenció la construcción de la “barda perimetral”. 

Para este caso, se licitó el número de contrato CAPA-CAF-DRMYA-SE-23-2023, bajo el objeto de “Rehabilitación de la barda perimetral ubicada al oriente de la PTAR Centenario en la ciudad de Chetumal”, la cual inició el 10 julio de 2023. 

La conclusión del proyecto ocurrió apenas el 31 de diciembre, fecha en que se liquidaron un total de $2,621,600.00 (dos millones seiscientos veintiún mil seiscientos pesos 00/100 M.N.), que fueron erogados del presupuesto de la CAPA. 

El proveedor beneficiado fue Construcciones Alcobaraq, S.A. de C.V., de la cual es administrador Alejandro Alcocer Gutiérrez, quien instaló dicha empresa en la calle Azteca N.° 404 Bis 4, Colonia Momoxpan, Código Postal 72775, Santiago Momoxpan, San Pedro Cholula, Puebla, México. 

Curiosamente, el titular de este organismo público, Alberto Covarrubias Cortés, quien está a un paso de ser puesto en la “Alerta Amber”, pues está prácticamente desaparecido y no ejerce sus funciones, firmó y aprobó todo el proyecto. 

Por ello, una empresa foránea que ni siquiera conozca la orografía del municipio othonense es algo que debe investigarse, pues habiendo constructores locales, nadie hizo acto de presencia en esta obra.  

Además, dicho predio, nombrado como “Primer Centenario de Chetumal”, ubicado atrás del camposanto “Campos del Recuerdo”, en la colonia Nuevo Progreso, tiene los últimos asentamientos en ser establecidos en Chetumal. 

Hasta octubre de 2023, a exactamente la mitad del periodo válido para concluir el designio, ni siquiera había evidencias de algún muro levantado, tal y como lo demuestran las imágenes, que fueron capturadas tras un recorrido por la zona. 

El croquis y las fotografías aéreas evidencian que el terreno no cuenta con bardas perimetrales, únicamente con muros delanteros, donde se ubica la entrada y el nombre de la planta, pero a los costados, donde no hay calles pavimentadas, solamente de terracería, no hay nada. 

Por lo cual, cualquier extraño puede invadir el punto, de ahí la importancia de la edificación de la pared, pero si ni el mismo titular se interesa en sacar a flote este órgano regulador, menos los responsables de obras, por lo que es un “gran drenaje” donde se va el dinero. 

Deja un comentario